Publicado el

Aceite de Oliva para el sistema nervioso

Aceite de Oliva para el sistema nervioso

Además de sus reconocidas propiedades cardioprotectoras, el aceite de oliva también es un aliado de la salud del sistema nervioso.

El aceite de oliva virgen extra contribuye al desarrollo y protección neuronal; el ácido oleico tiene propiedades como factor neurotrófico o neurotrofina, es decir posibilita que crezcan los axones y las dendritas (prolongaciones de las neuronas) permitiendo que las células nerviosas se pueden interconectar.

José María Medina, científico del Instituto de Neurociencias de Castilla y León (Incyl), experto que ha observado esta propiedad por primera vez, ha explicado:

«Las neuronas utilizan sustancias muy primitivas para comunicarse», sustancias como el ácido oleico, que «se encuentran en los vegetales desde hace millones de años y que permiten mandar una señal, una orden.»

Hay que señalar que, al menos lo que sabemos hasta ahora, el efecto de esta sustancia es limitado al desarrollo del sistema nervioso en los niños, el desarrollo de la barrera hematoencefálica parece ser un obstáculo para el ingreso de los principios activos del aceite de oliva; el investigador agrega:

«No podemos afirmar que por tomar ácido oleico mejore la salud de un adulto, pero sí que es importante que el niño y la madre que le alimenta a través de la leche materna tomen ácido oleico, porque va a favorecer su desarrollo intelectual.»

De acuerdo a un estudio publicado por expertos del Hospital Clinic de Barcelona, los alimentos ricos en polifenoles -como el aceite de oliva virgen extra- ayudan a evitar las enfermedades neurodegenerativas.

Aceite de oliva para prevenir el Alzheimer

La investigación publicada por el Journal of Alzheimer’s Disease relaciona el consumo de alimentos con polifenoles y sus niveles en la orina, con el desenvolvimiento de la memoria; ante estos nuevos datos, los investigadores del Clinic recomiendan generalizar el uso del AOVE en nuestras comidas, consumir entre cuatro y siete nueces diarias y beber dos copas de vino -que también son alimentos ricos en polifenoles-, en el caso de los hombres, y una en el de las mujeres cada día.

Otro estudio sobre el Alzheimer  fue llevado a cabo por científicos de la facultad de Medicina de la Universidad Temple (Filadelfia – USA); en el mismo se observa que el consumo de aceite de oliva reduce en ratones la formación de proteínas beta-amiloideas y de ovillos neurofibrilares, dos indicadores típicos de la enfermedad.

Domenico Praticò, uno de los investigadores que realizó este trabajo, dijo lo siguiente:

“Hicimos este estudio porque seguimos la literatura que ha mostrado que la gente que vive en la zona del mar Mediterráneo tiene una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares y de enfermedad de Alzheimer.”

“Lo que realmente hace una diferencia es que la gente de esa zona consume diariamente aceite de oliva extra virgen.”

Observaron que los ratones que habían consumido AOVE tenían un estado de su memoria hasta un 40 por ciento mejor que los del otro grupo; así mismo eran más rápidos para aprender y recordaban los detalles de las tareas, algo que no se daba en el grupo de control.

Luego observaron que los animales que consumieron aceite de oliva virgen extra presentaban una drástica reducción de proteínas beta-amiloideas y ovillos neurofibrilares, presentando estructuras cerebrales más limpias.

Los investigadores tienen la certeza que el AOVE puede utilizarse preventivamente, pero ahora trabajan con otros modelos para verificar si también actúa terapéuticamente cuando la enfermedad ya avanzó.

Fuente:

ACEITE DE OLIVA, el oro del mediterráneoUn libo de Pablo de la Iglesia
Adquiérelo en AMZN

Publicado el

¿La yerba mate previene el mal de Parkinson?

Una investigación cuyos resultados se conocieron en el año 2016, establece una relación inversamente proporcional entre el consumo de yerba mate y el mal de Parkinson.

El conocimiento sobre la enfermedad de Parkinson ha crecido enormemente. Hoy se sabe que además de los síntomas motores como rigidez, lentitud en los movimientos y/o temblor, pueden aparecer manifestaciones no motoras. Estas últimas pueden manifestarse como alteraciones en el sueño, humor, olfato, cognición, tracto digestivo y urinario, entre otras, y podrían presentarse incluso muchos años antes de la aparición de los síntomas motores”, explicó en su momento la Dra. Emilia Gatto, Jefa del Departamento de Enfermedades de Parkinson y Trastornos del Movimiento del Ineba (Instituto Neurológico de Buenos Aires).i

El mal de Parkinson en cifras:

– en Argentina afecta a cerca del 1,5% de las personas mayores de 65 años.
– en España afecta al 2% de las personas mayores de 65 años, similar a la media europea.
– en el resto del mundo, para la misma edad se calcula una incidencia promedio del 3%.

De acuerdo a la Federación Española de Parkinson, “algunos estudios citan como factor de riesgo el consumo continuado a lo largo de los años de agua de pozo o haber estado expuesto a pesticidas y herbicidas”ii; es necesario hacer esta aclaración porque en todo el mundo se vive una constante degradación de los alimentos y el medio ambiente por el uso extensivo de agroquímicos, lo cual -aunque es difícil establecer una relación exacta- impacta en la calidad de la yerba mate y otros alimentos. El sistema alimentario requiere una revisión completa a la luz de la ciencia y haciendo foco en la nutrición y la disposición de los alimentos de calidad sin el condicionamiento de los intereses especulativos que ponen por encima de todo la cantidad.

La Dra. Emilia Gato amplía: “Si bien los efectos saludables de la yerba mate son un tema de discusión, varios estudios han demostrado que puede estimular el sistema nervioso central debido a su contenido de cafeína. También cuenta con componentes antioxidantes y tiene cualidades hepatoprotectoras, diuréticas, antireumáticas, antitrombóticas y antiinflamatorias, entre otras”.

Sabemos lo importante que es mantener el equilibrio de la glucosa en la sangre para el buen funcionamiento del sistema nervioso en una persona saludable, mucho más aún en una persona que padece una enfermedad neurológica; digo esto porque es costumbre para muchas personas tomar mate con azúcar, lo cual sin lugar a dudas desbarata el potencial saludable que la infusión pueda tener. Para que la protección y el auspicio beneficioso no se limiten, no solo deberíamos tomar el mate sin azúcar sino también evitar los productos con azúcar añadido, jugos industriales, golosinas y toda la manufactura alimentaria refinada, optando por fuentes de hidratos de carbono integrales como los granos, los vegetales y las frutas.

También es frecuente que las personas reemplacen de buena fe el azúcar por edulcorantes artificiales, lo cual potencialmente es tanto o más nocivo que el azúcar. Hay evidencias que los edulcorantes alteran la microbiota intestinal generando desequilibrios en el metabolismo de la glucosa y predisponiendo a la diabetesiii; además, hay estudios que establecen un vínculo entre el mal estado de la microbiota y el desarrollo de mal de Parkinson y otras enfermedades neurológicas, del mismo modo que otros determinan el vínculo inverso entre la salud de la microbiota y los edulcorantes artificialesiv.

Finalmente, agregar que es muy común en las personas mayores “olvidarse” de tomar agua y padecer distintos grados de deshidratación; en estos casos, la costumbre de “matear” les ayudaría a rehidratarse al menos de manera parcial. También es conocida la relación entre la buena hidratación y el funcionamiento óptimo del sistema nervioso; es difícil cuantificar de manera objetiva hasta que punto la infusión de yerba mate ayuda por sus principios activos y cuando lo hace gracias al consumo de líquido. En todo caso, y visto lo dicho hasta aquí, tomar mate amargo o endulzado con hojas de stevia puede ser un buen hábito que idealmente debe acompañarse con tener presente beber una buena cantidad de vasos de agua pura.

Ver Mate verde ecológico (Anastore-UE) 

Ver Yerba mate orgánica (La esquina de las flores-Arg)

Ver Yerba orgánica con palo (La esquina de las flores-Arg)

Pablo de la Iglesia

Bibliografía
iParkinson: confirman los beneficios del mate. https://www.clarin.com/buena-vida/salud/Parkinson-confirman-beneficios-mate_0_Eyh_-FhRe.html. Clarín (06/04/2016)
ii¿Qué es el Parkinson? http://www.esparkinson.es/espacio-parkinson/conocer-la-enfermedad/
iiiLos edulcorantes artificiales podrían fomentar la diabetes, según un nuevo y polémico estudio. http://www.gutmicrobiotaforhealth.com/es/los-edulcorantes-artificiales-podrian-fomentar-la-diabetes-segun-un-nuevo-y-polemico-estudio/
ivArtificial sweeteners induce glucose intolerance by altering the gut microbiota. http://www.nature.com/nature/journal/vaop/ncurrent/full/nature13793.html