Publicado el

Prevención y alivio natural del COVID-19

Prevención y tratamiento natural del COVID-19

Uno de los grandes aprendizajes sociales de esta experiencia es que, aquellos que desean aprender, están comprendiendo que el cuidado con estrategias naturales no solo es un valioso recurso para prevenir y aliviar el COVID-19, sino que también los mismos recursos y estrategias les serán útiles para prevenir todo tipo de infecciones, procesos inflamatorios, alteraciones inmunológicas y, lo que es más importante, crear bienestar.

Hipoxia silenciosa

Una de las características de las manifestaciones más graves del COVID-19 es que genera una hipoxia silenciosa, es decir que priva de oxígeno al paciente sin que la respiración se vea afectada, llegando a saturaciones del 70%.

Nuestra primera barrera de defensas es la práctica de ejercicios respiratorios frecuentes y cotidianos. Los tejidos bien oxigenados serán más resistentes a la colonización por parte de cualquier microorganismo, resistirán mejor en caso que ocurra y se recuperarán con más facilidad cuando sea necesario.

En este punto, a modo de prevención y tratamiento, el uso de dióxido de cloro es una alternativa de gran valor. Sobre este punto quisiera mencionar unas palabras del biólogo molecular Isidro Fuentes, quien en un reportaje reciente destacó sus potencialidades y resaltó que “al resolver tantas patologías va a simplificar todo y la propia gente podrá recuperarse de muchas afecciones”. El especialista destacó con qué simplicidad se formula la dosis que permite tanto el tratamiento como la profilaxis del COVID-19 y de tantas otras enfermedades; resaltó aquello que para muchos ya es obvio: existen muchos intereses económicos de por medio que impiden que se difunda la información.

También el ozono, ya sea saturando cuidadosamente la atmósfera siguiendo las instrucciones apropiadas para el uso de un ozonizador en el hogar, la oficina o la escuela, o como terapia médica.

No hay que olvidar ventilar bien nuestra casa y procurar evitar la formación de hongos que alteran la inmunidad; esta última, es una tarea en la que un buen ozonizador también será de utilidad.

A modo de orientación, comparto los siguientes recursos útiles:

# Mini generador de ozono: producto ideal para pequeñas habitaciones, autos, despensas.

# Solución de dióxido de cloro ANCEVIA: producto autorizado en Alemania para purificar el agua.

# La salud prohibida: libro de referencia de Andreas Kalcker.

Coagulación y respuesta inmune exagerada

Otro aspecto del desarrollo de la enfermedad cuando esta se agrava es que un número alto de pacientes sufren problemas de coagulación (por afectar a los endotelios) y una respuesta inmune exagerada (tormenta de citoquinas), escenarios que desembocan en embolias pulmonares, infartos, ictus, problemas hepáticos, de riñón, e incluso alteraciones en el sistema nervioso.

Aquí lo importante es incorporar sustancias naturales que favorezcan la correcta coagulación, ayuden a controlar los procesos inflamatorios y regulen la inmunidad.

No nos extenderemos aquí en las justificaciones teóricas que cada uno puede investigar si le interesa, sino que más bien apuntaremos a los aspectos prácticos. Entre los alimentos que nos resultan favorables para prevenir estos aspectos, destacamos ajo, cebolla, jengibre, cúrcuma y té verde.

A modo de prevención, podemos incorporar raciones normales de cada uno en nuestra alimentación diaria:

  • Uno o dos dientes de ajo crudo al día.
  • Una cebolla cruda al día, especialmente la morada.
  • Una cucharada de postre de jengibre al día.
  • Una cucharada de postre de cúrcuma al día.
  • Una o dos infusiones de té verde al día.

En el caso de padecer una infección, todas estas dosis pueden duplicarse sin riesgo, en especial si ya las veníamos consumiendo de antes. Así mismo, podemos recurrir a algunos complementos con estas sustancias, de tal forma de asegurarnos dosis estables y continuidad:

# Extracto de raíz de jengibre Solgar (Apto veganos)

# Perlas de aceite de ajo Solgar

# Cúrcuma en polvo de la Agricultura Biológica Anastore

# Biocurcumax (Anastore) 

# Curcumina + piperina Vegavero (Apto veganos)

Los aceites Omega 3 de origen marino, en forma de suplementos, constituyen un recurso puntero para regular la inmunidad, evitar la inflamación y prevenir el exceso de coagulación.

# Omega 3 de salmón salvaje Solgar

Grupos de riesgo

Para que esto se exprese de formas graves que pongan en riesgo la vida debe haber ciertas condiciones de debilidad inmunológica, procesos inflamatorios previos y deterioro general que se expresa claramente en los conocidos grupos de riesgo: personas mayores, pacientes con comorbilidad, diabéticos, obesos, hipertensos…

Todos estos escenarios pueden ser abordados con estrategias naturales, entre las cuales la más importante es la alimentación. El primer paso es optar por la comida real suprimiendo todos los alimentos ultraprocesados.

Una alimentación basada en alimentos frescos, vivos e integrales, especialmente vegetales frescos y frutos oleaginosos frugalmente administrados, puede ser un gran paso para desintoxicarnos rápidamente.

En este sentido, los programas alimentarios que propongo en Detené la diabetes y Puesta a punto, son especialmente indicados para todo el mundo.

Estimular las defensas

Otros nutrientes fundamentales para estimular la inmunidad natural son magnesio, zinc, vitamina D, quercetina, reishi, equinácea, etc.

Algunos buenos complementos que satisfacen total o parcialmente estas necesidades son:

# Inmuno Pro Complex Vegavero

# Equinacea purpurea y angustifolia Anastore

# Vitamina D3 Anastore

# Redox Anastore

Es importante contar con el asesoramiento de un profesional de la salud; este material está destinado a informar
para que cada uno pueda tomar mejores decisiones sobre su salud junto a los profesionales competentes.

Pablo de la Iglesia
Mentor del Diplomado en Coaching Nutricional

print