Publicado el

¿Alergias? ¿Asma? ¿Dolores? ¡¡¡Agua!!!

¡AGUA! Mínimo 8 vasos cuándo estamos bien; pero cuando padecemos alguno de estos problemas vinculados con el exceso de histamina, aumentamos hasta que notemos mejoría hasta incluso el doble; salvo una contraindicación específica como insuficiencia renal, nadie tendrá problemas por una sobrehidratación durante uno o dos días.

Una vez que experimentamos la diferencia entre lo que sentimos al estar correctamente hidratados y lo contrastamos con un estado de deshidratación, naturalmente desarrollaremos la sensibilidad para reaccionar y prevenir otros episodios; por supuesto, si al cabo de unos días, no podemos controlar la situación normalizando la hidratación de nuestro cuerpo, el tema puede deberse a otro problema que requiera atención profesional. ¡Pero primero lo primero!

Ten en cuenta que la mayoría de los problemas de salud se previenen, mejoran e incluso se curan, simplemente tomando más agua. ¡Agua! ¡AGUA!

Nos vemos después de unos cuantos vasos de agua 🙂

Pablo de la Iglesia