Publicado el

La actividad física es medicina

La actividad física es medicina

La actividad física no solo puede prevenir enfermedades oportunistas y crónicas, también puede ayudar con el tratamiento de enfermedades.

¿Alguna vez ha pensado en cuánto dinero gasta en medicamentos cada año? ¿Alguna vez has hecho los cálculos?

Quizás el dinero no provenga directamente de su bolsillo, ya que la compañía de seguros asume una gran parte de los costos. De cualquier manera, quiero desafiarlo a que sume lo que ha gastado en medicina este año y lo lleve un registro hasta el final de este año y vea dónde termina.

En promedio, cada estadounidense gasta alrededor de $ 1,000 por año en productos farmacéuticos. Esto coloca a Estados Unidos en el primer lugar del mundo en el uso de productos farmacéuticos. 

De hecho, es un 40% más de lo que gasta el próximo país (Canadá). Estados Unidos también ocupa el primer lugar en el uso de antipsicóticos, medicamentos para la demencia, problemas respiratorios y artritis reumatoide. 

Una de las razones de esto podría ser que las tasas de enfermedades crónicas, como enfermedades cardíacas, diabetes y enfermedad de Alzheimer, son mayores que en otros países desarrollados debido a los altos niveles de obesidad, la falta de actividad física y la mala nutrición.

El siguiente cuadro muestra cuánto gastaron los diferentes países en productos farmacéuticos en 2013:

Productos farmacéuticos-1

Fuente: http://www.pbs.org/newshour/updates/americans-spend-much-pharmaceuticals/

Es sorprendente lo dispuestos que estamos a gastar enormes cantidades de dinero en medicamentos y, sin embargo, no estamos dispuestos a considerar formas alternativas de tratar y prevenir enfermedades. ¡Una de las formas de medicina más baratas y efectivas es la actividad física ! 

Un filósofo muy sabio dijo una vez:

La falta de actividad destruye el buen estado de todo ser humano, mientras que el movimiento y el ejercicio físico metódico lo salvan y lo preservan.

Platón

Beneficios de la actividad física

El movimiento del cuerpo humano es extremadamente poderoso y proporciona muchos beneficios físicos, mentales, emocionales, sociales y espirituales. 

Las investigaciones demuestran que la actividad física no solo puede prevenir enfermedades oportunistas y crónicas; realmente, incluso puede ayudar con el tratamiento de enfermedades y mejorar la calidad de vida.

Según el Colegio Americano de Medicina Deportiva (ACSM), la actividad física regular puede proporcionar los siguientes beneficios en relación con las enfermedades crónicas:

  1. Reducir el riesgo de accidente cerebrovascular en un 27%
  1. Reducir la incidencia de enfermedades cardíacas y presión arterial alta en aproximadamente un 40%.
  1. Reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer en aproximadamente un 40%.
  1. Reducir la mortalidad y el riesgo de cáncer de mama recurrente en aproximadamente un 50%
  1. Reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo II en un 58%
  1. Reducir el riesgo de cáncer de colon en más del 60%.
  1. Las personas activas de 80 años tienen un riesgo menor de muerte que las personas inactivas de 60 años
  1. Puede reducir el riesgo de muerte en un 40%.
  1. Los adultos con mejor fuerza muscular tienen un 20% menos de riesgo de mortalidad (33% menos de riesgo de mortalidad específica por cáncer) que los adultos con baja fuerza muscular.

Estas son estadísticas poderosas para mostrar cómo la actividad física puede desempeñar un papel clave en la prevención del desarrollo o la recurrencia de enfermedades crónicas. 

Otros beneficios de la actividad física incluyen:

  • Mejora del funcionamiento cardiorrespiratorio.
  • Favorece el metabolismo celular.
  • Mejor control de la grasa corporal
  • Sueño mejorado
  • Aumento de los niveles de energía.
  • Función inmunológica mejorada
  • Mejora del bienestar psicológico y emocional.
  • Funcionamiento mental mejorado
  • Mayor fuerza y ​​resistencia muscular
  • Mayor flexibilidad
  • Mejor salud articular
  • y muchos más…

Actividad física y depresión

Uno de los beneficios más poderosos de la actividad física es su capacidad para disminuir la depresión. De hecho, ¡puede hacer esto con la misma eficacia que el Prozac o la terapia conductual!  

Durante las últimas décadas, el uso de medicamentos antidepresivos ha aumentado significativamente. 

Uno de cada diez estadounidenses usa medicamentos para la depresión y cuando se reduce la demografía, una de cada cuatro mujeres de entre 40 y 50 años toma estos medicamentos. 

Sin entrar en detalles, los medicamentos para tratar la depresión pueden tener efectos secundarios perjudiciales y a largo plazo.

Considerando que la actividad física regular puede tener un impacto tan positivo en las personas que sufren de depresión, ¿por qué el ejercicio no puede ser un tratamiento alternativo para esta enfermedad? Los efectos secundarios son positivos sin importar por dónde empiece y sin importar qué dolencias pueda estar experimentando su cuerpo.

Mientras trabajaba con pacientes con obesidad severa y los trataba con medicamentos para el estilo de vida (actividad física, nutrición saludable, manejo del estrés, etc.), he sido testigo de muchas personas que padecen enfermedades crónicas y sus síntomas mejoran sus condiciones de salud, reducen la ingesta de medicamentos y mejoran su calidad de vida en muchas ocasiones.

Los pacientes pueden dejar de tomar medicamentos para la presión arterial, medicamentos para el colesterol, inhaladores y muchos otros medicamentos que, aunque alivian los síntomas, pueden ser perjudiciales para el bienestar general de la persona.

Una lección clave que debe aprender es que la mayoría de los medicamentos tratan los síntomas (lo cual a veces es necesario); sin embargo, NO suelen tratar la causa de la dolencia. El uso de la actividad física como medicina puede tratar los síntomas Y puede tratar la causa de la dolencia. ¡El movimiento del cuerpo humano es poderoso! ¡El cuerpo fue diseñado para moverse y estar en acción para funcionar lo mejor que pueda!

Quiero animarles a todos a reconocer el poder del movimiento; ¡Que la actividad física realmente puede ser una medicina! 

Si padece una enfermedad crónica, consulte con su médico y solicite información sobre cómo un tratamiento alternativo a través de la actividad física, además de otros comportamientos de estilo de vida, podría mejorar su condición y ayudar a tratar la causa y los síntomas de su enfermedad.

Autor: Dominique Wakefield MA, CPT
Fuente: Physical Activity is Medicine

Publicado el

Beneficios del ginseng rojo coreano

Plantas medicinales: GINSENG

Latín: Panax ginseng Meyer.

Castellano: ginseng.

Catalán: ginseng.

Francés: ginseng.

Gallego y portugués: ginseng.

Chino: jin chen, renshen.

El uso más conocido del ginseng (Panax ginseg Meyer) es como estimulante psicofísico, pero también aumenta la capacidad física y mental en casos de convalecencia, y como regulador del estrés en cualquier escenario; características propias de un adaptógeno.

Sin embargo, siendo una planta ampliamente estudiada, a estas propiedades sobresalientes, hay que sumarles muchas otras que la vuelven un recurso invaluable de la medicina integrativa.

La aplicación auténtica del término «ginseng» se usa para referirse tanto al ginseng asiático o coreano (Panax ginseng) como al ginseng americano (Panax quinquefolius) que brinda beneficios similares aunque menos potentes en general.

El verdadero ginseng pertenece solamente al género de Panax, así que otras especies, tales como ginseng siberiano no son realmente ginseng, sino nombres que utilizamos corrientemente para señalar ciertos atributos y propiedades similares.

Historia y actualidad

Panax es una palabra que deriva del griego panakos, la cual traducida significa panacea; esta palabra refiere a un medicamento al que se atribuye eficacia para curar diversas enfermedades o brindar una solución general para cualquier mal.

El ginseng rojo coreano se ha utilizado en la medicina tradicional china durante milenios; en Occidente, hay referencias del siglo XVI, cuando reyes, emperadores y familias adineradas comenzaron a utilizarlo habitualmente.

Actualmente se cultiva en las zonas montañosas de Asia y especialmente en Corea, China y Japón; también en Rusia y Bulgaria. Hoy día se afirma que el ginseng rojo coreano es la variedad más eficaz, el cual es producido con metodologías que han permanecido prácticamente invariables por más de mil años.

El proceso productivo del ginseng rojo coreano es más largo que otras variedades, se  cuida continuamente el suelo, hay un control de calidad bien establecido, este se complementa con regulaciones locales y se somete a una rigurosa supervisión regulada.

Por ejemplo, el ginseng americano, sin desmerecer sus buenas propiedades, sólo tiene la mitad de variedad de componentes activos en forma de ginsenósidos y saponinas saludables; además, su cultivo tiende a ser más masivo.

Si esto lo comparamos con los seis años de cuidados que habitualmente se destinan a las variedades de ginseng rojo coreano, acompañado de una rotación de suelos con una espera de diez años, la diferencia es esperable.

Composición

Los principios activos que destacan en la raíz del ginseng son saponinas triterpénicas (ginsenósidos), glúcidos (polisacáridos de alto peso molecular conocidos como panaxanos), aceite esencial o panaceno (constituido principalmente por limoneno, terpineol, citral y poliacetilenos), vitaminas del grupo B, ácido fólico, nicotinamida, ácido pantoténico, vitamina C y oligoelementos (Zn, Cu, Fe, Mn, Ca, etc).

Indicaciones del ginseng

Los usos prácticos del ginseng son muchísimos, a continuación señalamos algunos de ellos.

Tónico cerebral

El ginseng favorece notablemente la concentración y la respuesta cognitiva; su consumo sostenido durante al menos tres meses contribuye a mejorar el rendimiento mental incluso en personas con daños severos en el sistema nervioso, tal como puede ser el caso de personas con enfermedad de Alzheimer.

Una investigación del Departamento de Neurología del Instituto de Investigación Clínica en Corea del Sur puso a prueba la respuesta del ginseng en pacientes con Alzheimer. El tratamiento con ginseng demostró mejoras y esta tendencia continuó durante tres meses; cuando el tratamiento se interrumpió estas volvieron a los niveles del grupo de control.

Los resultados sugieren su utilidad al menos como paliativo y la necesidad de un estímulo más permanente en casos del Alzheimer; también queda abierta la posibilidad de mantener expectativas de reversión en tratamientos de más tiempo.

Hay algunas investigaciones observaron mejores resultados en el estímulo de las funciones cognitivas, cuando el ginseng se combina con ginkgo biloba.

Esto abre el juego para generar estímulos más profundos, establecer pautas alternas que permitan descansar de una planta y evitar el acostumbramiento; incluso combinarlo con otros recursos útiles como el aceite de coco, los Omega 3, etc.

Otro estudio del Centro de Investigación de Rendimiento Cerebral y Nutrición en Reino Unido, observó a treinta voluntarios que recibieron tres rondas de tratamientos de ginseng y placebo.

Se observó que el consumo de 200 miligramos de ginseng durante ocho días ralentizó la caída del estado de ánimo pero, llamativamente, también disminuyeron la respuesta de los participantes a la aritmética mental; en cambio cuando la dosis aumentó a 400 miligramos esta mantuvo los niveles de calma y mejoró la respuesta a ejercicios de aritmética mental. Esta investigación ayuda a comprender mejor el papel del ginseng como adaptógeno, más allá de la descripción como mero estimulante a la que se lo somete equívocamente.

Cuando sentimos que nuestro sistema nervioso está por colapsar, el ginseng rojo coreano puede ser de gran ayuda para salir mejor y más rápido; por supuesto, lo recomiendo con buena hidratación, procurar tomarse descansos meditativos y para realizar respiraciones profundas, alimentación saludable y restaurar el buen descanso.

Idealmente, el ginseng será incorporado a nuestras estrategias de salud para evitar estos escenarios.

Mejora la circulación

Favorece la circulación sanguínea ayudando en la prevención y el alivio de todo el espectro de enfermedades de este tipo, incluyendo anemia, debilidad del corazón, angina de pecho, etc.

Es muy eficaz para aliviar la hipotensión; sin embargo también es un coadyuvante eficaz para controlar la hipertensión, aunque en estos casos hay que evaluar la reacción del consumidor, en especial en casos de hipertensión grave donde hay recursos más seguros y eficaces como ajo, barba de choclo, espino blanco, etc.

Ayuda ergogénica

El ginseng es un complemento utilizado como ayuda ergogénica entre los deportistas por su capacidad para reducir la fatiga, estimular la resistencia y mejorar la recuperación física.

Diversos estudios en humanos han demostrado una reducción de la lactatemia, ralentización de la frecuencia cardíaca, inhibición del incremento reflejo de la tensión sanguínea, disminución del consumo de oxígeno miocárdico y mayor capacidad de trabajo para el mismo esfuerzo; por supuesto, en experimentos con animales en laboratorio, hay más pruebas que verifican el potencial del ginseng que muchas personas ya han observado directamente en su propia experiencia.

Antioxidante

El ginseng tiene actividad antioxidante autónoma y además se ha observado que contribuye a mejorar la efectividad del del α-Tocoferol (alfa-tocoferol).

Un estudio hizo seguimiento a 71 mujeres posmenopáusicas que tomaron 3 gramos de ginseng rojo o un placebo a diario durante 3 meses; al cabo midieron la actividad antioxidante y los marcadores de estrés oxidativo y los investigadores concluyeron que el ginseng rojo contribuye a reducir el estrés oxidativo al favorecer la funcionalidad de las enzimas antioxidantes.

Inmunoestimulante

También ha sido bien estudiada su capacidad para estimular la inmunidad natural, contribuyendo a que el cuerpo responda de manera más eficaz a resistir infecciones por microorganismos.

Está bien demostrado que el consumo de raíz de ginseng (incluso sus hojas y sus tallos) mejora la respuesta de las células del sistema inmune.

La ingesta de ginseng ayuda a que nuestro organismo pueda producir sus propios antimicrobianos contra virus y bacterias; así mismo, ayuda a controlar el exceso de inflamación durante las infecciones, las cuales son causantes de gran parte de la morbilidad y mortalidad que estas provocan.

Su capacidad antibacteriana es muy elevada y potencialmente podría ayudar a reducir o incluso evitar el uso de antibióticos en muchos escenarios; también hay estudios que observan que el ginseng inhibe el crecimiento de diversos virus que incluyen el de la gripe, el VIH y el rotavirus.

Estas mismas propiedades son las que determinan su utilidad en la prevención y el tratamiento coadyuvante en el cáncer; las mejoras en la inmunidad celular que involucran células T y células NK (células asesinas naturales), junto con otros mecanismos como su acción antioxidante, antiinflamatoria e inductora de la apoptosis, le brindan al ginseng un valor que puede ser inestimable para hacer la diferencia en estos casos.

Antiinflamatorio

En estudios in vitro, se ha observado que las saponinas del ginseng modulan la actividad de las células inmunológicas; esto se ha observado por una limitación en la concentración y actividad de los leucocitos polimorfonucleares en la zona inflamada.

Esto no le restaría eficiencia al proceso defensivo, sin embargo permite limitar más rápidamente los procesos inflamatorios más allá de la necesidad de su respuesta y así evitar que se vuelvan escenarios de inflamación crónica no resuelta. Para lo cual, por supuesto, es muy auspicioso contribuir con hábitos de vida saludable, de lo contrario es poner parches, tirar para adelante y nada más.

Recomendaciones de consumo

Es importante señalar que siendo una planta medicinal muy estudiada, podemos afirmar que:

  • Su toxicidad potencial es muy baja y se trata de un complemento nutricional de consumo seguro.
  • Qué sus mecanismos de acción pueden ser rápidos pero mejoran aún más de manera progresiva.

Cuando se trata de polvo puro de la raíz del ginseng, las dosis recomendadas son de seis a ocho gramos diarios durante diez o quince días, si se trata de enfermedades agudas.

La dosis de mantenimiento o para cuidar la salud, suele ser de dos a tres gramos de polvo al día.

En el caso de los deportistas, esta última dosis como mínimo, se recomienda consumirla entre seis y diez semanas cuando se están poniendo a punto para los grandes acontecimientos y la ingesta del día de la competición una hora antes de la prueba.

  • Ginseng rojo coreano (Vegavero)
    Panax ginseng titulado al 20% de ginsenósidos totales; 120 cápsulas vegetales de 600 mg.

  • Ginseng ecológico (Anastore)
    Panax ginseg titulado al 15% de ginsenósidos totales; 90 cápsulas vegetales de 200 mg.

ADAPTÓGENOS, aliados para una puesta a puntoEspero que esta información te sea útil para considerar la incorporación del ginseng a tu estrategia de salud con plantas medicinales; si este artículo te resultó de interés, te gusta la fItoterapia y te gustaría trabajar como educador en el área, seguramente te interesará nuestro curso EXPERTO EN FITOTERAPIA PRÁCTICA.

También dispones la guía ejecutiva ADAPTÓGENOS, aliados para una puesta a punto en AMZN, en la que dispones información compilada sobre estos poderosos recursos para el bienestar.

Pablo de la Iglesia

Publicado el

Maca, la energía de Los Andes

Plantas medicinales: MACA

Nombre botánico: Lepididium peruvianum, Lepidium meyenii

Castellano: maca

Alemán: Maca

Asturiano: maca

Catalán: maca

Francés: maca

Gallego: maca

Inglés: maca

Italiano: maca

Portugués: maca

Actualmente la maca (Lepidium meyenii) es conocida y utilizada por sus propiedades afrodisíacas y para mejorar el rendimiento deportivo, pero también la ciencia ha avalado sus potenciales como regulador hormonal, mitigación de síntomas de la menopausia, alivio de la depresión, ganancia de peso, entre otros beneficios.

Historia

El valor de la maca era muy apreciado en la antigüedad por los Incas, siendo un alimento de preferencia para ofrendar a los dioses, aunque debemos señalar que el conocimiento de sus propiedades y su uso son muy anteriores al imperio incaico.

Mas adelante, en la época colonial, era un alimento tan valorado, que llegó a utilizarse como moneda; en la actualidad, su uso se está popularizando en toda Europa y Estados Unidos debido a su fama como vigorizante sexual. Aunque esta es tan solo su virtud más conocida…

Los colonizadores tardaron algún tiempo en descubrir sus propiedades, puesto que los indios guardaban este secreto porque sabían que si no lo hacían, podía suponer su sometimiento definitivo; esto no sólo se debe a la fortaleza que brindaba a sus guerreros, sino también al hecho que la mitad de los indios no disponía de otro pan que la maca.

En la actualidad, su producción se da en Perú y Bolivia en elevadas altitudes de hasta 4.400 msnm.

Propiedades e indicaciones generales

La maca pertenece a la familia de las crucíferas; se caracteriza por crecer en las punas, altiplanicies donde no prosperan  prácticamente otras plantas, en especial en la sierra central de Perú, en una zona especialmente inhóspita de Los Andes por encima de los 3.500 metros donde prácticamente no existe otra forma de vida vegetal.

Esta poderosa raíz comestible, compensa a los habitantes de esas zonas las posibles carencias por la escasez de otros alimentos; contiene un elevado porcentaje proteico y una gran riqueza de betacaroteno, vitaminas del complejo B (B1, B2, B6) y C, así como abundante aporte de minerales y oligoelementos (hierro, calcio, fósforo, sodio, zinc, potasio).

Estás propiedades la posicionan para ser utilizada en:

  • Convalecencias.
  • Desequilibrios hormonales y menopausia.
  • Estrés y cansancio.
  • Infertilidad.
  • Ovario poliquístico.
  • Problemas sexuales.
  • Rendimiento deportivo.
  • Síndrome premenstrual.

El ‘viagra vegetal’

Su propiedad mejor reputada es la de ser un potente afrodisíaco para mujeres y hombres, razón por la cual muchos le han llamado el “viagra vegetal”; en cualquier caso, la comparación no es lo más acertada, puesto que la maca carece de todos los efectos secundarios de la droga y, además, posee una larga lista de beneficios adicionales.

En otros tiempos, se sostenía que los jóvenes no debían consumirla porque los volvía lujuriosos, lo cual no es cierto por supuesto; aunque a muchas personas en la juventud, el estilo de vida actual los ha conducido a padecer distintas formas de impotencia e inapetencia sexual y pueden beneficiarse con la maca como ayuda para normalizar la lívido.

Mejora la fertilidad

Los estudios sobre animales demostraron que aumenta la cantidad de óvulos fértiles y la cantidad de espermatozoides; esto constituye un dato muy importante, sobre todo hoy día, cuando la contaminación ha saturado el ambiente de disruptores endocrinos que generan un avance estadístico muy importante en los casos de infertilidad.

En este punto, sus propiedades se deben a su capacidad como regulador endocrino, lo cual también se manifiesta positivamente en el alivio de los síntomas de la menopausia y el síndrome premenstrual.

Vigorizante físico y mental

El patrón que une casi todos los beneficios de la maca es su capacidad como adaptógeno, brindándonos mayor resistencia anímica y física en circunstancias estresantes.

Entre sus funciones reguladoras del funcionamiento hormonal también destaca su apoyo a las glándulas suprarrenales, ayudando a sostener la homeostasis de nuestro organismo en situaciones de estrés físico y mental.

Los indios utilizaban la maca para mejorar su resistencia física, especialmente la de los guerreros; hoy podemos recomendarla, especialmente, a aquellos ‘guerreros’ que se enfrentan al escenario de las grandes ciudades, tierras de estrés, competencia brutal, contaminación ambiental y agresión crónica

También podemos recurrir a la maca para mejorar la recuperación de convalecencias, cansancio mental, pérdida de memoria y como un gran aliado de los deportistas.

Forma de uso

En las regiones donde se cultiva, se consume fresca o en forma de harina con la que se hace pan; suelen hacerse mermeladas de maca o incorporarla a los guisos y sopas; para el resto del mundo, suele recomendarse en forma de cápsulas o en polvo para preparar licuados o incorporar a jugos, yogures u otros alimentos. A modo de curiosidad, señalamos que también se fermenta para preparar cerveza de maca.

Se recomienda empezar con pequeñas cantidades que van desde un gramo e ir subiendo hasta dosis que pueden ser elevadas si es necesario hasta los quince gramos o más; como mantenimiento, una vez obtenido el resultado buscado, suele recomendarse unos tres a cinco gramos al día.

Más allá de la dosis, no olvidemos que se trata de un alimento de consumo corriente para los pueblos del altiplano y que, en algunos casos, suele ser el único tipo de ingesta con cantidades que superan en mucho estas cifras sugeridas.

A esto sumémosle decenas de estudios que indican que es un alimento seguro y libre de contraindicaciones.

En el mercado encontrarás maca de diferentes colores: amarilla, negra y roja; los beneficios son similares, aunque a veces, se enfatiza que la maca roja es más afín a la fisiología masculina porque favorece el mejor cuidado de la próstata.

También encontraremos extractos en forma de comprimidos, cápsulas, viales, etc.; en estos casos, nos orientaremos por la recomendación indicada en el prospecto:

  • Maca andina ecológica (Anastore)
    Extracto concentrado 4:1; 60 o 120 cápsulas vegetales de 500 mg.
  • Maca ecológica en polvo (Anastore)
    Harina de maca, ideal para batidos, caldos, zumos, repostería etc.
  • Maca Bio (Vegavero)
    Maca roja, negra amarilla y púrpura. 270 cápsulas veganas.

Licuados energéticos con maca

Leche de almendras, banana y maca
Ingredientes:
2 cucharadas de almendras.
1 banana
½ cucharada de maca en polvo
Canela para decorar
2 vasos de agua
Preparación:
Procesar en la licuadora todos los ingredientes, reservando la canela para espolvorear por arriba.
Energy
Ingredientes:
1 cucharada de nueces.
½ cucharada de maca en polvo.
1 cucharada de aceite de coco.
1 puñado de fresas.
1 cucharada de cacao amargo.
2 vasos de agua.
Preparación:
Si se desea tomar bien frío, agregar hielo a gusto y procesar todos los ingredientes en la licuadora

ADAPTÓGENOS, aliados para una puesta a puntoEspero que esta información te sea útil para considerar la incorporación de la maca a tu estrategia de salud con plantas medicinales; si este artículo te resultó de interés, te gusta la fItoterapia y te gustaría trabajar como educador en el área, seguramente te interesará nuestro curso EXPERTO EN FITOTERAPIA PRÁCTICA.

También dispones la guía ejecutiva ADAPTÓGENOS, aliados para una puesta a punto en AMZN, en la que dispones información compilada sobre estos poderosos recursos para el bienestar.

Pablo de la Iglesia

Publicado el

CÓRDICEPS, la seta prodigiosa

Beneficios del CÓRDICEPS

Nombre botánico: Cordyceps sinensis, Ophiocordyceps sinensis.

Castellano: Gusano de invierno.

Catalán: cuc d`hivern, còrdiceps xinès.

Chino: Dong Chong Xia Cao

Inglés: caterpillar fungus

Conocido como el “tesoro tibetano”, el córdiceps (Cordyceps sinensis (Berk.) Sacc) es un hongo parasitario muy apreciado en China, Tíbet y Nepal desde hace siglos.

Historia del córdiceps

En su búsqueda por encontrar la panacea universal, hace más de dos mil años los chinos creyeron haberla encontrado en esta sustancia natural que llamaron “gusano de invierno y hierba de verano”.

Se relata que quienes descubrieron sus propiedades fueron los pastores trashumantes al observar que los animales que se alimentaban con las hierbas contaminadas con esta seta, experimentaban una fuerte revitalización e incremento de su actividad sexual.

En la actualidad la recogida de córdiceps sigue siendo una valiosa fuente de ingresos para los pastores ya que su valor en el mercado local puede alcanzar los €5.000.

En la actualidad, también se cultiva en forma controlada en sustratos vegetales altamente proteicos, recurriéndose a cepas cuidadosamente elegidas; con los medios tecnológicos actuales no se diferencia una composición nutricional diferente a las variedades salvajes. Naturalmente, esto ha permitido una reducción de costos y ha hecho un poco más accesible su uso.

Su uso más corriente, aunque por su elevado precio no es tan corriente, en la medicina tradicional está asociado a su capacidad para aportar energía y vitalidad con las que hacer frente a situaciones de estrés físico y mental.

La seta prodigiosa

Lo clasificamos dentro de las plantas adaptógenas pero en realidad es un hongo parasitario que crece dentro de un insecto -estas especies son conocidas como setas entomopatológicas-  que es endémico en la meseta tibetana y que solamente se encuentra a más de 3800 metros de altura; luego su micea crece en orugas de polillas cuyas esporas han caído sobre ellas en verano y después, en invierno, las invade mientras están debajo de la tierra hibernando, alimentándose de ellas hasta matarlas. Con la llegada de la primavera, el micelio sale a la superficie para recibir los rayos del sol y reanuda su ciclo.

El córdiceps tiene una compleja composición nutricional y bioquímica que incluyen vitaminas, minerales, aminoácidos, polisacáridos, esteroles o nucleótidos.

Entre los componentes identificados que aportan gran valor destacan ácido palmítico, ácido cordicépico, adenina, adenosina, citosina, citidina, ergosterol, uridina, galactomano, guanina, guanosina, hipoxantina, inosina, timina, timidina, 2’-desoxiuridina y cordicepina; las moléculas mencionadas cumplen funciones en la regulación y modulación de varios procesos fisiológicos, entre otros, en el sistema nervioso central.

Los polisacáridos son un componente cuantitativo destacado y el manitol es uno de ellos, una molécula estudiada por sus potenciales antioxidantes en especial cuando se presenta integrada en los alimentos.

Estímulo para deportistas

Desde la década del 90 el uso de córdiceps se ha hecho muy popular en el deporte de alto rendimiento; en el año 1993 llamó la atención tras conocerse los resultados obtenidos en una competición nacional por unas atletas chinas, quienes lo consumían y batieron récords mundiales en las pruebas de 1.500, 3.000 y 10.000 metros, sin mostrar síntoma alguno de fatiga.

Desde entonces, diversas investigaciones han podido verificar que su consumo brinda un aumento en el uso de oxígeno y la producción de ATP; esto resulta en un incremento de la potencia muscular, reducción del periodo de recuperación muscular y más eficacia en la eliminación del ácido láctico.

Longevidad saludable con córdiceps

Probablemente los mismos elementos que mejoran el rendimiento en los jóvenes deportistas, sean los que confieren vitalidad a las personas mayores que lo consumen; además, el córdiceps ayuda a controlar el estrés oxidativo y la inflamación, responsables del envejecimiento precoz y la aparición de todo tipo de enfermedades.

Protección cardiovascular

Las enfermedades cardiovasculares son las que más vidas anticipadas se llevan y quienes nos dedicamos a la medicina natural vemos que hay una gran cantidad de recursos infravalorados para prevenir y aliviar estas patologías; el córdiceps es otra de esas sustancias que están esperando ser aprovechadas para nuestro beneficio.

En China, los micelios cultivados de córdiceps han sido aprobados para el tratamiento de la arritmia; también se utilizan para la mejora de la lesión isquemia-reperfusión, aunque sus mecanismos de acción no están claramente establecidos.

Se observa que su consumo proporciona cardioprotección mediante una reducción de la disfunción diastólica posisquémica y una mejor recuperación del desarrollo de la presión y del flujo coronario; se especula que un mecanismo para que esto ocurra sería a través de una mayor activación del receptor de adenosina brindándole mayor nivel de energía a los tejidos involucrados.

El consumo de córdiceps favorece el control del estrés oxidativo y el daño en los corazones que esto provoca; los resultados también sugieren que la activación del receptor de adenosina preisquémico puede estar involucrado en la reducción de la contractura en corazones tratados previamente con córdiceps.

Prevención y alivio del cáncer

Se han realizado estudios en China y Japón con dosis de hasta 6 gr de córdiceps en pacientes con cáncer y se observó una notable reducción de los tumores.

En un estudio con pacientes de cáncer de pulmón se observó una reducción del tumor del 46% cuando junto con la quimioterapia se administró córdiceps.

En otra investigación con una variedad de manifestaciones de cáncer, se notificó que, tras dos meses de administrar un extracto de córdiceps, la mayoría de los pacientes experimentaban una mejoría subjetiva y esta era validada con algunos datos objetivos -mejores recuentos de linfocitos y reducción de la masa tumoral-.

Acción antibacteriana del córdiceps

El principio activo cordicepina ha demostrado eficacia contra el Clostridium perfringens (gangrena gaseosa, toxiinfecciones alimentarias, enteritis necrosante, celulitis e infecciones inespecíficas), Clostridium paraputrificum (mionecrosis, bacteriemia), Pasteurella (cólera, septicemia, lesiones en el tracto respiratorio), Streptococus (amigdalitis, meningitis, neumonía, caries, endocarditis), entre otros.

Es importante señalar que, a diferencia de los antibióticos farmacológicos que crean acostumbramiento y dañan la flora bacteriana, el córdiceps es prácticamente inocuo para nuestra fisiología.

El córdiceps también tiene efecto regulador de la glucosa, antidepresivo, protector hepático y renal, entre otros beneficios; ten en cuenta que desde la década del 80 a la fecha, se han producido más de dos mil estudios científicos relativos a las amplias posibilidades de este recurso natural el cual puedes consumir tanto para recuperarte de una enfermedad como para crear salud y bienestar.

Formas de consumo

La presentación más común es el Cordyceps sinensis, aunque también está el Cordyceps militaris que es considerado un equivalente que también ha pasado la prueba de muchos estudios clínicos.

Las formas de consumo más corrientes son en polvo, tinturas, cápsulas o comprimidos, siendo estas últimas las más utilizadas:

  • Cordyceps Sinensis (Vegavero)
    40% de polisacáridos; 120 capsules veganas de 500 mg -equivalentes a 5000 mg de córdiceps seco; sin aditivos.

  • CordycepsPrime (Anastore)
    Córdiceps obtenido por un proceso patentado de fermentación; titulado al 0,28% en adenosina y el 8% en d-manitol (ácido cordicépico); 90 cápsulas veganas de 500 mg.

  • Cordyceps Sinensis Salvaje (Anastore)
    Presentado en un vial de 250 mg de polvo de córdiceps entero (Cordyceps sinesis (B.) Saccardo), probablemente sea la forma más elevada para su consumo; naturalmente, esta presentación es la más costosa y literalmente es más cara que el oro; una opción es consumir un vial semanal y combinar con el consumo habitual de las otras presentaciones disponibles.

  • Cordyceps Cs-4 (SuperSmart)
    Obtenido por fermentación, es un producto estandarizado a un 7 % de ácido cordicéptico y un 0,2 % de adenosina; 20 cápsulas con 525 mg de micelium fermentado de la cepa Paecilomyces hepiali Chan (Cs-4) de Cordyceps sinensis.

ADAPTÓGENOS, aliados para una puesta a puntoEspero que esta información te sea útil para considerar la incorporación del córdiceps a tu estrategia de salud con plantas medicinales; si este artículo te resultó de interés, te gusta la fItoterapia y te gustaría trabajar como educador en el área, seguramente te interesarán nuestros cursos EXPERTO EN FITOTERAPIA PRÁCTICA y DIPLOMADO EN COACHING NUTRICIONAL.

También dispones la guía ejecutiva ADAPTÓGENOS, aliados para una puesta a punto en AMZN, en la que dispones información compilada sobre estos poderosos recursos para el bienestar.

Publicado el

Schisandra, protector de tu vitalidad

Plantas medicinales: SCHISANDRA

Nombre botánico: Schisandra chinensis (Turcz.) Baill

Castellano: schisandra, esquisandra, magnolia china, planta de los cinco aromas.

Catalán: schizandra.

Francés: schizandre.

Inglés: chinese magnolia vine.

Historia

La schisandra (Schisandra chinensis (Turcz.) Baill) es originaria de China, Corea y el este de Siberia; como recurso medicinal es utilizada para aliviar enfermedades del hígado desde hace al menos mil años en la Medicina Tradicional China.

Su nombre vernáculo es Wu Wei Zi, que significa “el fruto de los cinco sabores”; las bayas de schisandra son de sabor dulce y ácido, pero sus semillas resultan picantes y muy amargas e incluso saladas, y de allí el nombre común que se le asigna en China.

Sun Simiao un renombrado practicante de la medicina  tradicional china la llamó “el rey de las plantas medicinales” ya que el consumo de schisandra favorece el equilibrio de los cinco órganos vitales: hígado, pulmón, corazón, riñones y bazo.

Fue redescubierta en Occidente hace muy pocas décadas, tiempo en el cual se han estudiado mucho sus propiedades, confirmando muchas de las atribuidas desde hace milenios y otras de acuerdo a la mirada de la medicina contemporánea.

Propiedades generales

Es una enredadera de tallo leñoso que alcanza hasta unos ocho metros de alto; son sus bayas rojas las que tienen las reconocidas propiedades adaptógenas.

Entre sus principios activos se incluyen lignanos, fitosteroles, vitaminas C y E, entre otros.

Destacamos que aumenta la capacidad de adaptarse a situaciones de estrés, favorece las funciones depurativas del organismo, protege el hígado, es antioxidante y promueve estados de bienestar mental y psicológico.

También es destacable la capacidad que confiere para mejorar la adaptación del organismo a condiciones ambientales severas.

Estrés, cansancio y fatiga

El uso de la schisandra para mejorar la resiliencia al estrés y favorecer un estado general de calma, seguramente es la indicación más frecuente para este fruto adaptógeno en sus distintas presentaciones.

Cuando el estrés ha dejado sus secuelas y se manifiesta con cansancio o burnout, la schisandra también nos ayudará a recobrar la homeostasis cuerpo-mente-alma; su consumo, e idealmente junto con una toma de conciencia que nos permita corregir las causas de esta situación indeseable, será un aliado invaluable para recuperarnos con más eficiencia.

Por su efecto estimulante, algunos investigadores, comparan el efecto de la schisandra con el del café. Sin embargo esta última tiene algunas ventajas en la mayoría de los escenarios, ya que en lugar de excitar e impedir el sueño, nos predispone a una mejor calidad de descanso. Así que puedes utilizarla para tener más energía, ser capaz de afrontar los retos diarios a la vez que aporta propiedades para descansar mejor; un adaptógeno actúa como regulador que favorece nuestra puesta a punto, creando condiciones para una respuesta adecuada en cada escenario vital.

Protección hepática

Investigaciones recientes observaron que los lignanos contenidos en sus semillas (schizandrina y gomisina), favorecen la regeneración hepática dañada por una infección viral -tal como ocurre en la hepatitis vírica-, la incidencia de toxinas o por un consumo excesivo de alcohol; de hecho se recomienda en el tratamiento de hepatitis crónica, cirrosis hepática, alcoholismo y como parte de las terapias para mejorar la funcionalidad del hígado.

En la medicina tradicional china se indica para mantener el equilibrio en los niveles de los distintos fluidos del cuerpo, normalizando el ritmo en la emisión de orina, reduciendo los sudores nocturnos y aumentando la secreción de los fluidos sexuales.

Algunas indicaciones menos conocidas y no tan estudiadas le atribuyen actividad contra las afecciones respiratorias con tos y dificultades para respirar, problemas digestivos con diarrea e incluso como una alternativa natural para mejorar la vista.

Forma de uso

La forma de uso más habitual es en forma de complementos nutricionales.

  • Schisandra (Anastore)
    Extracto concentrado 30:1 y titulado al 10% en schisandrinas; 30 cápsulas vegetales de 200 mg.

  • Schisandra (SuperSmart)
    Extracto concentrado 10:1 y titulado al 9% en schisandrinas; 60 cápsulas vegetales de 250 mg.

Entre las opciones para preparados caseros y fórmulas de herbolario, citamos:

  • Tisana inmunoestimulante: se prepara con una cucharada de postre rasa de semillas de schisandra por vaso de agua; se lleva a hervor durante 2 minutos y se toma por las mañanas (por la noche podría producir insomnio).

  • Tónico estimulante: tomar 3 o 4 semillas y ensalivarlas hasta que se vayan deshaciendo en la boca.

  • Infusión vigorizante masculina: decocción breve de 5 gramos de bayas de schisandra –que se habrán mantenido en maceración toda la noche– en un 1/4 de litro de agua; dejar reposar diez minutos y tomar una taza diaria durante cien días -tiempo sugerido por la tradición para apreciar sus efectos-.

  • Fresca: donde está disponible, también puede consumirse como un alimento fresco.

Su seguridad a las dosis indicadas está verificada y se puede consumir durante periodos prolongados sin efectos secundarios.

ADAPTÓGENOS, aliados para una puesta a puntoEspero que esta información te sea útil para considerar la incorporación de la schisandra a tu estrategia de salud con plantas medicinales; si este artículo te resultó de interés, te gusta la fItoterapia y te gustaría trabajar como educador en el área, seguramente te interesará nuestro curso EXPERTO EN FITOTERAPIA PRÁCTICA.

También dispones la guía ejecutiva ADAPTÓGENOS, aliados para una puesta a punto en AMZN, en la que dispones información compilada sobre estos poderosos recursos para el bienestar.