Publicado el

Vitamina C: segura y eficaz

Vitamina C: segura y eficaz

Dice la Dra. Suzanne Humphries, cuyas acreditaciones pueden encontrarse con una simple búsqueda en Google:

🍊 La vitamina C es una de las maravillas médicas más seguras del planeta. La información acumulada sobre esta vitamina se ha publicado en la literatura médica desde la década de 1940.

🍅 A pesar de la evidencia de que las moléculas promueven la vida, la vitamina C como terapia ha sido exhortada por muchas entidades médicas, pese a que es terapéutica y muy segura, incluso en dosis altas. El dogmatismo de que las personas únicamente requieren de 75-90 mg de ascorbato al día es incorrecto.

🍋 Los médicos convencionales no reciben información sobre los mecanismos de acción y los beneficios de la vitamina C en la escuela de medicina. Si fuera así, no solo serían innecesarios muchos otros medicamentos, sino que no habría tos ferina grave.

🥕 Las vitaminas A y C facilitarían el tratamiento del sarampión. Si los médicos usaran ascorbato de manera regular, las complicaciones meningocócicas disminuirían y los problemas de coagulopatía serían inusuales.

🌶 Entonces, el ACIP no podría utilizar las complicaciones meningocócicas y los fallecimientos para que las personas se vacunaran, porque no les aterrorizarían dichas infecciones que causan morbilidad y mortalidad.

🥗 Sin la vitamina C, el sistema inmunológico se paraliza y no puede regenerar la capacidad de disolver los elementos que causan enfermedades en el cuerpo. La vitamina C es importante para combatir las enfermedades mediadas por toxinas, como la tos ferina y el tétanos».

Alimentos y suplementos

Agrego que es fundamental priorizar la vitamina C de los alimentos y complementar su aporte con suplementos; el aporte suplementario puede ser en condiciones normales de 500 o 1000 mg una o dos veces al día, según los escenarios personales y con el propósito de prevenir infecciones estimulando la inmunidad natural, controlar los radicales libres o favorecer una buena síntesis del colágeno.

Alimentos ricos en vitamina C

Luego, el uso de las megadosis de vitamina C será requerida para tratar enfermedades como infecciones e inflamación, sepsis y cuidados críticos, traumatismos, cirugía y quemaduras, procesamiento de endotoxinas, integridad vascular, alergias, tos ferina y reacciones a las vacunas; más que un suplemento, la Dra. Suzanne Humphries y el Dr. Joseph Mercola consideran que la vitamina C es el medicamento más seguro del planeta al cual podemos recurrir toda vez que es necesario para aliviar las enfermedades mencionadas.

Pablo de la Iglesia
Mentor del Diplomado en
Coaching Nutricional

Publicado el

ZANAHORIA: ¡los conejos saben lo que hacen!

Zanahoria: los conejos saben lo que hacen

Por su riqueza en fósforo, el jugo de zanahoria es excelente como estimulante del sistema nervioso y como vigorizante de una mente cansada o estresada.

Casi todas las condiciones que afectan a la sangre (colesterol, triglicéridos, anemia, acidez) se benefician del jugo de zanahoria. Lo mismo puede decirse de las afecciones de la piel y el cabello, esto se debe especialmente a su contenido en betacaroteno; está indicado en erupciones cutáneas, acné, psoriasis, debilidad del cabello, piel seca, etc. En estos casos también puede emplearse con suceso el jugo de zanahoria directamente en la parte afectada, recurriendo a aplicaciones tópicas, emplastos o compresas.

Para el cuidado preventivo y terapéutico de la vista, se recomienda especialmente el jugo de zanahoria en combinación con el de arándano; el betacaroteno, los flavonoides y la sinergia de vitaminas y minerales que presenta esta fórmula es muy auspiciosa para ayudarnos a conservar nuestra buena visión hasta edad avanzada.

El jugo fresco también se indica en adolescentes cuando padecen un retardo en su desarrollo sexual, ante la falta de menstruación en las mujeres, si hay impotencia y esterilidad; en estos casos se sugiere un tratamiento prolongado.

Por la abundante presencia de potasio, tiene un notable efecto curativo contra el reumatismo, la gota y la artritis; para potenciar su efecto, solemos recomendarlo en combinación con el consumo de unas cinco o siete semillas de altramuz (lupines o lupinos) crudas y biológicas en ayunas.

Como antiséptico se puede tomar jugo sin restricciones, especialmente en las enfermedades infecciosas, como tifoidea, tos convulsa, bronquitis, asma, gripe, etc.; en estos casos es recomendable adicionarle un poco de miel y jugo de limón.

El jugo crudo de zanahoria, tomado en ayunas, ayudará a eliminar las lombrices intestinales; nos inclinamos a recomendar complementariamente cápsulas de ajo, semillas de calabaza y una dieta baja en glúcidos.

Antes de tomar una aspirina podemos pensarlo dos veces, puesto que estas tienen peligrosas contraindicaciones, cuando podríamos recurrir al jugo de zanahoria; ¿y por qué jugo de zanahoria? Pues porque contiene gran cantidad de ácido acetilsalicílico, el principio activo de la aspirina común. Si le adicionamos un poquito de cilantro y jengibre, tenemos una excelente fórmula para calmar dolores e inflamaciones.

Licuado alcalinizante

El jugo de zanahoria y repollo es ideal para alcalinizar y desintoxicar la sangre; puede utilizarse con éxito en caso de úlceras y acidez, y como coadyuvante en el tratamiento del cáncer.

Ingredientes:

  • Zanahorias 2
  • Col: 2 hojas
  • Naranjas: 1

Preparación:

Pasar todo por la licuadora y beber en el momento para que no pierda propiedades.

Licuado digestivo

Para aquellos que padecen trastornos digestivos, hinchazón y flatulencias, se recomienda el jugo de zanahoria y piña.

Ingredientes:

  • Piña: ½
  • Zanahorias: 1 o 2
  • Miel, azúcar integral o estevia: a gusto.

Preparación:

Pelar la piña y las zanahorias; trocearlas y pasarlas por la licuadora. Endulzar y servir.

Bomba nutritiva de zanahoria y brotes

¿Piensas que te faltan nutrientes? Bien, te vamos a facilitar la receta de una bomba nutritiva: zumo de brotes de alfalfa y zanahoria.

Ingredientes:

  • Brotes de alfalfa: 2 o 3 cucharadas colmadas.
  • Zanahorias: 2 (grandes).
  • Limón: 1
  • Sal: ¼ de cucharadita.
  • Pimienta blanca molida: de cucharadita.

Preparación:

Lavar bien los brotes y las zanahorias; extraer con una licuadora el zumo de ambos ingredientes, agregarles el zumo de limón, la sal y la pimienta. Beber el licuado inmediatamente. Esta bebida puede reemplazar una comida si estamos a dieta.

También podemos tomarlo solo; una característica que destaca en el zumo de zanahoria es que puede mezclarse con el zumo de todas las frutas sin provocar fermentaciones.

Budín de zanahoria

Ingredientes:

  • Harina integral: 300 g.
  • Azúcar integral: 150 g.
  • Maca: 3 cucharadas.
  • Huevos orgánicos: 3.
  • Jugo de zanahoria: 150 cm3 (más la pulpa de la zanahoria).
  • Polvo para hornear: 1 cucharadita.
  • Semillas de girasol: 2 cucharadas.
  • Almendras: 20.
  • Especias varias molidas: 1 cucharadita.
  • Aceite de oliva: 100 cm3.
  • Sal: 1 pizca.

Además:

  • Un molde de budín inglés.
  • Papel manteca: cantidad necesaria.

Procedimiento:

Precalentar el horno.

Forrar el molde para budín inglés con el papel manteca.

Mezclar la harina con la sal, las especias, el polvo para hornear y la maca.

Mezclar el jugo de la zanahoria con la pulpa que queda en la máquina.

En una procesadora poner los huevos, el aceite, el azúcar y el jugo de zanahoria. Procesar bien. Cuando esté todo mezclado, incorporar las harinas. Por último agregar las semillas de girasol y las almendras. Procesar 10 segundos y apagar la máquina.

Pasar la mezcla al molde. Cocinar el budín en un horno moderado durante 45 minutos o hasta que esté hecho.

Dejar que se enfríe y desmoldarlo.

Pablo de la Iglesia

Licuado digestivo

Para aquellos que padecen trastornos digestivos, hinchazón y flatulencias, se recomienda el jugo de zanahoria y piña.

Ingredientes:

  • Piña: ½
  • Zanahorias: 1 o 2
  • Miel, azúcar integral o estevia: a gusto.

Preparación:

Pelar la piña y las zanahorias; trocearlas y pasarlas por la licuadora. Endulzar y servir.

Bomba nutritiva de zanahoria y brotes

¿Piensas que te faltan nutrientes? Bien, te vamos a facilitar la receta de una bomba nutritiva: zumo de brotes de alfalfa y zanahoria.

Ingredientes:

  • Brotes de alfalfa: 2 o 3 cucharadas colmadas.
  • Zanahorias: 2 (grandes).
  • Limón: 1
  • Sal: ¼ de cucharadita.
  • Pimienta blanca molida: de cucharadita.

Preparación:

Lavar bien los brotes y las zanahorias; extraer con una licuadora el zumo de ambos ingredientes, agregarles el zumo de limón, la sal y la pimienta. Beber el licuado inmediatamente. Esta bebida puede reemplazar una comida si estamos a dieta.

También podemos tomarlo solo; una característica que destaca en el zumo de zanahoria es que puede mezclarse con el zumo de todas las frutas sin provocar fermentaciones.

Budín de zanahoria

Ingredientes:

  • Harina integral: 300 g.
  • Azúcar integral: 150 g.
  • Maca: 3 cucharadas.
  • Huevos orgánicos: 3.
  • Jugo de zanahoria: 150 cm3 (más la pulpa de la zanahoria).
  • Polvo para hornear: 1 cucharadita.
  • Semillas de girasol: 2 cucharadas.
  • Almendras: 20.
  • Especias varias molidas: 1 cucharadita.
  • Aceite de oliva: 100 cm3.
  • Sal: 1 pizca.

Además:

  • Un molde de budín inglés.
  • Papel manteca: cantidad necesaria.

Procedimiento:

Precalentar el horno.

Forrar el molde para budín inglés con el papel manteca.

Mezclar la harina con la sal, las especias, el polvo para hornear y la maca.

Mezclar el jugo de la zanahoria con la pulpa que queda en la máquina.

En una procesadora poner los huevos, el aceite, el azúcar y el jugo de zanahoria. Procesar bien. Cuando esté todo mezclado, incorporar las harinas. Por último agregar las semillas de girasol y las almendras. Procesar 10 segundos y apagar la máquina.

Pasar la mezcla al molde. Cocinar el budín en un horno moderado durante 45 minutos o hasta que esté hecho.

Dejar que se enfríe y desmoldarlo.

Pablo de la Iglesia

Publicado el

Simplifica tu vida

Simplifica tu vida

Vive más sencillamente
para que otros sencillamente puedan vivir.

Gandhi

Piensa en aquellas cosas que consumes pero que no son en absoluto necesarias. ¿Ropa? ¿Tecnología? ¿Salidas? De todas ellas, ¿cuáles te acercan a la felicidad?, ¿cuáles podrías suprimir sin que te vieras afectado?, ¿te sentirías incluso aliviado por no llevar su carga?

Piensa en todas esas relaciones que no te aportan nada, que solo sostienes por compromiso, por tradición, incluso porque quieres parecer bueno.

Todas esas reuniones inútiles a las que acudes por cortesía, cuando quisieras estar en pantuflas viendo una película de Walt Disney con tus hijos.

Hoy en día, la necesidad de simplificar nuestra vida tiene un doble significado: por un lado, nos hace más fácil el camino, más libre, más liviano; por el otro, es una cuestión de responsabilidad social.

Podría explicártelo, desde mi perspectiva de naturópata, reflexionando sobre la salud.

Generalizando, en el mundo de hoy existen dos grandes tipos de enfermedades, las de la abundancia y las de la escasez que en términos materiales se traducen en desequilibrios por exceso o por defecto; unos están enfermos porque están sobrealimentados y otros, porque están desnutridos.

Unos están gordos y enfermos del corazón porque su vida es fácil y llena de excesos, otros están flacos y excluidos porque para llegar al colegio tienen que caminar largas distancias con los pies descalzos y el estómago vacío.

Seguramente tú perteneces al grupo de aquellos a los que al menos les sobra algo de lo que podrían prescindir para ser más felices y simples. Seguramente ese algo le puede facilitar la vida a otra persona.

Es una ecuación donde todos ganan y que debe activarse cuanto antes y en forma masiva para que de verdad la prosperidad absoluta sea el estado de cosas planetario.

En el área del conocimiento también nos hemos vuelto complejos y este ya no siempre juega a nuestro favor, más bien se ha vuelto un intrincado laberinto que nos enrieda cada vez más; simplificar es cultivar la sabiduría diáfana del observador sin juicios, que no se ata ni se identifica con el conocimiento ni las creencias establecidas, sino que los utiliza en función de un propósito iluminado por el corazón.

Comprender que la INTELIGENCIA es un fenómeno natural que ocurre cuando lo permitimos, el CONOCIMIENTO es un mero instrumento y la SABIDURÍA es la encargada de acoplar y modular la expresión de tus pensamientos y acciones; reconócelos, define el objetivo y permite que expresen su juego creando como lo hace la naturaleza en unidades perfectas, eficientes, sin excesos ni defectos y por el camino más simple.

Pablo de la Iglesia

Publicado el

Alimentación después de la lactancia

Alimentación después de la lactancia

La buena elección de la alimentación después de la lactancia es fundamental para determinar el estado de salud y bienestar que un niño gozará toda su vida.

Al nacer y durante los primeros meses, realmente no hay mucho que hablar: teta, teta y teta.

Más allá de la lactancia materna

Luego, lo primero que debemos abordar es la transición desde la lactancia a los alimentos sólidos.

Este es un tema que genera mucha ansiedad en los padres que normalmente se apuran a incorporar alimentos en variedad; debo decir que, mientras el niño tome teta, tiene todas sus necesidades cubiertas con la leche materna hasta el año, luego puede ser insuficiente y  el aporte adicional de alimentos con hierro y zinc es importante.

Entonces, mientras se prolongue la lactancia, este es un proceso que puede tomarse con mucha calma, privilegiando la calidad y respetando los instintos de la criatura en cuanto a la cantidad; el pediatra advertirá si hay algún problema de nutrición o crecimiento.

Espirulina, súper alimento para bebés

Siempre insisto que el primer «medicalimento» que se me ocurre como el mejor para los bebés es la espirulina, un alga marina -más bien una cianobacteria- que se compone alrededor de 75% de proteínas, un mix impresionante de vitaminas y minerales -A, E, D, B1, B2, B3, B6, B12, hierro, zinc, ácido fólico, ácidos grasos esenciales y un alto contenido de clorofila; una cucharadita de café al día en una o dos tomas es perfecto para complementar las inmejorables propiedades de la leche materna antes de empezar una suave transición hacia los alimentos sólidos a partir de los cinco o seis meses.

Además, la espirulina puede ser consumida por la mamá para enriquecer su «fórmula» natural , de ser necesario, por el propio bebé desde el mismo nacimiento o cuando la madre tiene problemas con el suministro pleno de la lactancia; en este caso, sobre todo para las madres que tienen problemas para dar el pecho, la leche de sésamo o de almendras bien coladas con un poquito de espirulina es un alimento muy completo y tolerado desde los primeros días de vida -con supervisión del pediatra, por supuesto-.

El camino hacia los primeros sólidos

Instintivamente los niños pedirán comida, nuestra función es asegurarnos que esta sea de valor, concentrada en nutrientes y libre de toxinas; entre sus primeros alimentos suelen recomendarse las papillas de cereal, que en caso de dárselas, procuraremos procesar los granos cocidos prefiriendo el mijo, el trigo sarraceno, la quinoa… que también pueden ser materia prima para una «leche» vegetal bien colada al principio y cada vez más espesa con el tiempo.

En cualquier caso, es mejor comenzar con verduras, luego frutas, siguiendo con la incorporación de frutos secos -idealmente activados y procesados-. Recordar: mientras se prolongue la lactancia, ¡no hay mejor alimento que la leche de mamá! Lo demás es complemento.

A medida que crecen, las frutas, las verduras y los frutos secos deben ser los protagonistas; tengamos presente que la mayoría de los niños ni siquiera llegan a las raciones mínimamente recomendadas por las autoridades.

Seamos una familia vegana o no, esta escuela tiene montones de recetas sanas y deliciosas para incorporar con facilidad estos alimentos en cualquier plan de alimentación equilibrada.

Recetas veganas para niños

Desafíos del crecimiento

Luego, a medida que crecen las necesidades de los niños están determinadas por el crecimiento de su cuerpo y el desarrollo de huesos, dientes, músculos, etc; proporcionalmente tienen unas necesidades de energía, proteínas y ácidos grasos mayores que la de los adultos, pero cuando la alimentación es variada y basada en alimentos frescos, vivos e integrales, los riesgos de carencias y excesos se minimizan.

Realmente esto no representa un desafío de mayor importancia en las familias que tienen acceso a una canasta básica de alimentos y que además optan por variantes saludables; la malnutrición, mayormente se debe a la mayor opción por los alimentos ultraprocesados.

En cuanto a las vitaminas y minerales:

Hierro: el periodo de uno a tres años es el más crítico para exponerse a carencias, ¡pero ya hemos recomendado la espirulina! A lo cual podríamos agregas polen, chlorella y levadura de cerveza dietética. A esta edad aumenta rápidamente la masa sanguínea y el cuerpo demanda más hierro.

Calcio: habitualmente se insiste en que la leche es la mejor fuente de calcio, pero yo insisto en que el sésamo, las almendras o las legumbres lo son tan buenas o mejores y con menos contraindicaciones.

Zinc: es esencial para el crecimiento y hay que asegurar 10 mg diarios; la carne y los pescados de mar son fuentes muy buenas, pero mejor aún es el polen, el cacao amargo, las semillas de calabaza o los huevos de pastoreo.

Pablo de la Iglesia
Mentor del Diplomado en
Coaching Nutricional

Publicado el

Cúrcuma, potente por donde la mires

Cúrcuma. potente por donde la mires

La cúrcuma es una poderosa planta medicinal a la cual la investigación le atribuye propiedades preventivas y curativas contra la obesidad, el cáncer, la diabetes tipo 2, la enfermedad inflamatoria del intestino, la osteoartritis, entre otras; veamos algunas de sus propiedades.

Poderoso antiinflamatorio

Como antiinflamatorio tiene la capacidad de suprimir la liberación de los mediadores inflamatorios y estimular la producción de cortisona de las glándulas adrenales; además actúa inhibiendo la formación de leucotrienos, la agregación plaquetaria y la respuesta de los neutrófilos a varios estímulos involucrados en el proceso de la inflamación, así como promoviendo la fibrinolisis y estabilización de las membranas celulares.

Diferentes investigaciones han verificado que el extracto de cúrcuma y su principio activo la curcumina tienen un potencial antiinflamatorio comparable a la cortisona y a la fenilbutazona sin sus efectos secundarios.

Estas propiedades pueden aplicarse a muchas enfermedades como osteoartritis, esclerosis múltiple, lupus, escleroderma y otras que cursan con fenómenos inflamatorios.

Cúrcuma, poderoso antiinflamatorio

Un amigazo del hígado

La curcumina, principio activo más destacado en la raíz de la cúrcuma, exhibe un efecto similar a la silimarina presente en el cardo mariano, referencia de excelencia en el cuidado hepático; es decir que es muy eficaz contra los daños hepáticos inducidos por sustancias químicas tóxicas.

Como colerético, la curcumina aumenta la producción de los ácidos biliares en más de un 100%; también mejora la solubilidad de la bilis, la excreción de las sales biliares, del colesterol y de la bilirrubina.

La cúrcuma, y en especial la curcumina, es muy eficaz en la prevención y tratamiento coadyuvante de la colelitiasis, pudiéndose combinar -para potenciar efectos- con el cardo mariano o un extracto de silimarina.

¡Amo la potencia equilibrada y las posibilidades de la medicina natural!

Enemigo del Alzheimer

La información más alentadora proviene de las buenas noticias para prevenir y paliar el mal de Alzheimer; científicos de la Univesidad de California dieron a conocer en la revista Journal of Alzheimer´s Disease que han identificado un mecanismo intra-celular específico regulado por la vitamina D3 que puede ayudar al cuerpo a eliminar del cerebro placa de beta amiloide y que se ve potenciado si esta es administrada junto con curcumina en forma de suplemento o incorporándola a la alimentación con el consumo de cúrcuma o curry.

La forma en que estos nutrientes actúan es a través del estímulo de las células macrófagas que localizan y eliminan fibrilos de amiloide y otros productos de deshecho que se van acumulando en el cerebro y anticipan la manifestación de esta y otras enfermedades neurológicas.

Leche Dorada

Esta bebida típica de la medicina ayurvédica que se utiliza hace más de cuatro mil años y de la cual se ha afirmado que es el alimento más curativo de la tierra dadas las numerosas propiedades de la cúrcuma; tiene todas las virtudes que se le atribuyen a la planta y destacan sus excelentes beneficios digestivos, preventivos de la tos y resfriados, alivio de los dolores reumáticos y las molestias de la menstruación, ayudante para conciliar el sueño, facilitador de la perdida de peso, es un eficaz antiaging, ¡y es deliciosa!

Ingredientes:

  • 1/4 taza de cúrcuma en polvo
  • 500 ml de agua
  • 10 gr de pimienta negra recién molida

Instrucciones:

Añade la cúrcuma y la pimienta al agua y lleva a ebullición.

Remueve constantemente y deja reducir el líquido hasta que quede una pasta relativamente espesa.

¡Ojo cuando la preparas que la cúrcuma mancha! Es un colorante natural.

Guárdala en el frigorífico y ve utilizándola como un concentrado; según la vayas necesitando utiliza la pasta para preparar tu leche dorada mezclándola con agua o una bebida vegetal; la fórmula original es con leche de vaca, si la consigues agroecológica puede ser una opción según tu enfoque alimentario.

Esta pasta se conserva refrigerada hasta un mes.

Luego, cada vez que deseamos preparar la leche dorada, llevamos una cucharadita de la pasta a una ebullición corta con la bebida elegida. Endulzar a gusto con miel e incorporar aceite de almendra, sésamo o ghee.

Si buscamos una consistencia más espumosa, podemos pasar la leche por la licuadora durante treinta segundos.

¡A tu salud!

Pablo de la Iglesia
Mentor del Diplomado en Coaching Nutricional