Publicado el

Semillas para un mejor rendimiento deportivo

Frutos secos y semillas para un mejor rendimiento deportivo

Los frutos secos y las semillas son alimentos altamente energéticos que favorecen el rendimiento deportivo.

Definitivamente, el consumo de frutos secos y semillas, ayudan a diseñar un buen mix de nutrición para el deportista; su consumo regular le favorece en varios aspectos:

  • Potencia muscular.

  • Tónico del sistema nervioso.

  • Fortaleza ósea.

  • Protección cardiovascular.

  • Efecto antioxidante y antiinflamatorio.

  • Regulación de la glucemia.

Beneficios generales

Los puntos señalados son claves a la hora de fortalecer la actividad física en el corto y mediano plazo, y aún más importantes para mejorar el desempeño a largo plazo en la carrera deportiva profesional; este punto es muy importante justo hoy en día en que se busca prolongar la vida deportiva unos años más sin renunciar a variables como salud, bienestar y rendimiento.

El aporte consistente de calcio y magnesio altamente asimilables, serán claves para mejorar la respuesta del sistema nervioso, la resistencia ósea y articular o la respuesta muscular.

Destaca también el alto contenido de fibra presente en los frutos secos y las semillas; esto no solo favorece la regularidad intestinal sino que también ralentiza la absorción del azúcar, fundamental para un abastecimiento más regular y progresivo de energía.

Como bien sabemos, obtenemos energía con más facilidad de los carbohidratos pero un punto importante en el que se enfatiza hoy día es en mejorar los mecanismos internos para quemar lípidos con más eficiencia; esto es clave en la evolución del desempeño deportivo y es necesario trabajar en ello en forma constante para que funcione óptima y en progresión ascendente.

Algunos frutos y semillas, especialmente por su aporte de ácidos grasos esenciales de las familias Omega 3 y 6 -nueces, avellanas, pistachos, lino, chía- tienen propiedades antiiflamatorias; así ayudan a proteger y mantener las articulaciones, y los sistemas cardiovascular y neurológico; trabajar este punto desde etapas tempranas de la vida profesional del deportista es un factor auspicioso para prolongar la duración de la misma.

Por último, se trata de una de las claves saludables de las dietas hipercalóricas cuando es necesario ganar peso o volumen con salud.

El tema amerita seguir profundizando en las propiedades particulares de varias de ellas; tomemos para este artículo dos valiosas semillas que no son muy consideradas por los deportistas y más adelante seguiremos desplegando el tema con el abordaje de otras.

Chía y lino en el deporte

Una propiedad destacada de la chía es la dosis de energía suplementaria que aporta al organismo.

También tiene la propiedad de mejorar la eficiencia con la que se realiza la absorción de agua; al introducir chía en nuestra dieta cotidiana, la pérdida de fluidos se ralentiza y el cuerpo mantendrá su hidratación por más tiempo.

Además, ayuda a mantener una alta carga de carbohidratos; esto es de especial interés para atletas de resistencia cardiovascular que compiten durante largos periodos de tiempo.

La mezcla de chía con agua forma un gel al cabo de 20 minutos que, al tomarlo antes o durante una carrera, recubre el estómago y funciona como una barrera entre los carbohidratos y las enzimas estomacales, ralentizando la descomposición de carbohidratos complejos a simples; esto proporciona energía durante más tiempo, brindándoles un plus para el último trecho de la carrera.

El aporte proteico de la chía ronda en el 20% y sus aminoácidos son de muy fácil asimilación; un dato de interés para deportistas veganos es que la chía se encuentra entre los alimentos vegetales con mayor cantidad e proteínas completas.

Veamos una lista comparativa del porcentaje proteico en alimentos vegetales y observemos especialmente la relación de las semillas; convengamos que el porcentaje de la carne roja ronda entre el 20 a 22%, los lácteos rondan el 25%, el pescado entre el 18 y 20% y el huevo un 13%. ¡No hace falta decir mucho para observar que en torno a la proteína muchos mitos alimentan la ignorancia!

Proteínas vegetales completas

Fuente

Proteínas/100grs

Soja

35

Semillas de cáñamo

25

Semillas de calabaza

30

Alubias

23

Lentejas

23

Garbanzos

20

Cacahuete

20

Lino

18

Chía

17

Sésamo

17

Avena

17

Nuez

17

Almendra

16

Quinoa

15

Las semillas de chía y lino tienen muchos aportes y respuestas similares en lo que refiere a hidratación, eficiencia energética o carga proteica, mejora de la sensibilidad a la insulina, construcción de paredes celulares, transporte de oxígeno y fuente de energía para el corazón; estas últimas quizá tengan un plus en lo que refiere a mejora en los patrones hormonales, especialmente en el bloqueo de estrógenos que en exceso pueden predisponer al cáncer de mama o endometrio.

Consejos de consumo

Vamos eligiendo una u otra semilla para ir exponiendo conocimientos y propiedades útiles, sabiendo que cada día aprendemos cosas nuevas y no vale la pena sacar conclusiones definitivas; al final mi consejo es ir variando o haciendo un mix con el consumo de ambas.

No soy partidario de protocolizar de manera rígida los consumos de alimentos saludables y creo que debemos dejarnos llevar por las respuestas de nuestro cuerpo; en general, los especialistas recomiendan un puñado de un mix de frutos secos, tal vez la mayoría de los deportistas necesiten un poco más.

Para saber más, te recomiendo la lectura de Beneficios de los frutos secos.

¡Pon buenas semillas en tu vida!

Pablo de la Iglesia

Publicado el

¿Es inmoral comer carne?

¿Es inmoral comer carne?

¿Es inmoral comer carne?

¿Es inmoral comer carne? La polarización reinante y el fanatismo suele ocuparnos más por denostar el plato del otro que a perfeccionar el nuestro.

Todo un debate entre bandos que encuentro interesante porque muestra fisuras argumentales que nos permiten explorar potenciales y expandir la consciencia.

De todos modos, si se trata de escraches, no se salvó ni el Dalai Lama cuando confesó que comía carne.

Más allá de sus razones, al parecer el creyó que era lo correcto por indicación de sus médicos; en su momento, mucha gente que se había vuelto vegetariana leyendo mis libros, me preguntó que me parecía está actitud de Su Santidad el Dalai Lama.

Algunos incluso estaban indiganados y no podían entender como el líder de una religión que hace de la compasión su bandera más elevada comía carne. ¡Válgame Dios con la virtud del líder budista mancillada! 🙂

Otros estaban desorientados.

¿Tú cuestionarías a Paul MacCartney por la naturaleza de sus composiciones? Pero hasta el gran Paul le le recriminó al Dalai Lama su opción por la carne. ¡Aún con prescripción médica!

¡Honestamente, a mi me pareció genial! ¿Comer carne? No, ser honesto consigo mismo y con los demás.

El primer paso en el camino espiritual es la INTEGRIDAD y no posar bien para una foto o el que dirán.

Ética, salud y medio ambiente

Por otra parte, mucha gente enojada cree de corazón que el consumo de carne, aún en pequeñas cantidades, es nocivo para la salud y una abominación espiritual: para ellos comer carne es inmoral.

Podrían estar en lo cierto. Es discutible, pero comerla o no comerla, está dentro de las opciones razonables.

Como se produce y cuanto comemos, es otro debate; menos filosófico y más científico. Y ningún grupo alimentario escapa del asunto, tal como hemos planteado en ¿El veganismo puede salvar al planeta? y en La confusión vegana.

Pero hay un veneno para el cuerpo, la mente y el alma que es mucho peor. Un hábito insano y violento -hacia los demás y hacia nosotros mismos- que deberíamos hacer un esfuerzo consciente por erradicarlo de nuestras vidas siendo guardianes severos a las puertas de nuestra mente para impedirle el paso: JUZGAR.

No hay mayor veneno para el cuerpo, la mente y el alma que juzgar.

Y cuando nos creemos con autoridad para juzgar a un ser con aportes maravillosos a la evolución humana como lo ha sido SS Dalai Lama, algo no está funcionando bien y prueba una sola cosa: el veganismo, el vegetarianismo, el budismo o cualquier ismo desde el cual nos sintamos autorizados para criticar las elecciones de alguien, evidentemente no son suficientes para transformarnos en seres más evolucionados.

Transitar nuestro camino

Si has elegido un camino, transítalo en paz.

Es parte de la vida, se avanza y se retrocede; lo verdaderamente triste es cuando no toleramos la frustración de nuestros momentos de impotencia y nos reinventamos una filosofía que adecúe sus estándares a la versión más mediocre de nosotros mismos y nos evaluamos según nuestros nuevos criterios. En este punto, nos tentamos a juzgar el plato o el corazón de los demás pretendiendo que se comporten como nosotros creemos que lo harían los discípulos directos de Jesús. ¡De los cuales nos creemos fieles intérpretes, por supuesto! 🙂

Alimento para tu espíritu

Tu comida es alimento para el espíritu. Todo el comportamiento en torno a ella, también.

Mira, te voy a contar un secreto. Las victorias son hermosas, te dan confianza, te fortalecen, te muestran potenciales. Las derrotas son aún mejores, pues allí radica la reserva de tus capacidades dormidas. Si eres de los que buscan el lado oscuro de tu ser con ansias y determinación, eres de los míos; seguramente haz descubierto que en el fango de tu vida se alimenta la energía de tus más brillantes victorias.

La referencia es interna. La comparación es con uno mismo. La competencia es contra y a favor tuyo. La enseñanza es siempre para ti. Cosechas tus victorias. Capitalizas tus derrotas. El éxito y el fracaso son las dos caras de la misma ilusión; persiste el aprendizaje, el crecimiento, la evolución y la aceptación total del fruto de nuestros mejores esfuerzos.

Comas lo que comas, aprende y haz lo mejor que puedas. No te definas si no es necesario. Y mucho menos pretendas imponer tus definiciones a los demás. Salvo que tu camino no sea hacia la liberación y aún estés apegado al sufrimiento.

¡Universos de Bendiciones para la mejor expresión que hoy eres capaz de brindar!

Pablo de la Iglesia

Publicado el

Aceite esencial de abeto balsámico

Aceite esencial de Abeto Balsámico

Usos del aceite esencial de abeto balsámico en aromaterapia

El aceite esencial de abeto balsámico tiene varios usos en aromaterapia que fundamentalmente provienen de su poder antiséptico.

El aceite esencial de abeto balsámico ya era utilizado hace siglos por los indios de norteamérica, aún antes en Europa de donde es originario. Incluso es mencionado en la Biblia.

Proviene de un árbol típico de América del Norte cuyo nombre científico es Abies balsamea; se caracteriza por su resistencia al frío y precisamente su propiedades destacan más durante el invierno.

Tradicionalmente se ha utilizado para prevenir y aliviar la gripe, curar cortes y quemaduras, entre otros usos.

Propiedades del aceite esencial de abeto balsámico

Entre las propiedades del aceite esencial de abeto balsámico destacamos:

  • antiséptico de las vías respiratorias y el ambiente.
  • inmunoestimulante.
  • antiespasmódico.
  • digestivo.
  • antiálgico.
  • tónico y estimulante general.
  • rubefaciente.
  • cicatrizante.

Indicaciones orgánicas

Por lo tanto, el aceite esencial de abeto balsámico está indicado como tratamiento coadyuvante en las siguientes afecciones físicas:

  • resfriados, gripes, tos, asma, sinusitis, rinitis.
  • artritis, contracturas, traumatismos, dolor muscular, neuralgias.
  • fatiga, astenia, recuperación deportiva.
  • molestias gástricas, aerofagia.
  • infecciones de las vías urinarias.
  • heridas, cortes y úlceras cutáneas.

Indicaciones emocionales y espirituales

En el área emocional y espiritual, el aceite esencial de abeto balsámico también puede ser de gran ayuda; cabe destacar su recomendación en los siguientes casos:

  • mejorar la resistencia al estrés y recuperación del mismo.
  • agotamiento mental y fatiga crónica.
  • aporte de fuerza vital en convalecencias y cuando se anticipa un desafío físico o emocional.
  • alivio del síndrome afectivo estacional (tristeza o melancolía propia del invierno por falta de exposición a la luz solar).
  • para ayudar a las personas que sufren miedo y timidez.
  • para favorecer el anclaje en el momento presente.

Principios activos y partes utilizadas

Las propiedades e indicaciones del aceite esencial de abeto balsámico se deben a moléculas aromáticas como las siguientes:

  • β-pineno, α-pineno
  • δ 3-careno
  • acetato de bornilo
  • limoneno

La parte destilada para obtener aceite esencial de abeto balsámico son las agujas.

Sugerencias de uso

Los usos prácticos de este aceite esencial son similares a las de otras indicaciones de la aromaterapia; en tal sentido destacamos:

  • Difusor: 10 gotas de aceite esencial de abeto balsámico + 10 gotas de esencia de naranja dulce; aplicar combinado o solo en difusor tres veces al día durante media hora.
  • Tópico: diluir con un aceite vegetal y aplicar en la ubicación deseada.
  • Dietética: diluir una gota de aceite esencial en una bebida de tu elección.
  • Difusor: coloca unas gotas en agua purificada dentro de un frasco con difusor y aplicar en las habitaciones y espacios.

El aceite esencial de abeto balsámico presenta unas propiedades terapéuticas confirmadas por la Comisión E;  esta es una comisión alemana que realiza investigaciones para determinar la eficacia de las plantas consideradas medicinales.

Precauciones

En los siguientes casos es necesario evaluar el uso de aceite esencial de abeto balsámico junto con un profesional experimentado y competente:

  • Embarazadas y menores de tres años, consultar a un profesional.
  • Puede causar irritación cutánea.
  • Utilizar de acuerdo a las instrucciones de uso del fabricante.

Vendedores sugeridos

A modo de referencia orientadora, señalo los siguientes vendedores que ofrecen aceite esencial de abeto balsámico; aún así, lo adecuado es que cada uno haga su propia investigación con aquellos proveedores de aromaterapia a su alcance:

Anastore (Europa)

Usos sinérgicos

Por último, ten presente que la aromaterapia puede ser utilizada junto con otros enfoques; es por ello que le encontrarás diversos usos al aceite esencial de abeto balsámico si practicas alguna técnica de sanación.

Por ejemplo va muy bien con la meditación y el trabajo con los chakras o con la musicoterapia.

Pablo de la Iglesia

Publicado el

¡No tires las semillas de la PAPAYA!

Las semillas de papaya o mamón (Carica papaya) tienen destacables propiedades nutricionales y medicinales, esto se debe a que brindan ayuda al sistema digestivo, favorecen la desintoxicación hepática, protegen al riñón, mejoran el funcionamiento intestinal, retardan la absorción de grasas y azúcar y favorecen la pérdida de peso.

En lo que refiere al cuidado de la salud hepática, hay plantas medicinales como la alcachofa, el cardo mariano, el boldo, el diente de león o el rábano picante que son exitósamente utilizados con este propósito; pues bien, sumémosle semillas de papaya a estos grandes amigos del hígado. En particular, se ha verificado que son muy buenas para el tratamiento coadyuvante de la cirrosis; por supuesto, sinérgicamente, siempre indicaremos una dieta saludable, las plantas mencionadas y otros enfoques complementarios en una estrategia consolidada.

Si de protección digestiva se trata, están especialmente indicadas en infecciones estomacales provocadas por salmonella y estafilococos. En estos casos, el aporte de la medicina natural puede sumar el énfasis en el consumo de mucho líquido, especialmente agua, té de manzanilla o caldos de verduras suaves; el consumo de alimentos debe reducirse al mínimo recomendándose muy especialmente una monodieta de manzana durante dos o tres días. ¡Esto representa una gran oportunidad de reposo y liberación de energía que tu cuerpo podrá utilizar para regenerarse!

Uno de los inconvenientes generalizados de salud y que es prácticamente despreciado por la profesión médica con enfoque alopático, son las infecciones parasitarias que degradan la integridad y el buen funcionamiento del intestino y, con ello, toda la homeostasis del organismo. Las enzimas proteolíticas de las semillas de papaya mejoran la eficacia funcional de los intestinos y ayudan a eliminar parásitos y sus huevos. Entre sus principios activos también encontramos un alcaloide antihelmíntico llamado carpaína y que constituye un “medicalimento” muy útil para erradicar amebas de manera natural; también ha sido estudiado por sus efectos cardiotónicos.

También son un recurso valioso para depurar los riñones y que puede utilizarse con otras alternativas naturales como cola de caballo, barba de choclo, diente de león, arándano, etc; incluso suele aconsejarse en caso de sufrir insuficiencia renal como protección adicional de las afecciones que son propias de esta condición.

Al igual que el fruto y su cáscara (si es de cultivo orgánico), las semillas también mejoran las digestiones y ralentizan la absorción de grasas, ayudando en los regímenes para perder peso; por supuesto, e insistimos en ello, no busquemos en tal o cual alimento una solución mágica, sino una ayuda que debe sumar auspicios dentro de un programa serio y bien definido.

Las semillas de papaya, de acuerdo a la tradición, pueden utilizarse sin riesgo de la siguiente manera:

* Para el hígado: moler siete semillas de papaya y mezclarla con una cucharada de jugo de limón; se recomienda dos veces al día durante un mes. También podemos complementarlas con infusiones de algunas de las hierbas señaladas para este propósito.


* Para el sistema digestivo e intestinal:
 masticar muy bien ocho semillas tres veces al día durante el tiempo necesario descansando cada semana uno o dos días; procurar reposo digestivo con un ayuno de un día o una monodieta de alguna fruta o vegetal apropiado.

* Para los riñones: igual que en el caso anterior y sinergizando con las hierbas recomendadas para drenar estos órganos.

Otras recomendaciones encontradas, apuntan a sus usos como coadyuvante para perder peso:

#1 En ayunas, masticar bien o tragar como si fueran pastillas, doce semillas de papaya acompañadas por un té de gajos de pomelo. Este se prepara dejando reposar en agua hirviendo los gajos de pomelo durante unos cinco minutos, al cabo de los cuales, con un tenedor los pinchamos y aplastamos para que suelten el jugo, colamos y servimos; el té de gajos de pomelo se toma -caliente o frío- en ayunas, antes del almuerzo y la cena y por la tarde. La cura de las semillas de papaya y té de gajos de pomelo se realiza durante quince días, se descansa otros quince y se repite las veces que sea necesario.

#2 Otra opción consiste en machacar unas cuantas semillas en el mortero y agregarlas a las ensaladas o las vinagretas; aportarán un sabor picante similar a la mostaza. Esta es una opción complementaria a la anterior, ideal para utilizar en algunos de los días que descansamos entre la cura detox recién señalada.

#3 Masticar cinco semillas de papaya unos quince o veinte minutos antes de cada comida junto con un vaso de agua.

Algunos de estos recursos pueden conseguirse en forma de complementos nutricionales que pueden brindarnos una cuota de practicidad; tan solo recuerda que son complementos de una buena alimentación. Aquí algunas sugerencias:

Si estas referencias no te son útiles, puedes buscar en dietéticas o tiendas de salud. ¡Pero ante todo aprovecha todos los beneficios de los buenos alimentos!

Pablo de la Iglesia

Esta es una actualización del artículo originalmente aparecido en
http://pablodelai.blogspot.com/2016/08/no-tires-las-semillas-de-la-papaya.html

Publicado el

La nobleza de un cereal

El doctor Miquel Pros, autor del libro “Cómo Cura la Avena” y fundador de la Asociación Española de Médicos Naturistas, afirma que este cereal puede resolver una gran cantidad de trastornos de la salud; en la misma línea, el Dr. Eduardo Alfonso, referente histórico de los Médicos Naturistas, ha afirmado que:

“La acción terapéutica de la avena no puede encontrarse en ningún otro cereal, ya que este noble alimento, es capaz de resolver el curso de graves enfermedades nerviosas, digestivas, reumáticas y a su vez, satisfacer el más exigente paladar.”

La avena ha formado parte protagónica de la alimentación de pueblos como Irlanda y Escocia, reconocidos por ser comunidades vigorosas. Hoy día, la avena es incluida en todo tipo de comidas en forma de copos; esta es una presentación conveniente porque en el proceso de transformación de los granos en copos, estos son “reventados” mediante unos cilindros y no pierden casi nada de su valor nutricional.

Los copos de avena son populares por su versatilidad, ya que se pueden preparar crudos (fermentados al menos 12 horas) o cocidos, con leche de vaca -no recomendado- o bebidas a base de cereales, legumbres o frutos oleaginosos, así como agua, caldos, frutas, yogur o kéfir.

El muesli es otra forma popular de consumir avena y se trata de una costumbre de origen suizo que tiene mucha aceptación en el mundo. El muesli puede adquirirse en el mercado, con presentaciones y calidad muy variables; también se puede preparar en casa mezclando copos de avena, miel, almendras picadas y frutas ralladas.

Podemos utilizar la avena en sopas. Se prepara un caldo a gusto y luego le añadimos unas cucharadas de copos de avena, preparando una sopa muy nutritiva.

También se presenta molido en forma de harina con la que se preparan bizcochos, galletas, tartas, panes y demás postres, de forma similar a lo que haríamos con otras harinas pero con el extraordinario valor dietético de la avena; puede utilizarse sola o mezclada en proporciones deseadas.

El agua de avena es ideal para deportistas y personas sometidas a gran esfuerzo físico o intelectual; la obtenemos hirviendo unos copos en un litro de agua durante una hora.

Algunas afirmaciones textuales del doctor Miquel Pros:

Regulará tu peso: si padeces sobrepeso, adelgazarás; si tienes bajo peso, engordarás. Te esculpe, y es muy diurética.

Es un regulador metabólico, de tal modo que depura sobras y cubre carencias.

Viejos dichos germánicos como Hafer macht Männer stark (la avena vuelve a los hombres de hierro) y Dar Hafer sticht (la avena te acelera) son ciertos: la avena es una riquísima fuente de energía y vitalidad.

Refuerza su inmunidad, y además les ayuda a concentrarse: si la dieta infantil incluyese siempre avena, ¡seguro que descendería el índice de fracaso escolar!

Ah, y la avena debería incluirse en las dietas de todos los hospitales: refuerza el organismo ante cualquier tratamiento y acelera las recuperaciones postoperatorias.

Convengamos que la avena NO tiene gluten pero se contamina en los mismos molinos en los que se procesa el trigo y otros cereales, y esta es la razón por la cual este cereal se consideró apropiado para muchas personas intolerantes al trigo pero que no lo eran con la avena; hoy se ofrecen presentaciones de “avena sin gluten”, lo cual implica que proviene de productores que se dedican a trabajar sólo con avena evitando la contaminación cruzada con el trigo; debemos asegurarnos que esta sea una cualidad certificada antes de consumirla si nuestra alimentación requiere que sea libre de gluten.