Publicado el

RESVERATROL, sus propiedades contra el cáncer

RESVERATROL contra el cáncer

Entre las múltiples propiedades del RESVERATROL, sus propiedades contra el cáncer es un aspecto a destacar.


Las voces son generadas con SPEECHELLO

RESVERATROL contra el cáncer

Una de las razones por las cuales el RESVERATROL aporta positivamente en la prevención y tratamiento del cáncer seguramente está relacionada a su poderoso efecto en la circulación, lo cual mejora la oxigenación y nutrición de las células y los tejidos. Otro aspecto que parece importante se vincula al hecho que mejora la actividad mitocondrial y esto no solo es un factor clave para la vitalidad del organismo, sino que también hay evidencias acumuladas de su trascendencia a la hora de resistir cualquier forma de cáncer. De acuerdo a la Dra. Esther Ibáñez, especialista en medicina integrativa con práctica en Barcelona:

La célula tumoral, debido a su alta replicación, necesita grandes cantidades de energía. La energía se produce en la mitocondria de la célula, pero las células tumorales no tienen suficiente energía para su alta replicación y necesitan activar la formación de energía en el citoplasma celular. El resveratrol induce el cambio al metabolismo mitocondrial y como este consume mucho oxígeno, produce muchos radicales libres que dañan la mitocondria, induciendo la apoptosis o muerte celular. Numerosos estudios sobre resveratrol han demostrado un gran potencial en el tratamiento de distintos tipos de cáncer, debido a su capacidad de afectar varias rutas moleculares.

El poder antiinflamatorio e inmunizante del RESVERATROL, agregaría más razones para confiar en este fitoquímico si se trata de prevenir o luchar contra el cáncer.

Complementos nutricionales

Los siguientes complementos nutricionales de RESVERATROL son sugeridos a modo de orientación y para que sirvan de referencia para adquirir productos de mejor calidad.

OPC DE UVA Y RESVERATROL

Marca: Anastore Origen Francia / Mercado Europeo Descripción: extracto seco de raíz de Polygonum de Japón titulado al 50% en resveratrol con un mínimo un 95% de polifenoles; cada dosis aporta 95 mg ofreciendo la máxima calidad. Más información

RESVERATROL SYNERGY

Marca: Super Smart Origen Francia / Mercado Europeo Descripción: poderoso antioxidante con una fuerte dosis de transresveratrol (de 500 mg de extracto de Polygonum cuspidatum estandarizado al 20% de transresveratrol) y una serie de nutrientes sinérgicos que hacen de este complemento nutricional uno de los mejores en su tipo; la protección sinérgica es brindada por fisetina, pterostilbeno, polidatina, quercetina, vitamina C, proantocianidinas. Más información

TRANS-RESVERATROL

Marca: Super Smart Origen Francia / Mercado Europeo Descripción: transresveratrol (extraído de 1.000 mg de Polygonum cuspidatum estandarizado al 20% de transresveratrol) Más información

En el mercado argentino podemos encontrar los siguientes productos basados en resveratrol y con una calidad competitiva:

Harina de vino

Otra opción para asegurarnos buenas dosis de RESVERATROL es la harina de vino, la cual es un residuo de la vinificación de la uva. En ella,  junto a otros fitoquímicos, destaca el RESVERATROL, aunque con menor concentración que en un complemento; como contrapartida, tiene la ventaja de sumar otros principios activos valiosos como el hierro, el potasio, los Omega 3 o el betacaroteno. La forma de consumirla es a razón de una o dos cucharadas de postre al día, incorporándola en jugos, licuados o ensaladas. Comparto una receta con harina de vino de mi buen amigo Pablo Martín para que te inspires:

Licuado con harina de vino

Ingredientes (para 2 vasos)

  • Mandarinas: 3
  • Peras maduras: 2
  • Agua filtrada: 1½ vasos
  • Miel: 1 cucharadita
  • Harina de vino: 2 cucharaditas

Procedimiento

Limpiar bien las frutas (se puede pelar o no la mandarina -si no es orgánica, mejor pelarla-),  cortarlas y colocar todos los ingredientes en la licuadora y procesarlos.

Tomar el licuado inmediatamente, pero ensalivando bien.

Personalmente yo evito la miel, con el dulce de la fruta me alcanza y evito elevar demasiado la carga glucémica del batido. ¡Pero esa es la idea! Ahora a poner a prueba la creatividad y hacer recetas propias.

ahhh, a propósito, si te gusta la cocina y quieres comer sano, te recomiendo estos cursos online de cocina saludable, basada en alimentos integrales y libres de gluten con el chef Pablo Martín:

POSTRES GLUTEN FREE DULCES Y VEGANOS

PREPARACIONES GLUTEN FREE & VEGANAS SALADAS

HAMBURGUESAS Y MILANESAS CONSCIENTES Y VEGANAS

Podemos adquirir  la harina de vino suelta o envasada, en dietéticas y almacenes naturistas. Una de mis vocaciones es buscar, investigar, probar y compartir sobre los complementos nutricionales de calidad; si has tenido experiencias con alguno de los mencionados, por favor cuéntamelo a través del formulario de contacto.

Otros aliados contra el cáncer

Si deseas trabajar tu estrategia de salud, ya sea en la prevención o el tratamiento coadyuvante del cáncer, con recursos naturales, los siguientes artículos también te serán de ayuda y orientación:

Si la medicina natural es tu vocación, no dejes de informarte nuestras ofertas de formación. ¡Qué estés bien!

Pablo de la Iglesia

Publicado el

Espárragos contra el cáncer

Espárragos contra el cáncer

Los espárragos son una rica fuente de glutation, un poderoso antioxidante intracelular que desempeña una activa función en la promoción de ciertas enzimas y en la destrucción de sustancias tóxicas que dañan los tejidos; en ese sentido, los espárragos son un elemento eficaz que suma en la lucha contra el cáncer.

En un artículo de Sonia Barahona en la revista DSalud, titulado Espárragos: antioxidantes y antitumorales, puede leerse:

El glutatión ayuda a afrontar el cáncer de tres formas: como preventivo, como herramienta terapéutica frente a las células tumorales y como adyuvante de los tratamientos convencionales al reducir sus efectos secundarios.

Como preventivo al neutralizar el efecto perjudicial de los radicales libres de origen endógeno derivados de la producción de energía y otras actividades metabólicas celulares pero, sobre todo, de los provocados por agresiones exógenas, la mala alimentación, los tóxicos ambientales, las radiaciones electromagnéticas, etc. (los radicales libres se consideran altamente cancerígenos). Sin olvidar que potencia el efecto antioxidante de las vitaminas C y E así como del selenio. Es más, no sólo previene la mutación del ADN celular sino que contribuye a reparar el ADN dañado.

En la fase activa del cáncer el glutatión también juega un papel importante por su influencia en el sistema inmune ya que está directamente involucrado en la réplica y crecimiento de los linfocitos T, glóbulos blancos básicos en el funcionamiento del sistema inmune. Está demostrado que niveles bajos de glutatión provocan una actividad inadecuada de las células T. Un estudio hecho en Japón con seis personas con hepatocarcinoma a las que se dio 5 gramos diarios de glutatión de forma oral finalizó con la regresión o estancamiento del crecimiento del tumor en tres pacientes. Otro tuvo una reducción del marcador tumoral alfa-fetoproteína de 496 a 5 y dos sobrevivieron un año. Hasta tal punto se considera importante que el área de quimioterapia del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos ha desarrollado medicamentos anticancerígenos como el NAC o N-acetilcisteina, fármaco destinado a elevar los niveles de glutatión en el organismo.

En todo caso, no es importante para nosotros saber si los espárragos son una solución milagrosa contra el cáncer, de hecho en la medicina natural no solemos ser favorables a las sugerencias basadas en un solo elemento sino más bien a la desintoxicación y restauración del equilibrio del estilo de vida. Simplemente nos complace reconocer algunas de sus propiedades y promovemos su incorporación consistente como parte de una estrategia integral que procura restaurar la salud.

Tienes autonomía para consumirlo cuanto lo desees sin importar que otro tratamiento hagas; de manera equivalente a otras frutas y verduras, los espárragos aportan muchos beneficios, especialmente en este caso sus propiedades depurativas estimuladas por su efecto diurético.

Por lo menos en primavera, ¡qué no falten espárragos en nuestra mesa!

Pablo de la Iglesia

Publicado el

CÚRCUMA, una opción contra el cáncer

CÚRCUMA, una opción contra el cáncer

La cúrcuma es una poderosa planta medicinal a la cual la investigación le atribuye propiedades preventivas y curativas contra la obesidad,  la diabetes tipo 2, la enfermedad inflamatoria del intestino, la osteoartritis, entre otras; también contra el cáncer.

Sus usos medicinales se remontan a por lo menos tres milenios atrás, aunque también se la ha utilizado como colorante para teñir las túnicas de los monjes budistas y la ropa de la alta sociedad en Oriente.

Partes utilizadas

Con fines gastronómicos y medicinales, se utiliza el rizoma; luego, como veremos con más detalle, las presentaciones medicinales también tienen características diferenciadas contemplando ciertas características para el rizoma fresco, el polvo seco o su extracto en diferentes concentraciones.

Anticancerígeno potente

En este artículo profundizaremos su capacidad para prevenir o como coadyuvante contra el cáncer.

Varias investigaciones de laboratorio aportan fuertes evidencias que la curcumina puede prevenir el cáncer, disminuir su diseminación, favorecer los resultados de la quimioterapia y proteger las células sanas del daño provocado por la radioterapia. ¡Si yo tuviera cáncer no esperaría que cada estudio por tipo y en humanos me confirmara los resultados! Bueno, en realidad no tengo cáncer y utilizo la cúrcuma y el extracto estandarizado de curcumina de manera más que generosa para cuidar y potenciar la salud.

En el año 2017, cita Antonio Muro en un reportaje para la revista Discovery Salud, “Eficacia de la curcumina en casos de cáncer”, el British Medical Journal (BMJ) se hizo eco del caso de una mujer, Dieneke Ferguson, con mieloma múltiple en estadio 3 diagnosticado en marzo del 2007; tras haberse sometido en vano a tres protocolos diferentes de quimioterapia, se negó a continuar con los tratamientos que le proponían los oncólogos y en su lugar, comenzó a ingerir únicamente curcumina y, a noviembre de 2019, llevaba ocho años de sobrevida contra todos los pronósticos.

Digamos que esta es una enfermedad que provoca deterioro progresivo y la mediana de supervivencia es de 5.2 años. No confundir con la “media de supervivencia”; en este caso se refiere al tiempo que pasa desde el diagnóstico o el principio del tratamiento de una enfermedad en el cual la mitad de los pacientes diagnosticados todavía están vivos. En un ensayo clínico, la mediana de supervivencia es una forma de medir la eficacia de un tratamiento nuevo.

En el citado reportaje, también se aclara que cuando a la paciente se le diagnosticó mieloma múltiple en fase III, su deterioro era importante, llegando a perder la memoria durante tres días y dos de sus vértebras colapsaron llevándole a perder siete centímetros de altura.

Uno de los firmantes de la publicación en el BMJ, Jamie Cavaghan, sostuvo:

“Cuando revisas su evolución no encuentras otra explicación para su recuperación, luego tiene que deberse a la curcumina.”

Digamos que, habiendo sido este uno de los artículos más leídos en una de las revistas médicas más importantes del mundo, el ensayo clínico solicitado por los firmantes aún no se ha llevado a cabo. Y es que las sustancias naturales no tienen padrino; y lo digo en todos los sentidos de la palabra.

Los investigadores Bharat B. Aggarwal, Anushree Kumar y Alok C. Bharti, del Centro de Cáncer MD Anderson de la Universidad de Texas, han publicado un trabajo en el año 2003 que da cuenta del poder de la curcumina contra el cáncer en diversos estudios.

En el mismo certifican el potencial anticancerígeno de la curcumina debido a su capacidad para suprimir la proliferación de una amplia variedad de células tumorales, su potencia antioxidante y antiinflamatoria; así mismo, evaluaron rigurosamente la seguridad de la curcumina en dosis de hasta diez gramos.

Cómo consumirla

En primer lugar, no hay límites para consumirla como ingrediente culinario; para que su principio activo más importante se haga notar en la sangre, se necesitan dosis de hasta diez gramos diarios, lo cual es bastante más de lo que suele consumirse.

Con fines terapéuticos, suele recurrirse al extracto de curcumina, el cual se presenta en diferentes concentraciones y potencias; mi consejo es consumirla de acuerdo a las indicaciones del prospecto si no contamos con asesoría profesional y si nos orienta un especialista, seguramente esta dosis podrá aumentarse sin problemas en la mayoría de los casos.

Por supuesto, como todos los alimentos, plantas medicinales y nutrientes, deben estar comprendidas en una estrategia integral de salud que contemple la nutrición, el contacto con la naturaleza, la actividad física y el equilibrio emocional.

Publicado el

Aceite de oliva contra el cáncer

Aceite de oliva contra el cáncer

El aceite de oliva combate el cáncer cuando este ha sido diagnosticado y ayuda a prevenirlo y conservar la salud en cualquier escenario.

Afirma el catedrático José María Medina:

“Está demostrado que el aceite de oliva retrasa el cáncer de mama, puesto que previene la aparición de este tumor aunque exista una predisposición a padecerlo.»

Oleocantal

El componente identificado como asesino de las células cancerosas es el oleocantal, un compuesto orgánico presente en el aceite de oliva virgen extra; se ha verificado en laboratorio que rompe las vesículas que almacenan los residuos de las células afectadas sin hacerlo con las que están sanas y esto en un tiempo tan corto como treinta minutos a una hora.

Se ha verificado que el oleocantal tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Los efectos antiinflamatorios son similares a los de los AINEs (Antiinflamatorios No Esteroideos) como el ibuprofeno -supresión, aunque no selectivamente, de la enzima ciclooxigenasa (COX)-; sin sus efectos secundarios, por supuesto.

El consumo a largo plazo de cantidades pequeñas del oleocantal del aceite de oliva también podría ser al menos uno de los factores auspiciosos de baja incidencia de padecimientos cardíacos asociados con la dieta mediterránea.

Ácido maslínico

En otra investigación llevada adelante por científicos del grupo Inmunobiología tumoral de la Universidad de Jaén (España) publicada en el 2015, un compuesto extraído del aceite de oliva virgen cuyo nombre es ácido maslínico, podría incidir positivamente en el sistema inmunológico, ayudándolo a combatir la inflamación de baja intensidad, proceso necesario en el desarrollo de tumores y otras enfermedades.

En concreto, han evaluado la incidencia del ácido maslínico sobre los macrófagos. Estas células inmunitarias se dividen en M1 (capaces de eliminar patógenos e inhibir tumores) y M2 (favorecen los procesos inflamatorios crónicos y la creación de nuevos capilares que podrían alimentar a las células tumorales).

José Juan Gaforio, responsable del proyecto e investigador de la Universidad de Jaén, explica lo siguiente:

“Esta capacidad resulta fundamental, por ejemplo, para que una herida se cierre. Sin embargo, en células de cáncer provocan efectos adversos como la generación de nuevos tejidos tumorales. De esta forma, en procesos inflamatorios crónicos, lo interesante es potenciar los M1 e inhibir la acción de los M2. Eso es justo lo que hace el ácido maslínico.”

Otro trabajo de la Universidad de Granada, en colaboración con las universidades de Barcelona y Jaén, ha verificado el potencial anticancerígeno del ácido maslínico contra las células de adenocarcinoma de colon; el grupo de trabajo continúa investigando para encontrarle más aplicaciones anti-proliferativas, anti-cancerígenas y anti-angiogénicas. ¡Sin embargo nosotros no tenemos porqué esperar para enriquecer nuestra alimentación con buenos aceites de oliva virgen extra!

Ácido oleico

El ácido oleico (omega 9) presente en el aceite de oliva también disminuye los niveles de expresión de un oncogén llamado HER2/neu; cuando los niveles de expresión de HER2/neu son altos el escenario se complica más. Estos oncogenes están presentes en la quinta parte de las pacientes con cáncer de mama e índica que el tumor es más agresivo.

También se ha observado que potencia algunos tratamientos farmacológicos. El ácido oleico aumenta la eficacia del trastuzumab (Herceptin), un tratamiento con anticuerpos monoclonales que tiene como blanco el gen HER2/neu; hace lo propio con otro fármaco ampliamente usado en el cáncer de mama y ovario: el paclitaxel.

Mejor que el diagnóstico precoz

Otros datos auspiciosos que se desprenden del estudio PREDIMED señalan que cuando la alimentación incluye aceite de oliva virgen extra tiene el potencial estadístico de reducir el desarrollo de tumores de próstata, colon e intestino entre un 8% y un 10%, y hasta un 15% en el caso del cáncer de mama; contrastando con la aplicación de medidas de diagnóstico precoz, el impacto es notable dado que estas «sólo» disminuyen la incidencia de la enfermedad en un 3%. ¡Prevenir es mejor que curar, sin duda!

Pero en el caso de un diagnóstico concreto, el aceite de oliva también debe sumarse a nuestra batería de recursos para expresar una estrategia potente.

Consideremos que el aceite de oliva es solo uno de los poderosos elementos preventivos y curativos que podemos utilizar para prevenir y combatir el cáncer; ¡la medicina natural aporta mucho más!

Si deseas profundizar en tus conocimientos en la materia, también te recomiendo el siguiente artículo acerca de otro súperalimento para estimular la inmunidad natural:

Ajo: prevención y alivio del cáncer

¡Qué estés bien!

Pablo de la Iglesia

 

Publicado el

¡Aprovecha el hueso del aguacate!

Aguacate

El aguacate -o palta-, en otros tiempos tuvo mala fama por su contenido graso, sin embargo en las últimas dos o tres décadas hemos aprendido mucho sobre el metabolismo de los lípidos y hoy sabemos que es una fuente ¡deliciosa! de grasas saludables y valiosos antioxidantes; sin embargo, durante la mayor parte de nuestra vida hemos tirado su hueso porque desconocíamos el divino tesoro que esconde en su interior.

De acuerdo a varios trabajos de investigación, tiene una poderosa acción antioxidante debido a su riqueza en polifenoles; estos fitonutrientes también se presentan de manera concentrada en algunas frutas como las uvas o los berris, los vegetales frescos, frutos secos, té verde o el cacao amargo. Han demostrado en diferentes trabajos científicos actuar en un rango amplio de afecciones, ya sea en forma preventiva o terapéutica, y esto es porque actúan a nivel universal y básico en la protección de la integridad de la estructura celular.

En las plantas cumplen funciones defensivas contra virus, hongos y bacterias, mientras que en el cuerpo humano su alcance abarca la protección contra el cáncer, los daños de la radiación ultravioleta, los procesos inflamatorios, la demencia, las enfermedades cardiovasculares y los trastornos de la glucemia.

Aunque los polifenoles no son una solución a la diabetes, si constituyen un excelente complemento de un programa integral de salud como el que proponemos junto a Pablo Martín en el libro «Detené la diabetes» (Grijalbo). Ante todo debemos procurar una alimentación basada en alimentos ricos en fibra, con fuerte carga enzimática y con excelente calidad nutritiva para favorecer los procesos detox del organismo, la oxigenación de los tejidos y una puesta a punto metabólica; luego, un buen programa de alimentos y complementos nutricionales ricos en polifenoles, harán la diferencia a largo plazo.

Para enriquecer nuestra alimentación con estas valiosas sustancias, podemos recurrir también a la incorporación de una o dos cucharaditas diarias de polvo de hueso de aguacate en nuestros caldos, sopas, ensaladas o smothies; en este vídeo vemos de manera práctica como preparar el hueso del aguacate para aprovecharlo al máximo:

Otros súper alimentos y complementos de referencia ricos en polifenoles:

¡Qué estés bien!  😉

Pablo de la Iglesia