Publicado el

Schisandra, protector de tu vitalidad

Plantas medicinales: SCHISANDRA

Nombre botánico: Schisandra chinensis (Turcz.) Baill

Castellano: schisandra, esquisandra, magnolia china, planta de los cinco aromas.

Catalán: schizandra.

Francés: schizandre.

Inglés: chinese magnolia vine.

Historia

La schisandra (Schisandra chinensis (Turcz.) Baill) es originaria de China, Corea y el este de Siberia; como recurso medicinal es utilizada para aliviar enfermedades del hígado desde hace al menos mil años en la Medicina Tradicional China.

Su nombre vernáculo es Wu Wei Zi, que significa “el fruto de los cinco sabores”; las bayas de schisandra son de sabor dulce y ácido, pero sus semillas resultan picantes y muy amargas e incluso saladas, y de allí el nombre común que se le asigna en China.

Sun Simiao un renombrado practicante de la medicina  tradicional china la llamó “el rey de las plantas medicinales” ya que el consumo de schisandra favorece el equilibrio de los cinco órganos vitales: hígado, pulmón, corazón, riñones y bazo.

Fue redescubierta en Occidente hace muy pocas décadas, tiempo en el cual se han estudiado mucho sus propiedades, confirmando muchas de las atribuidas desde hace milenios y otras de acuerdo a la mirada de la medicina contemporánea.

Propiedades generales

Es una enredadera de tallo leñoso que alcanza hasta unos ocho metros de alto; son sus bayas rojas las que tienen las reconocidas propiedades adaptógenas.

Entre sus principios activos se incluyen lignanos, fitosteroles, vitaminas C y E, entre otros.

Destacamos que aumenta la capacidad de adaptarse a situaciones de estrés, favorece las funciones depurativas del organismo, protege el hígado, es antioxidante y promueve estados de bienestar mental y psicológico.

También es destacable la capacidad que confiere para mejorar la adaptación del organismo a condiciones ambientales severas.

Estrés, cansancio y fatiga

El uso de la schisandra para mejorar la resiliencia al estrés y favorecer un estado general de calma, seguramente es la indicación más frecuente para este fruto adaptógeno en sus distintas presentaciones.

Cuando el estrés ha dejado sus secuelas y se manifiesta con cansancio o burnout, la schisandra también nos ayudará a recobrar la homeostasis cuerpo-mente-alma; su consumo, e idealmente junto con una toma de conciencia que nos permita corregir las causas de esta situación indeseable, será un aliado invaluable para recuperarnos con más eficiencia.

Por su efecto estimulante, algunos investigadores, comparan el efecto de la schisandra con el del café. Sin embargo esta última tiene algunas ventajas en la mayoría de los escenarios, ya que en lugar de excitar e impedir el sueño, nos predispone a una mejor calidad de descanso. Así que puedes utilizarla para tener más energía, ser capaz de afrontar los retos diarios a la vez que aporta propiedades para descansar mejor; un adaptógeno actúa como regulador que favorece nuestra puesta a punto, creando condiciones para una respuesta adecuada en cada escenario vital.

Protección hepática

Investigaciones recientes observaron que los lignanos contenidos en sus semillas (schizandrina y gomisina), favorecen la regeneración hepática dañada por una infección viral -tal como ocurre en la hepatitis vírica-, la incidencia de toxinas o por un consumo excesivo de alcohol; de hecho se recomienda en el tratamiento de hepatitis crónica, cirrosis hepática, alcoholismo y como parte de las terapias para mejorar la funcionalidad del hígado.

En la medicina tradicional china se indica para mantener el equilibrio en los niveles de los distintos fluidos del cuerpo, normalizando el ritmo en la emisión de orina, reduciendo los sudores nocturnos y aumentando la secreción de los fluidos sexuales.

Algunas indicaciones menos conocidas y no tan estudiadas le atribuyen actividad contra las afecciones respiratorias con tos y dificultades para respirar, problemas digestivos con diarrea e incluso como una alternativa natural para mejorar la vista.

Forma de uso

La forma de uso más habitual es en forma de complementos nutricionales.

  • Schisandra (Anastore)
    Extracto concentrado 30:1 y titulado al 10% en schisandrinas; 30 cápsulas vegetales de 200 mg.

  • Schisandra (SuperSmart)
    Extracto concentrado 10:1 y titulado al 9% en schisandrinas; 60 cápsulas vegetales de 250 mg.

Entre las opciones para preparados caseros y fórmulas de herbolario, citamos:

  • Tisana inmunoestimulante: se prepara con una cucharada de postre rasa de semillas de schisandra por vaso de agua; se lleva a hervor durante 2 minutos y se toma por las mañanas (por la noche podría producir insomnio).

  • Tónico estimulante: tomar 3 o 4 semillas y ensalivarlas hasta que se vayan deshaciendo en la boca.

  • Infusión vigorizante masculina: decocción breve de 5 gramos de bayas de schisandra –que se habrán mantenido en maceración toda la noche– en un 1/4 de litro de agua; dejar reposar diez minutos y tomar una taza diaria durante cien días -tiempo sugerido por la tradición para apreciar sus efectos-.

  • Fresca: donde está disponible, también puede consumirse como un alimento fresco.

Su seguridad a las dosis indicadas está verificada y se puede consumir durante periodos prolongados sin efectos secundarios.

ADAPTÓGENOS, aliados para una puesta a puntoEspero que esta información te sea útil para considerar la incorporación de la schisandra a tu estrategia de salud con plantas medicinales; si este artículo te resultó de interés, te gusta la fItoterapia y te gustaría trabajar como educador en el área, seguramente te interesará nuestro curso EXPERTO EN FITOTERAPIA PRÁCTICA.

También dispones la guía ejecutiva ADAPTÓGENOS, aliados para una puesta a punto en AMZN, en la que dispones información compilada sobre estos poderosos recursos para el bienestar.

Publicado el

Rhodiola, potente adaptógeno para mantener el rendimiento

Beneficios de la RHODIOLA

Nombre botánico: Rhodiola rosea L.

Castellano: rhodiola, rodiola, raíz del ártico.

Alemán: Rodiola.

Catalán: rodiola.

Francés: orpin rose.

Inglés: arctic root, Golden root, rose root.

Italiano: rodiola rosa.

Portugués: rhodiola.

La rhodiola (Rhodiola rosea L.) es una planta adaptógena con extraordinarias propiedades para mitigar el estrés y la fatiga, así como para mejorar la resistencia del organismo.

Hábitat e historia

La rhodiola es originaria de las regiones más frías de Rusia y China y crece en los suelos más arenosos, rocosos, secos e inhóspitos de las laderas siberianas.

Ha sido muy valorada en varias tradiciones árticas; por ejemplo, los vikingos ya la utilizaban para energizar a sus guerreros.

También  se describe en uno de los primeros libros de medicina de la antigua Grecia, De Materia Medica, escrito por Dioscórides en el año 77 a. C.

Beneficios medicinales

Se utiliza la raíz y su función destacada es ayudar al organismo a adaptarse al estrés emocional y al esfuerzo físico; la investigación demuestra que también reduce la fatiga y la depresión. Esto caracteriza su función como destacado adaptógeno.

También hay que mencionar sus beneficios sobre el sistema cardiovascular y la normalización de la función del tracto intestinal.

Entre sus indicaciones destacadas mencionamos:

  • Adaptarse al estrés emocional y al esfuerzo físico.
  • Estimular el sistema nervioso.
  • Reduce la fatiga.
  • Alivia los dolores de cabeza inducidos por el estrés.
  • Mejora la calidad de descanso.
  • Favorece el rendimiento laboral.
  • Normaliza la función del tracto intestinal.
  • Estimula la fuerza y la resistencia del deportista.
  • Tiene propiedades antioxidantes.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Favorece el rendimiento y la reactividad cerebral.

Regulación del sistema nervioso

Está indicada para el tratamiento de la depresión leve en dosis de 100-600 mg al día.

Personalmente, para darle más profundidad y sustentabilidad a este enfoque, sugiero explorar la sinergia con aceites Omega 3 de origen marino -rico en EPA y DHA- para controlar la inflamación y tonificar el sistema nervioso; en personas que practican el vegetarianismo, pueden recurrir a los aceites de algas ricos en DHA.

Otras plantas medicinales que han mostrado ser útiles en el alivio de la depresión son el hipérico, el ginkgo biloba, el ginseng, entre otras.

A modo de orientación general, digamos que las dosis bajas y medias de rhodiola tienen efecto estimulante y las dosis más elevadas actúan como sedante y relajante.

La rhodiola también es eficaz para mejorar la memoria y la capacidad de aprendizaje; sumemos estas propiedades a las señaladas en el párrafo anterior y a las evidencias que indican que también contribuyen a conservar las funciones cerebrales, claramente estamos ante un recurso con grandes potenciales para prevenir y aliviar la demencia.

Ayuda ergogénica

La rhodiola es un aliado del rendimiento deportivo que ha demostrado utilidad para reducir el tiempo de recuperación después de entrenamientos prolongados o exigencias competitivas.

Además se ha observado que la rhodiola aumenta la actividad catalizadora del ARN para autorepararse y la acción enzimática sobre otras proteínas importantes para la recuperación muscular después del ejercicio exhaustivo.

También mejora la creación  de energía muscular, la síntesis de glucógeno muscular y hepático, la síntesis de proteína muscular y la actividad anabólica.

Un estudio del Centro de Medicina Moderna dependiente del Ministerio de Industria de Defensa de la Federación de Rusia y titulado El extracto de raíz de Rhodiola rosea reduce el nivel de proteína C reactiva y creatinina quinasa en la sangre  analizó los efectos de los extractos de raíz de Rhodiola rosea sobre los niveles sanguíneos de proteína C reactiva inflamatoria y creatinina quinasa en voluntarios sanos no entrenados antes y después de un ejercicio agotador y verificaron que el consumo de su extracto exhibió un efecto antiinflamatorio y protegió el tejido muscular durante y después el ejercicio.

El Dr. Josep Lluís Berdonces en una monografía titulada “La Rhodiola rosea o rodiola”, nos orienta para poder diferenciar la respuesta a un estimulante y un adaptógeno:

Los adaptógenos se diferencian de otros estimulantes en su acción frente a esfuerzos musculares exhaustivos. Con los estimulantes clásicos, el aumento inicial de capacidad física se ve seguido de una disminución posterior de la capacidad de esfuerzo. El uso repetido de estimulantes del sistema nervioso acaba produciendo una depleción de las catecolaminas, disminuyendo los reflejos condicionados. En cambio, con extractos de Rhodiola rosea, el aumento inicial de la capacidad de esfuerzo físico se sigue de una reducción menor de la capacidad que en los estimulantes clásicos, de manera que la capacidad física sigue estando por encima de la media.

Efectos antivirales

Aunque se ha evaluado en el contexto deportivo, hay que considerar como un plus de la rhodiola su capacidad para estimular las defensas y ayudar a prevenir infecciones. El Dr. David Nieman, director del Laboratorio de Rendimiento Humano de la Universidad Estatal de los Apalaches, observó que los maratonistas eran más propensos a las enfermedades virales, en especial, las enfermedades del tracto respiratorio superior, después de competir; con el uso de un complemento de rhodiola, además de mejorar su rendimiento y acelerar su recuperación física, pueden tener una protección adicional contra las infecciones.

Formas de uso

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) acepta su uso tradicional para el alivio de los síntomas de estrés, tales como fatiga y debilidad.

El Dr. Joseph Mercola brinda una serie de orientaciones que facilitan la elección de un complemento de rhodiola de buena calidad:

  • El producto debe especificar que contiene Rhodiola rosea y no otro género de la planta. Los ingredientes activos rosavina, rosina y rosarina solo se encuentran específicamente en la Rhodiola Rosea
  • El producto debe estar estandarizado con un mínimo de 3 % de rosavinas y de 0.8 a 1 % de salidrosidos (ya que la proporción natural de estos compuestos es de aproximadamente 3:1)
  • Las formas aceptables incluyen a las tinturas de alcohol o agua y/o extracto de raíz seca estandarizada con rosavinas y salidrosidos

La opción de uso más frecuente es en forma de complemento nutricional en cápsulas o comprimidos:

  • Rhodiola (Anastore)
    Extracto titulado al 5% en rosavinas y al 2% en salidrósidos; 60 cápsulas vegetales.
  • Rhodiola (Vegavero)
    Extracto titulado al 3% en rosavinas y al 1% salidrósidos; 120 cápsulas vegetales con 200 mg.
  • Rhodiola (Solaray)
    Extracto titulado al 3% en rosavinas y al 1% salidrósidos; 60 cápsulas vegetales con 500 mg.

ADAPTÓGENOS, aliados para una puesta a punto

Espero que esta información te sea útil para considerar la incorporación de la rhodiola a tu estrategia de salud con plantas medicinales; si este artículo te resultó de interés, te gusta la fItoterapia y te gustaría trabajar como educador en el área, seguramente te interesará nuestro curso EXPERTO EN FITOTERAPIA PRÁCTICA.

También dispones la guía ejecutiva ADAPTÓGENOS, aliados para una puesta a punto en AMZN, en la que dispones información compilada sobre estos poderosos recursos para el bienestar.

 

Publicado el

Glutamina, regenerador muscular y reconstituyente intestinal

La  glutamina es un regenerador muscular utilizado como suplemento deportivo y un reconstituyente intestinal que mejora las digestiones.

La glutamina o L-glutamina, es uno de los 20 aminoácidos que intervienen en la composición de las proteínas; es un aminoácido no esencial y el organismo lo sintetiza a partir de sustancias presentes en los alimentos, sin embargo en determinados escenarios su suplementación se vuelve necesaria para prevenir la disminución del músculo debido a diferentes manifestaciones de estrés.

La glutamina representa casi el 60% de los aminoácidos presentes en los músculos; también es muy importante para el metabolismo cerebral, la médula espinal y el plasma sanguíneo; también ayuda a controlar impulsos adictivos.

Regulación del pH

Hay que destacar que es el aminoácido más importante para la regulación del pH o del equilibrio ácido-base, puesto que contribuye a disociar el amoníaco en los riñones (proceso conocido como reacción de la glutaminasa) en el cual se elimina el ácido por un lado y se ahorra bicarbonato por el otro. Su capacidad para “limpiar” amoníaco de los tejidos también favorece la salud del cerebro, desde donde lo transporta a otras zonas de nuestro cuerpo.

Debido a un efecto tampón que neutraliza el exceso de ácido en los músculos generado especialmente en la práctica del ejercicio anaeróbico intenso, ayudando a retrasar la fatiga y prevenir el catabolismo muscular.

Síntesis proteica

La razón por la cual los resultados se notan más rápidamente que con otros suplementos es porque proporciona nitrógeno más rápidamente que cualquiera de los demás aminoácidos; en cualquier situación de crisis provocada por una enfermedad o una lesión, el cuerpo necesitará mayor disposición de proteínas, y sin importar cual, todas pueden obtenerse y elaborarse con más eficiencia gracias a la glutamina.

Esto se debe a que posee un átomo extra de nitrógeno, el cual libera fácilmente para la síntesis de otros aminoácidos; esta es la razón por la que se lo conoce como el transportador de nitrógeno. La glutamina toma proteínas allí donde están disponibles y las moviliza hacia donde se necesitan más; además, ayuda al cuerpo a crear nutrientes de gran valor como glutatión, glucosamina o vitamina B3.

Suplemento deportivo

Cuando hablamos de este aminoácido a la mayoría se les vendrá a la mente la práctica deportiva, ya que su suplementación es muy corriente entre los atletas de alto rendimiento y quienes desean ganar o conservar masa muscular. La complementación nutricional de glutamina es de utilidad para que los músculos ejercitados no pierdan volumen y los culturistas lo emplean por su capacidad de construir músculo.

Dado que es un aminoácido no esencial y el cuerpo la produce a partir de otros elementos, su uso complementario es controvertido, sin embargo, y sobre todo considerando su práctica ausencia de contraindicaciones, vale la pena probarlo y hacer la propia experiencia; personalmente, dada la observación de los efectos en mi mismo y en personas cercanas, no tengo dudas de su eficacia.

Otras indicaciones

También, como complemento, se utiliza en casos en los que una persona debe permanecer postrada durante un largo tiempo así como en casos de cáncer y sida dado que las situaciones de trauma, cirugía y estrés provoca que los músculos liberen glutamina al torrente sanguíneo afectando la masa muscular.

En general se han descripto beneficios en casos de artritis, inmunidad deprimida, fibrosis, desordenes intestinales, úlceras pépticas, daños en los tejidos debido a radiación, cáncer, etc.; se ha observado que su carencia predispone a las infecciones y a su recuperación más lenta. Simplemente debemos tener las expectativas adecuadas, no se trata de un complemento milagroso, sino que -en general- va sumando pequeñas diferencias acumulativas que a su debido tiempo pueden hacer una gran diferencia.

Personalmente la empecé a utilizar hace unos por recomendación del profesor de educación física que me guía en el gimnasio, dado que, como muchos de mis lectores saben, debo lidiar con las secuelas de una esclerosis múltiple y la pérdida de masa muscular es un problema en estos casos si no se toman todos los recaudos. Un beneficio adicional que obtuve fue un funcionamiento notablemente mejor del intestino.

Una experiencia personal

A pesar de una dieta sana, hasta hace no muchos años y de manera crónica he padecido problemas de inflamación, gases y mala asimilación intestinal debido a una relativa predisposición a padecer permeabilidad intestinal -seguramente por malos hábitos de la infancia y la adolescencia- y quizá una insuficiente masticación y ensalivación. A pesar de mi alimentación preferentemente vegetariana basada en alimentos integrales durante más de dos décadas -últimamente he incorporado algunos alimentos de origen animal- y una cuidada selección de los alimentos y la exclusión total de los lácteos en la mayor parte de los últimos veinticinco años, la toma de consciencia del impacto negativo del gluten no se generalizó hasta hace muy pocos años.

Si bien he sido férreo opositor a los alimentos glutinados, absurda moda que surge en los 90’s y que provocó desastres en nuestra salud intestinal e inmunológica, no fue hasta hace cuatro o cinco años que realicé durante más de un año una dieta completamente libre de gluten; los resultados fueron muy buenos aunque en absoluto espectaculares como suele ocurrir dado que no tengo intolerancia manifiesta al gluten. Sin embargo, no fue hasta un tiempo después que incorporé la glutamina cuando mis intestinos realmente empezaron a experimentar un funcionamiento mejorado y esto puede deberse a la regeneración de la membrana intestinal que favorece la glutamina; la glutamina es un regenerador intestinal por excelencia, al punto que es conocida como “factor de permeabilidad intestinal”.

Mi dieta no es libre de gluten, aunque sí muy baja, puesto que he optado por consumir dosis horméticas del mismo. En toxicología, la hormesis define un proceso de respuesta a dosis, caracterizado por una estimulación por dosis mínima y una inhibición para dosis altas; en la práctica esto implica un contaminante o toxina que produzcan el efecto de hormesis tiene a bajas dosis el efecto contrario al que tiene en dosis más elevadas. Mientras que la corriente dominante opta por evitar la exposición a sustancias aparentemente nocivas, yo considero que esta obsesión por evitarlo todo nos debilita en muchos sentidos. Un ejemplo claro es la cantidad de enfermedades producidas por falta de exposición al sol, al cual no solo lo evitamos en exceso, sino casi por completo con protectores solares artificiales y otras barreras.

Por supuesto, este es un conocimiento que cada quien debe aplicar en base a su propia experiencia dado que, si bien el gluten al parecer es nocivo para todos en exceso, hay gente que es absolutamente intolerante siendo absolutamente imprescindible su evitación y otros toleran pequeñas cantidades sin problemas.

Mi consejo es evitar las conclusiones extremas tan típicas de estos tiempos y hacer la propia experiencia; lo que sugiero fervientemente es realizar una dieta libre de gluten y bien equilibrada durante un periodo no menor a tres meses para registrar de primera mano los cambios que se producen y que con bastante frecuencia son espectaculares. La suplementación con glutamina, ayudará a obtener mejores resultados, eso es seguro.

Fuentes alimentarias

La glutamina está ampliamente difundida en alimentos de origen animal (huevos, cerdo, pollo, pavo, salmón) y vegetal con alto contenido proteico, sin embargo hay que tener en cuenta que se destruye con la cocción de los mismos; en tal sentido señalamos el perejil, las espinacas, la col y los frutos secos en crudo como buenas fuentes de glutamina. En el caso de las fuentes de origen animal, la mejor opción sería el huevo de gallinas de pastoreo pasado por agua, para evitar que el exceso de cocción desnaturalice las proteínas.

Complementación

Las dosis habituales para complementos suelen ser de entre dos y cinco gramos, sin embargo para restaurar la inmunidad pueden ser necesarios entre cinco y veinte gramos y para regenerar la mucosa intestinal se han dispuesto hasta cuarenta gramos; lo habitual es consumir entre cinco y diez gramos en tres tomas, antes y después de la actividad deportiva y antes de dormir. Aunque ha demostrado ser segura aún con consumos de cuarenta gramos en durante situaciones críticas, para dosis mayores a las recomendadas es fundamental consultar con un profesional especializado.

¡Qué estés bien!

Pablo de la Iglesia