Publicado el

Mantener la chispa encendida

Las enzimas son como la chispa que enciende el motor, realmente son una especie de ‘soplo divino’ nutritivo; son moléculas proteicas portadoras de un factor energético que contribuyen a la digestión, a la transformación de los alimentos en nutrientes básicos, a reparar los tejidos, la absorción de oxígeno, la producción de energía, la eliminación de toxinas, la regulación hormonal y una multitud de procesos fisiológicos para los cuales son esenciales y sin su intervención la vida no sería posible.

Actualmente hay alrededor de tres mil enzimas identificadas pero los especialistas especulan que pueden ser más de cincuenta mil. Realmente al tomar consciencia de cosas como esta, me llama poderosamente la atención como muchos profesionales e investigadores en el campo de la salud hablan de los hechos conocidos como si se acercaran a un escenario definitivo, ¡cuando en realidad está todo por descubrirse!

Siempre insisto, la prudencia y una selección lo más natural posible de los alimentos, son nuestros mejores consejeros. Lo que si sabemos en este punto es que las enzimas son sensibles al calor y cuando la cocción se eleva por encima de los 42ºC, empiezan a perder su funcionalidad.

Razón por la cual, desde las diferentes escuelas de la medicina natural, insistimos en la importancia de asegurarnos una buena carga de frutas y verduras crudas, semillas germinadas o activadas y alimentos naturalmente fermentados. En el caso de las frutas y verduras, hay un amplio consenso que -por lo menos-, los alimentos crudos deben constituir el 50% de nuestra ingesta total. Esto no es tan complicado de conseguir si comenzamos el día desayunando frutas y -de acuerdo a la norma higienista no la mezclamos con otro alimento- esperamos al menos media hora para consumir otra cosa; luego, en el almuerzo y la cena incorporamos una buena ración de ensalada que represente una generosa porción del global; y finalmente en las meriendas y tentempies incorporamos frutos secos previamente activados o alguna bebida vegetal elaborada con ellos -leche de almendras, sésamo, nueces…-.

Realmente hasta el más acérrimo consumidor de la dieta típica occidental, sentirá satisfacción si sigue este patrón y, como mínimo, incorporará más alimentos saludables y comida de verdad restando protagonismo a otras opciones refinadas e industrializadas que tienen muchos aditivos como colorantes, conservantes o edulcorantes y pocas vitaminas, minerales y enzimas que tanto bien nos hacen.

Pablo de la Iglesia

Publicado el

Los beneficios de la ASTAXANTINA

Se trata de un carotenoide y, de manera similar a otros carotenoides, es un pigmento liposoluble coloreado. Etimológicamente xantina significa “hoja amarilla” y el prefijo asta, del griego, cangrejo; esto es así porqué originalmente se extrajo de una variedad de cangrejo de río, pero también se encuentra en microalgas (Haematococcus pluvialis), levaduras (Xanthophyllomyces dendrorhous), salmón rojo y rosado, trucha, crustáceos (Pandalus borealis, krill) y plumas de algunas aves.

Es considerado un potente antioxidante -entre 10 y 100 veces más que otros carotenoides-, por muchos considerado “el antioxidante del Siglo XXI” y hay que señalar que, a diferencia de otros carotenoides -el beta-caroteno, por ejemplo-, no se transforma en vitamina A -la cual de todas formas puede obtenerse de alimentos de origen animal o a través de su precursor mencionado presente en frutas y verduras de forma abundante-.

También se ha observado que este micronutriente es un poderoso antiinflamatorio e inmunoregulador que ayuda de manera significativa a proteger las neuronas de su deterioro y de esta manera ayudar a prevenir enfermedades como el mal de Parkinson, el Alzheimer y otras formas degenerativas del sistema nervioso.

En su calidad de antiinflamatorio, ha demostrado ser de utilidad en casos de artritis, dolores musculares y enfermedades cardiovasculares; en este caso mi fuente preferida es el aceite de kril, rico en ácidos grasos esenciales de la familia Omega 3, los cuales cumplen una función nutricional sinérgica con la astaxantina.

Su efecto preventivo en la integridad del sistema cardiovascular no solo se debe a su efecto antiinflamatorio, sino también a que mantiene la fluidez sanguínea y ayuda a regular los niveles de colesterol. Y, entre otros beneficios relativos a este punto, aquí se ha observado que también brinda un soporte notable en la protección de la retina y al mantenimiento de la salud visual, tanto como a los delicados tejidos renales cuando estos están sometidos a un estrés inflamatorio por carga tóxica o enfermedades autoinmunes.

Seguramente su uso más extendido es aquel cuyo propósito es proteger a los ojos de la degeneración que deriva en cataratas, degeneración macular y ceguera; en algún grado, este beneficio se debe a que la astaxantina neutraliza los efectos negativos de la luz solar. Y a propósito me permito reflexionar que, gran parte de los potenciales daños que esta produce no se deben únicamente a la exposición inadecuada sino también a la falta de antioxidantes, ácidos grasos esenciales y otros nutrientes de valor que nos aportan resistencia, resiliencia e inmunidad saludable para hacerle frente a los estresores con que la vida nos desafía naturalmente para fortalecernos.

También fortalece otros mecanismos de la inmunidad natural, tales como favorecer el aumento en la producción de células T y de anticuerpos que se encargan de controlar los antígenos (sustancias externas a nuestro organismo que representan una amenaza) o la de enzimas como el superóxido dismutasa (SOD) y el glutatión, dos moléculas que también actúan como poderosos antioxidantes e inhabilitan sustancias tóxicas que ingresan a nuestro cuerpo. Así mismo, se ha observado que el número de células natural killer, linfocitos B y T aumentaron tras 8 semanas de suplementación con el nutriente.

Aunque sólo se ha verificado en estudios de laboratorio, la incorporación de astaxantina favorece una mejor respuesta frente a hiperglucemia y evita el fallo en las células beta pancreáticas encargadas de liberar insulina; de esta manera no solo se observa su efecto en la mejora y normalización de los niveles de glucosa e insulina, sino que también actúa protegiendo tejidos que en los diabéticos son expuestos a deterioro acelerado tales como la vista, el sistema nervioso, la red vascular o los riñones.

Complementariamente a esto que se ha dicho, también tiene probada actividad bacteriana frente a cepas como el Helicobacter Pylori que se encuentra en el tracto gastrointestinal de manera natural pero, ante un terreno orgánico desequilibrado por acidez, toxemia, alteraciones de la microflora beninga, etc., su población se vuelve nociva y produce irritación gástrica y úlceras; para estos casos, además de una alimentación detox, viva y alcalina, se recomienda combinar la astaxantina con otros recursos naturales de utilidad probada como la plata coloidal, el propóleo y/o el aloe vera.

La astaxantina puede utilizarse vía oral y tópica. En estudios donde se estableció esta sinergia se encontró que ayuda a suavizar arrugas, manchas de la edad y mantiene la humedad de la piel, tanto en mujeres como en hombres.

Se ha observado que favorece el rendimiento deportivo mejorando la resistencia física y los niveles de fatiga después del ejercicio; su efecto antioxidante y antiinflamtorio ayudaría a brindar mayor resiliencia frente a las exigencias de los atletas reduciendo la inflamación, el dolor y mejorando los tiempos de recuperación. Por estos y otros beneficios, la chlorella y el krill son suplementos que hacen una gran diferencia en los atletas.

Desde los años 90’s la demanda de astaxantina en complementos nutricionales se disparó tanto que el laboratorio Roche -proveedor global de este nutriente- no dió abasto con la producción obtenida de algas y buscó mecanismos de síntesis para abastecer la misma; por tal motivo, al adquirir un complemento nutricional de astaxantina debemos procurar que sea de algas y no de síntesis, ya que de esta forma es entre 20 y 50 veces más potente. En estos casos suele recomendarse una dosis de 2-4mg, aunque con frecuencia y para obtener mejores resultados se recomienda entre 5-10mg, siempre asociada a una comida que contenga lípidos (aceites, huevos, frutos secos, aguacate…)

La forma preferente de ingresar una dosis consistente de astaxantina de forma totalmente natural es la chlorella para los vegetarianos y los peces y mariscos que la contienen para quienes no lo son; por supuesto, el krill es un súper alimento de gran valor y el consumo de las cápsulas de su aceite hace una gran diferencia para el cuidado de la salud.

***

A modo de referencia dejamos algunos suplementos que sirvan de orientación en la adquisición de los mismos:
Organic Chlorella Powder Anastore (Unión Europea y venta por correo)
Organic Spiruline & Chlorella Anastore (Unión Europea y venta por correo)
Capskrill Framingham (Argentina)

Pablo de la Iglesia

Publicado el

Las frutas, esenciales para una “Puesta a Punto”

Es importante que comprendamos como actúan los alimentos para poder aprovechar mejor sus virtudes promotoras de una buena salud; esto es especialmente importante en las frutas.

Ante todo debemos decir que, potencialmente, las frutas son el alimento con menor densidad de sustancias que pueden volverse tóxicas en nuestro organismo y en tal sentido serán grandes aliadas a la hora de ayudarnos a prevenir las enfermedades cardíacas, la diabetes, el cáncer o los trastornos de la boca y el sistema digestivo.

La asociación entre el mayor consumo de frutas y verduras con los bajos índices de estas enfermedades y la prolongación de la vida están bien establecidos. Y aunque no está mal preocuparnos por tomar nuestra píldora multivitamínica, ya que no le negamos utilidad, debemos tener claro que nunca será un sustituto del mix integral que aportan las frutas y las verduras.

Un secreto sencillo para sacar provecho de las frutas es consumirlas de forma variada, de tal modo que nos aseguremos el aporte de la gran cantidad de nutrientes que tienen; no es necesario volverse un especialista y aprender qué aporta cada especie, simplemente procuremos ir rotando nuestras opciones por todo el espectro de colores.

Otro consejo habitual de las escuelas higienistas de la medicina natural, es evitar consumir las frutas junto con otros alimentos. Se aprovechan mejor ya que estas, a diferencia del resto de los productos cuya digestión comienza en el estómago, se digieren directamente en los intestinos. Cuando las consumimos combinadas con otros alimentos demorarán su paso por el tubo digestivo, comenzando procesos fermentativos en el estómago, perdiendo propiedades y entorpeciendo la óptima asimilación de nutrientes.

En torno a este tema hay muchas polémicas, pero no es de nuestro interés tomar partido en ellas. Simplemente experimenta y saca tus conclusiones. Durante diez días consume las frutas en ayunas, antes de las comidas o procura que alguna de tus colaciones sea exclusivamente a base de frutas.

Es posible adaptar esta costumbre a los gustos, las necesidades y el tipo de dieta, sin que sea necesario aplicar esta regla de manera estricta. Pero trata de experimentar su efecto durante algunos días y deja que la inteligencia de tu cuerpo recupere este recurso sanador para disponerlo cuando sea necesario.

Las frutas, generalmente solas o en combinación con los cereales y leches vegetales, conforman el núcleo de los desayunos y meriendas de las mesas naturistas. También en combinación con los frutos secos constituyen tentempiés para un “picoteo” saludable en cualquier momento.

Fuente: Puesta a Punto de Patricia Robiano y Pablo de la Iglesia (Ediciones Urano)
Puedes adquirir “Puesta a Punto” (Ediciones Urano) 📖 en todas las librerías argentinas o solicitarlo por correo en http://bit.ly/2bBkv55 / Formato Digital: MEXICO / ESPAÑA  / COLOMBIA / En AMAZON para todo el mundo: http://amzn.to/2gpJTwu

Publicado el

Frutarianismo, una variante del veganismo

No es mi intención promover una escuela de salud natural, sino más bien mostrar que hay opciones y que todos tenemos el desafío de encontrar nuestro propio camino, aquel que nos vuelve íntegros, felices y plenos.

Si buscamos entre los grandes atletas, encontraremos todo tipo de dietas exóticas. Por ejemplo, el nadador estadounidense Michael Phelps ha gando más medallas olímpicas que nadie y nos resultaría difícil entender como lo ha hecho: consume más de 8000 calorías por día. Y gran parte proviene de McDonald’s. ¡No te lo recomendaría jamás!

El atleta jamaiquino Usain Bolt, el más rápido de todos los tiempos, come batatas, batatas y más batatas, en todo tipo de preparaciones como estofados, sopas y pasteles; esta es su opción porque las batatas tienen altas cantidades de alcaloides y esteroides naturales que mejoran su rendimiento.¡Aquí me gusta más! Creo que puede ser un buen aprendizaje para atletas aficcionados y profesionales que buscan mejorar el rendimiento a través de una dieta equilibrada.

O el caso del maratonista Michael Arnstein que ha optado por un estilo de vida completamente frugívoro y en Estados Unidos es apodado “the fruitarian” pues se alimenta con frutas.

 

Entiendo que la mayoría de mis lectores esta no será una opción de vida pero sin duda podemos extraer una lección que podemos llevar a la práctica de manera ocasional durante uno o varios días para darle reposo fisiológico a nuestro organismo o desintoxicar nuestros tejidos con una monodieta de frutas.

Sobre el valor nutricional de las frutas, también puedes leer el siguiente artículo:

Frutas, ¡perfectas por naturaleza! / Más info: aquí

Pablo de la Iglesia

Publicado el

El poder de la música

¡Impresionante! En este extracto del documental Alive Inside podemos apreciar literalmente el poder de la música.

Henry era un anciano completamente deprimido y desapegado de la realidad y gracias a un pequeño iPod con su música favorita, experimenta un cambio impresionante.

¡No te lo pierdas y ten a mano este recurso sanador siempre!

Pablo de la Iglesia