Publicado el

Aceite esencial de abeto balsámico

El aceite esencial de abeto balsámico, cuyo nombre científico es Abies balsamea, tiene las siguientes propiedades generales:

  • antiséptico de las vías respiratorias y el ambiente
  • inmunoestimulante
  • antiespasmódico
  • digestivo
  • antiálgico
  • tónico y estimulante general
  • rubefaciente
  • cicatrizante

Como tal está indicado como tratamiento coadyuvante en las siguientes afecciones físicas:

  • resfriados, gripes, tos, asma, sinusitis, rinitis.
  • artritis, contracturas, traumatismos, dolor muscular, neuralgias.
  • fatiga, astenia, recuperación deportiva.
  • molestias gástricas, aerofagia.
  • infecciones de las vías urinarias.
  • heridas, cortes y úlceras cutáneas.

En el área emocional y espiritual puede ser de gran ayuda en los siguientes casos:

  • mejorar la resistencia al estrés y recuperación del mismo.
  • agotamiento mental y fatiga crónica.
  • aporte de fuerza vital en convalecencias y cuando se anticipa un desafío físico o emocional.
  • alivio del síndrome afectivo estacional(tristeza o melancolía propia del invierno por falta de exposición a la luz solar).
  • para ayudar a las personas que sufren miedo y timidez.
  • para favorecer el anclaje en el momento presente.

Moléculas aromáticas:

  • β-pineno, α-pineno
  • δ 3-careno
  • acetato de bornilo
  • limoneno

Parte destilada

  • agujas

Sugerencias de uso:

  • Difusor: 10 gotas de abeto balsámico + 10 gotas de esencia de naranja dulce; aplicar combinado o solo en difusor tres veces al día durante media hora.
  • Tópico: diluir con un aceite vegetal y aplicar en la ubicación deseada.
  • Dietética: diluir una gota de aceite esencial en una bebida de tu elección.
  • Difusor: coloca unas gotas en agua purificada dentro de un frasco con difusor y aplicar en las habitaciones y espacios.

Un punto a considerar es que el aceite esencial de abeto balsámico presenta unas propiedades terapéuticas confirmadas por la Comisión E, una comisión alemana que realiza investigaciones para determinar la eficacia de las plantes consideradas medicinales).

Precauciones:

  • Embarazadas y menores de tres años, consultar a un profesional.
  • Puede causar irritación cutánea.
  • Utilizar de acuerdo a las instrucciones de uso del fabricante.

Comprar en:

Anastore (Europa)

Tu taller natural (Europa) (*)

Pranarôm (Europa y Chile)

Chakra Profesional (Argentina) (*)

Esencias en Armonía (Mexico) (*)

(*) No los he probado pero tengo buenas referencias y la documentación disponible es mínimamente aceptable.

Pablo de la Iglesia

Este artículo es informativo y las sugerencias son una orientación general;
el uso que se le de a esta información es responsabilidad personal.
Aviso Legal y Condiciones Generales de Uso
Publicado el

Cura de Limones

Si estás pensando en hacer una cura de desintoxicación para mejorar tu salud, probablemente la cura de limones sea una buena opción para ti.

La cura de limones está indicada en casos de:

* Gota
* Artritis
* Cálculos renales
* Efecto remineralizante
* Pérdida de peso
* Colesterol y triglicéridos
* Aportar alcalinidad y oxigenación a tus tejidos

Es habitual que los especialistas en medicina natural recomienden al menos dos curas depurativas al año, normalmente en primavera y otoño, con objeto de mantener al cuerpo en las mejores condiciones, prevenir enfermedades y facilitar su curación.

También es efectiva para corregir trastornos circulatorios, especialmente en personas mayores; en este caso, siempre debe hacerse bajo supervisión médica.

Como advertencia general es importante resaltar que la cura de limones es muy poderosa y no debe repetirse sin una supervisión profesional; es muy poco habitual que un terapeuta recomiende otra cura sin dejar pasar al menos algunas semanas. Como indicación general, una cura al año es suficiente.

Procedimiento

* El primer día se bebe en ayunas el zumo de un limón diluido en agua.

* El segundo día, se bebe el zumo de un limón en ayunas y se incorpora otro antes de almorzar.

* El tercer día, se hace lo propio y se incorpora el zumo de un limón por la tarde, siempre antes de comer.

* El cuarto día, repetimos el procedimiento, más el zumo de un limón antes de la cena.

* Al quinto día continuamos aumentando con dos zumos en ayunas, en lugar de uno; y así sucesivamente hasta alcanzar 7 o 9 limones.

* Una vez alcanzada esta cifra, comenzamos a descender con el mismo ritmo hasta alcanzar el consumo de un limón.

* Una vez concluida la cura, es imprescindible descansar antes de emprender otra. La “Cura de Limones” debe estar siempre supervisada por un terapeuta.

* Los zumos se pueden ir aumentando tal como aquí es indicado, o bien, día por medio.

Una variante consiste en tomar el jugo de un limón los tres primeros días de la cura depurativa, un rato antes de las comidas; durante los siguientes tres días, beber el jugo de dos limones de la misma manera; continuar aumentando la cantidad de limones cada tres días mientras el organismo lo asimile bien.

Nunca debemos excedarnos de nueve limones diarios sin supervisión y de acuerdo al procedimiento indicado. Normalmente se estila beber el jugo de hasta siete a nueve limones por día, y en adelante se comienza a disminuir la cantidad de limones hasta llegar nuevamente a uno por día; si embargo, si estamos muy intoxicados y no hemos cuidado la alimentación, es recomendable empezar una alimentación más sana y frugal bebiendo abundante agua unos días antes para eliminar el grueso de las toxinas más superficiales de nuestros tejidos y reducir las molestias que puede ocasionar una crisis curativa.

Otra opción es reducir la cantidad de limones a un total de tres o cinco y empezar a descender; luego de un tiempo, puede repetirse aumentando la cantidad. sin orientación de un profesional formado en medicina natural, la cura de limones no debería hacerse más de dos o tres veces al año, aunque podría aumentarse en enfermedades que necesitan alcalinización, oxigenación y detox profundo de los tejidos como en el cáncer; el profesional lo irá regulando en función de la vitalidad disponible para que el cuerpo reaccione a un estímulo fuertemente depurativo.

Advertencia: esta cura requiere precauciones adicionales en personas con insuficiencia renal, anemia, descalcificación, niños, embarazadas y ancianos, quienes deben hacerla bajo supervisión.

Pablo de la Iglesia