Publicado el

Propiedades de la vitamina K

Propiedades de la VITAMINA K

Funciones

Interviene en la coagulación sanguínea y en los distintos factores implicados en el proceso; si no tenemos suficiente vitamina K aumenta la predisposición a padecer una hemorragia, sangrados frecuentes de nariz, encías o hematomas.

También es necesaria en la formación de huesos y tejidos saludables. Además, su consumo adecuado se asocia a la prevención de problemas cardíacos, dado que activa la proteína que previene la formación de placas de calcio en las arterias manteniendo su elasticidad.

Tengamos en cuenta que cuando la ingesta no es óptima nuestro organismo utilizará la vitamina K para su función principal de supervivencia, es decir que priorizará la coagulación de la sangre; en tanto que pueden quedar desatendidos el mantenimiento óseo y cardiovascular. (1)

Esto se conoce como teoría del triaje la cual postula que algunas funciones de los micronutrientes (las aproximadamente 40 vitaminas, minerales, ácidos grasos y aminoácidos esenciales) se ven limitadas durante la escasez y que las funciones requeridas para la supervivencia a corto plazo serán prioritariamente contempladas sobre aquellas que son menos esenciales.

Presentación

La vitamina K al ser una vitamina liposoluble se absorbe gracias a la acción de las sales biliares y su eliminación también se realiza a través de las vías biliares, aunque pueden aparecer metabolitos en orina.

Para tipificar la vitamina K existen tres grupos: la K1, la K2 y la K3:

  • K1 o filoquinona, se encuentra en las verduras de hoja verde, supone del 70 al 90% de la vitamina K total.
  • K2 o menaquinona, se produce gracias a la flora intestinal y en alimentos fermentados; además de otros alimentos de origen animal como puede ser la carne o algunos quesos.
  • K3 o menadiona, es sintética; se conoce desde hace unos cien años y en aquellos estudios pioneros se observó que los animales que sufrían hemorragias tenían déficit de vitamina K.

Los estudios señalarían como más efectiva la vitamina K2 que la vitamina K1.

Fuentes

Las principales fuentes alimentarias de vitamina K son alimentos de origen vegetal como col, coliflor, judías verdes, guisantes, nabos, coles de Bruselas, espinacas, lechugas, etc.

Los alimentos de origen animal no contienen una elevada cantidad de vitamina K con excepción del hígado, huevos, quesos y algunos alimentos fermentados en donde la cantidad aportada tiene una gran variabilidad.

Precauciones

La vitamina K necesita la absorción de bilis y grasas para poder absorberse, además se almacena por poco tiempo en el hígado.

A pesar de ser una vitamina liposoluble, no se han descrito casos de toxicidad por sobredosificación por medios naturales, sin embargo es importante saber que si se está tomando anticoagulantes hay que tener cuidado con la cantidad de vitamina K que consume evaluando con su proveedor de salud los riesgos y beneficios.

Quienes padecen enfermedad de Crohn o intolerancia al gluten pueden padecer una carencia debido a los problemas de absorción en el intestino.

Recomendaciones

La ingesta recomendada según la RDA americana es de 90µg/día para las mujeres y 120 µg/día para los hombres, sin embargo en las ingestas recomendadas para la población española, se recomienda un aporte menor de 80 y 65 µg/día para hombres y mujeres respectivamente.

Pablo de la Iglesia

Publicado el

¡A la sana zanahoria! 🎤🎼


La zanahoria es la hortaliza con mayor aporte de vitaminas y minerales, y por ello se recomienda en recetas naturistas de todo tipo sin contraindicación alguna. ¿Lo sabías?

Por su riqueza en fósforo, el zumo de zanahoria es excelente como estimulante del sistema nervioso y como vigorizante de una mente cansada o estresada.

Casi todas las condiciones que afectan a la sangre (colesterol, triglicéridos, anemia, acidosis) se benefician del zumo de zanahoria. Lo mismo puede decirse de las afecciones de la piel y el cabello, esto se debe especialmente por su contenido en betacaroteno; está indicado en erupciones cutáneas, acné, psoriasis, debilidad del cabello, piel seca, etc. En estos casos también puede emplearse con suceso el zumo de zanahoria directamente en la parte afectada, recurriendo a topicaciones, emplastos o compresas.

Para el cuidado preventivo y terapéutico de la vista, se recomienda especialmente el zumo de zanahoria en combinación con el de arándano; el betacaroteno, los flavonoides y la sinergia de vitaminas y minerales que presenta esta fórmula es muy auspiciosa para ayudarnos a conservar nuestra buena visión hasta edad avanzada.

El zumo fresco también se recomienda en adolescentes cuando padecen un retardo en su desarrollo sexual, falta de menstruación en las mujeres, impotencia y esterilidad; en estos casos se recomienda un tratamiento prolongado.

Por la abundante presencia de potasio tiene un notable efecto curativo contra el reumatismo, la gota y la artritis; para potenciar su efecto, suelo recomendarlo en combinación con el consumo de unas cinco o siete semillas de lupines crudas y biológicas en ayunas.

Como antiséptico se puede tomar zumo sin restricciones, especialmente en las enfermedades infecciosas como tifoidea, tos convulsa, bronquitis, asma, gripe, etc.; en estos casos es recomendable adicionarle un poco de miel y zumo de limón.

El zumo crudo de zanahoria, tomando en ayunas, ayudará a eliminar las lombrices intestinales; personalmente me inclino a recomendar complementariamente cápsulas de ajo, semillas de calabaza y una dieta baja en glúcidos.

Antes de tomar una aspirina podemos pensarlo dos veces, puesto que estas tienen peligrosas contraindicaciones cuando podríamos recurrir al zumo de zanahoria; ¿y porqué zumo de zanahoria? Pues porque contiene gran cantidad de ácido acetilsalicílico, el principio activo de la aspirina común. Si le adicionamos un poquito de cilantro y jengibre, tenemos una excelente fórmula para calmar dolores e inflamaciones.

El zumo de zanahoria y col es ideal para alcalinizar y desintoxicar la sangre; puede utilizarse con éxito para el tratamiento de úlceras, acidez y coadyuvante en el tratamiento del cáncer.

Los ingredientes para esta bebida son:

* Dos zanahorias.
* Dos hojas de col.
* Una naranja.

Preparación: pasar todo por la licuadora y beber en el momento para que no pierda propiedades.

Para aquellos que padecen trastornos digestivos, hinchazón y flatulencias, se recomienda el zumo de zanahoria y piña; los ingredientes son:

* Media piña.
* Una o dos zanahorias.
* Miel o azúcar integral, una o dos cucharaditas.

Preparación: pelar la piña y las zanahorias; trocearlas y pasarlas por la licuadora. Endulzar y servir.

¿Piensa que le faltan nutrientes? Bien, le voy a facilitar la receta de una bomba nutritiva: zumo de brotes de alfalfa y zanahoria.


Ingredientes:

* Dos o tres cucharadas colmadas de brotes de alfalfa.
* Dos zanahorias grandes.
* Un limón
* 1/4 de cucharadita de sal marina, de los Andes o del Himalaya
* 1/8 de cucharadita de pimienta blanca molida

Preparación: lavar bien los brotes y las zanahorias; extraer con una licuadora el zumo de ambos ingredientes, agregarle el zumo de limón, la sal y la pimienta y beber a inmediatamente. Esta bebida puede reemplazar una comida si estamos a dieta.

También podemos tomarlo solo; una característica que destaca en el zumo de zanahoria es que puede mezclarse con el zumo de todas las frutas sin provocar fermentaciones.

Pablo de la Iglesia