Publicado el

Quinoa: propiedades, beneficios y recetas

Quinoa

QUINOA, el súper alimento de Los Andes

Quinoa, es uno de los nuevos invitados a la mesa que desde hace unos años empieza a decir presente con frecuencia. ¿Verdad?

Es que hay un reencantamiento de la naturaleza qué como tendencia se ha ido profundizando y la gente busca alimentarse más sanamente. Bueno, al menos una parte de la gente; lamentablemente, así lo dicen las evidencias estadísticas, la otra parte lo hace cada vez peor.

Hay quienes caminan hacia una alimentación más sana procurando reducir o eliminar el consumo excesivo de carnes, lácteos, azúcar o sustancias artificiales; hay grupos crecientes que buscan volver a los alimentos producidos de manera artesanal, respetando los tiempos naturales, de manera orgánica…

Y la quinoa, además de tener aún ese status exótico que tanto atrae, es un alimento que aún no es producido en grandes escalas de monocultivo; tampoco ha sufrido modificaciones genéticas y, con algo de suerte, lo conseguimos sin la excesiva carga de los agroquímicos que hoy tanto se usan en la producción.

Incluso los bebés

¡Y todos podemos consumir quinoa! Incluso los bebés.

Siempre recomiendo, por precaución adicional, que al menos los primeros cereales que le damos a los bebes a partir de los seis meses -mejor aún un poco más adelante-, sean sin gluten; por su fácil deglución y digestión, la quinoa es ideal para ser uno de los primeros cereales a incorporar.

Un bebé naturista crece de maravillas con la leche materna, frutas, vegetales, cereales sin gluten (quinoa y amaranto en primer lugar, arroz, maíz, mijo complementando), frutos secos activados y algo de legumbres; por supuesto, presentándolos mejor en crudo o cocidos al vapor en forma de papillas, rayados, leches vegetales, caldos y sopas. ¡Eso es una forma maravillosa de empezar a transitar la vida y asegurarnos una buena salud en el futuro!

¡Ojo! Primero la teta

Nunca está demás repetirlo: el mejor alimento para un bebé y por mucho es… ¡Sí, la leche materna! Con frecuencia los padres y los pediatras celebran que el niño empieza a comer variado y mucho a partir de los seis meses; no comparto este punto de vista, lo mejor es obsesionarnos con prolongar la lactancia lo más que se pueda y que la alimentación de sólidos sea más gradual.

¡Teta, teta y teta! Hasta el año, la leche materna de una madre saludable, puede cubrir todas las necesidades del bebé; en ese sentido, la incorporación de leches de almendra y sésamo (¡bien coladitas!) como primer alimento complementario a los seis meses, algunas frutas y verduras, es más que suficiente para empezar.

Algunas semanas más tarde, una leche de quinoa casera, le aporta valiosa nutrición para acompañar la leche materna.

Un súper alimento con el que podemos enriquecer la alimentación del bebé, incluso antes de los seis meses, es la espirulina en polvo.  ¡Y magnesio y lentejas (las reinas del folato) para la mamá!

Equilibrio glucídico

Aunque técnicamente no lo es, por razones prácticas asimilamos la quinoa a un cereal; a diferencia de estos, tiene una carga proteica mayor y esto la vuelve más equilibrada para ayudarnos a mantener los niveles de azúcar en la sangre, bajar de peso, controlar la diabetes, etc.

Por ejemplo, si lo comparamos con el arroz blanco u otro cereal refinado, la quinoa nos brindará mucha más fibra y menos carbohidratos, que además se asimilarán más lentamente. ¡Energía limpia y por más tiempo!

De los dioses aztecas a los astronautas del espacio

Es rica en vitaminas del complejo B, C y E y brinda un interesante aporte de calcio y magnesio.

La palabra que podría describir a la quinoa es “equilibrio” y esa es la razón por la cual la NASA se ha fijado en ella como uno de los alimentos ideales para los viajes espaciales.

Salvo alguna alergia puntual a la quinoa o a alguno de sus componentes, no presenta inconvenientes en su consumo y su digestibilidad es óptima.

Lo que si es muy importante enjuagarla bien varias veces antes de cocinarla para sacarle su cubierta natural de saponinas que, efectivamente, resultan irritantes. Por lo demás, consumir quinoa suele ser una experiencia verdaderamente liviana y placentera para el cuerpo.

¿Reemplaza la carne?

Mucha gente me pregunta si la quinoa puede reemplazar a la carne; personalmente no considero que haya algún alimento tan importante que necesite ser reemplazado por otro.

Nosotros debemos procurarnos una dieta equilibrada, con variedad de grupos alimentarios y de diferentes colores. Incorporando frutas, verduras y frutos secos como núcleo fundamental de nuestra alimentación y complementando con cereales, legumbres y algas, nuestra dieta tendrá lo necesario.

Los alimentos de origen animal son opcionales y podemos elaborar dietas equilibradas con o sin ellos. Eso si, si hemos optado por el vegetarianismo y echamos de menos las hamburguesas, ¡las de quinoa son deliciosas!

¿Debemos preocuparnos por los oxalatos?

La quinoa es una planta de la familia de las quenopodiáceas, al igual que las espinacas. Se suele observar que sus hojas (que no las semillas que consumimos habitualmente) son ricas en oxalatos que podrían favorecer la formación de cálculos renales; no es un dato de importancia salvo que tengamos historial previo con esta condición.

En el marco de una alimentación que incluye preferentemente alimentos vegetales y saludables, las hojas de quinoa -si las conseguimos- cocidas al vapor y conformando rellenos de tartas, ensaladas, etc., le aportan sabor, variedad y nutrición a nuestra dieta.

Recetas con quinoa

Unas verduritas a gusto ligeramente salteadas, una porción de quinoa, coronamos con un huevito ecológico de unas gallinitas felices que cuida con mucho amor una amiga consciente, por supuesto, todo acompañado por una buena ración de ensalada -nunca menor al 50%- ¡Y ya tenemos un plato saludable como el de la foto! Repleto de Medicalimentos y Vitanutrientes que llevan a la mesa Tu Mejor Medicina! No pueden faltar en un buen programa de Puesta a punto o si te haz sumado a nuestro llamado de liberación que reza Detené la diabetes.

¡Vamos con las recetas con quinoa!

Porridge de quinoa y manzana

Ingredientes

  • 50 g de quinoa
  • 1 taza de leche de almendras
  • 1 ½ taza de agua
  • Esencia de vainilla (opcional)
  • 1 cucharada de miel
  • 1 manzana troceada

Preparación

Lavar la quinoa en un colador y dejándola bajo el chorro del agua hasta que esté libre de saponina, es decir hasta que el agua salga clara y sin espuma.

Cocinar la quinoa , lo cual dura alrededor de veinte minutos; en el momento en que empieza a tomar calor le agregamos la miel. Remover y cuando las semillas de quinoa dupliquen su tamaño y suelten como unos pelitos, la probamos para verificar que está lista.

En este momento, sin dejar de revolver para evitar que se pegue, vertimos la leche de almendras aromatizada con la esencia de vainilla; apagamos el fuego e incorporamos la manzana troceada mezclando bien. Dejamos reposar unos minutos ¡y a gozar!

Hamburguesas de quinoa

Ingredientes

  • 1/2kg de quínoa.
  • 1lt de agua o caldo de verduras. ¡Ojito! Nada de cubitos industrializados.
  • 2 cucharadas de harina integral de amaranto.
  • 1 cebolla.
  • 3 dientes de ajo.
  • 1 cucharaditas de jengibre en polvo.
  • 2 huevos de pastoreo; si no comemos huevos, podemos reemplazar con harina de garbanzos, semillas de lino o chía previamente hidratadas.
  • Pimienta, a gusto.
  • Sal marina o del Himalaya, a gusto.
  • Avena instantánea, c/n.
  • Aceite de oliva virgen extra, c/n.

Preparación de las hamburguesas de quínoa

Cocinar la quinoa; ante todo la poner en un colador, quitar piedritas y cualquier agente extraño y enjuagar varias veces con abundante agua.

Cocinar con el agua o caldo en una cacerola a fuego bajo. Cuando esté lista, agregar 2 o 3 la harina de amaranto (puede ser de trigo, qinoa, etc.); revolver y apagar el fuego.

Picar la cebolla y el ajo.
Colocar la quínoa en un bol con el resto de los ingredientes y mezclar bien.

Formar las hamburguesas y rebozar con la avena; si somos celíacos y no conseguimos avena sin gluten, podemos utilizar otra harina integral.

Cocinar en una sartén enaceitada o en el horno; dorar de los dos lados.

Preparar una ensalada para acompañar ¡y a comer!

Quinoa como y cuando gustes

Personalmente descubrí la quinoa hace muchos años, no recuerdo si en Argentina o en España, pero era un alimento que no entraba en la órbita de casi nadie, ni siquiera de las personas orientadas por el naturismo. A mi realmente, la quinoa me gusta sencilla, con aceite de oliva virgen, levadura dietética y un poquito de espirulina, ¡me fascina! Pero es un alimento muy versátil, se pueden hacer postres, galletitas, guisos, rellenos…

Un dato importante: hoy hay mucha gente que, por diferentes razones, procura evitar o reducir el gluten en su alimentación: ¡la quinoa es un gran aliado para ello!

Pablo de la Iglesia

Publicado el

Propiedades del arroz YAMANÍ

Propiedades del arroz yamaní

Las propiedades del arroz yamaní lo han posicionado como una de las variedades de arroz integral más utilizadas en todo el mundo.

El arroz yamaní es una variedad originaria de Japón que se cultiva en climas templados y fríos; se trata de un grano corto, de color dorado y un sabor dulzón que tiene reminiscencias a nuez.

¡Y sin duda es uno de los más populares y reconocidos!

Propiedades del arroz yamaní

Veamos cuales son las propiedades del arroz yamaní para ocupar un lugar de preferencia entre las variedades de elegidas:

  • Rico en vitaminas del complejo B; en consecuencia, favorece al sistema nervioso y al metabolismo de los hidratos de carbono.
  • De todas las variedades de arroz es uno de los que menos proceso tiene desde el campo al consumidor; por supuesto, esta es una de las razones por las que es una estrella en las llamadas dietas de transición.
  • A diferencia de la mayoría de los cereales que suelen ser ligeramente acidificantes, el yamaní tiene un equilibrio ácido/alcalino neutro. Seguramente esta es la razón más importante por la que se consolidó como uno de los preferidos de la cultura macrobiótica; luego, en Occidente, ocurrió lo mismo en otras escuelas de salud natural.
  • Es ligeramente hipotensor.
  • Favorece la regularidad intestinal.
  • Ayuda a regular el colesterol.
  • Aporta ácido fítico, por lo que expulsa toxinas del cuerpo.
  • Por supuesto, no contiene gluten; consecuentemente es un alimento beneficioso para los celíacos.

El arroz yamaní es un alimento adecuado para monodietas desintoxicantes; especialmente en personas con cáncer, hipertensión, problemas renales, cardiovasculares u obesidad.

Cómo cocinar el arroz yamaní

Para proceder a su cocción, colocar en una olla dos tazas de arroz yamaní y cuatro o cinco tazas de agua; opcionalmente, una cucharadita de sal.

Llevar a fuego fuerte y cuando empiece a hervir se debe tapar la olla y bajar el fuego; luego de unos veinte minutos el grano debe estar seco.

Se apaga el fuego, se revuelve con una cuchara de madera y está listo para cualquier preparación culinaria; consumir inmediatamente o guardar en el frigorífico en un envase con tapa.

Si no lo vamos a consumir en el día, es recomendable mezclarlo con una o dos cucharadas de un buen aceite como el de oliva virgen; esto evita  que se seque y se conservan mejor el sabor y las propiedades del arroz yamaní. ¡Y sobre todo le brinda un toque que resaltará tus comidas!

En este caso, observemos que el tiempo de cocción es más largo que el del arroz común pero más corto que el de otras variedades como el negro o el rojo.

Recetas con arroz yamaní

Arroz yamaní y lentejas salteadas

Ingredientes

  • 2 tazas arroz yamaní cocido. Por supuesto, puedes variar las cantidades según tus gustos. A veces tengo ganas de comer arroz con verduras y otras verduras con arroz; ¡seguro a ti también te pasa!
  • 2 zanahorias.
  • 1 cebolla.
  • 1 taza de lentejas cocidas (¿Sabías que las lentejas son una extraordinaria fuente de folatos?)
  • 200 grs. de champignones.
  • 100 grs. tofu.
  • 1 cda. aceite de oliva virgen extra.
  • 1 cdita. cúrcuma.
  • 1/2 cdita. de jengibre.
  • 1 cdita. sal del Himalaya o marina (opcional).
  • 1 cda. de salsa de soja (opcional).

Preparación

  • Colocar el wok al fuego con el aceite. Incorporar las zanahorias cortadas en cubitos, la cebolla bien picada y saltear unos minutos; agregar los champignones laminados y saltear otro poco. No indico tiempos porque cada uno tiene sus gustos con la textura de los vegetales y los champignones.
  • Pisar el tofu con un tenedor o deshacer con los dedos; mezclar en un bol con la sal, la cúrcuma y el jengibre.
  • Agregar el tofu al wok y seguir salteando.
  • Incorporar las lentejas y el arroz.
  • Cuando esté listo, apagar el fuego, agregar la salsa de soja y remover suavemente hasta que todo esté integrado.
  • ¡Servir calentito para disfrutar los sabores de oriente y aprovechar las propiedades del arroz yamaní!

Hamburguesas de arroz yamaní

Ingredientes 

  • 1 taza de garbanzos cocidos.
  • 1/2 taza de arroz yamaní cocido.
  • Zanahoria, morrón rojo, cebollas y choclo a gusto.
  • Sal marina, pimienta y jengibre a gusto.
  • Avena extrafina o harina integral de amaranto para rebozar.

Preparación:

  • Procesar los garbanzos hasta que tengan la textura de una pasta.
  • En un bowl mezclarla con el arroz yamaní cocido, los condimentos, la zanahoria, la cebolla, el morrón picados y el choclo previamente salteados.
  • Armar las hamburguesas con las manos o  darle forma con un molde.
  • Rebozar las hamburguesas y cocinar vuelta y vuelta en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen previamente calentada.

El yamaní en nuestra alimentación

Demás está decir que aprovecharemos su consumo en el marco de una alimentación saludable; la cual preferentemente debe basarse en frutas, vegetales y frutos secos, con cantidades moderadas de legumbres y cereales. Carnes y huevos opcionales y según estilo de vida, preferentemente en cantidades limitadas.

El arroz yamaní por sí mismo no hace a una dieta equilibrada, pero te acerca un paso más a ella.

¡Buen provecho!

Pablo de la Iglesia

Publicado el

AJO: prevención y alivio del cáncer

Propiedades del AJO contra el cáncer

La prevención y alivio del cáncer es una de las propiedades destacadas del ajo.

Empecemos con un ejemplo concreto sobre como afecta el cáncer en concreto antes de ver como puede ayudarnos el ajo:

En Estados Unidos, el número estimado de casos nuevos de cáncer de pulmón en 2013 fue de 228,190; el total de muertes en ese período fue de159,480, de acuerdo a la información del Instituto Nacional del Cáncer.

¿Tenías idea aproximada de estas cifras? Observa, por favor, que casi el 70% de las personas diagnosticadas fallecen de la enfermedad.

¿Estamos ganando la «guerra contra el cáncer» como suelen decir los especialistas? ¡En absoluto! Y ante ese escenario, ¿no te parece razonable incorporar toda la fuerza de las terapias naturales? Las mismas contribuyen a mejorar nuestra inmunidad natural, desintoxicar el organismo y oxigenarlo para generar auspicios saludables. ¡Cómo no las vamos a utilizar!

El ajo y el cáncer

Y si se trata de cáncer, el ajo sólo puede sumar.

Algo tan sencillo como consumir ajo crudo o añejado dos veces a la semana puede disminuir la incidencia del mismo en casi un 50% en la población general y un 30% en caso de los fumadores. ¿No te parece oportuno consumir más ajo? ¿O plantar, aunque sea en macetas y en la cocina, nuestros propios ajos orgánicos?

Sin lugar a dudas el ajo es uno de los alimentos con más propiedades medicinales que existen e incluso las evidencias lo vuelven un peso pesado en la lucha contra el cáncer; ya sea que hablemos de prevención o, en el tratamiento coadyuvante del mismo.

El ajo previene distintos tipos de cáncer

Algunas investigaciones han determinado que menos de un diente de ajo al día reduce el riesgo de cáncer de próstata en un 50%. También disminuye significativamente el riesgo de contraer cáncer de estómago, cáncer de esófago, cáncer de mama, y cáncer de colon. ¿Un diente de ajo? ¡Qué sean dos! O tres.

También se ha verificado que cuanto mayor es la cantidad de ajo crudo o cocido consumido menor es el riesgo de cáncer de estómago o colorectal. El estudio prospectivo europeo sobre cáncer y nutrición (EPIC), una investigación que involucra a hombres y mujeres de diez países diferentes, vinculó un mayor consumo de cebolla y ajo con menor riesgo de cáncer intestinal.

Un estudio francés verificó que el aumento de consumo de ajo, cebolla y fibras, iba hermanado a una reducción significativa en el riesgo de cáncer de mama. ¿Todavía consumes alimentos ultraprocesados?

Cómo potenciar sus propiedades

Algo muy importante a tener en cuenta es que capacidad del ajo para combatir el cáncer depende de la forma en que este se prepara. En la cocina, la mejor manera de mantener las propiedades anticancerígenas del ajo es picarlo o triturarlo; luego dejarlo reposar durante al menos 10-15 minutos antes de ser consumido en crudo o cocido. Esto inicia los procesos de añejamiento casero del ajo; por supuesto hay presentaciones más sofisticadas como el ajo negro.

Al romper el ajo se liberan compuestos de sulfuro de alilo que luchan contra las enfermedades; si lo calentamos inmediatamente después de cortarlo se inactiva una de las enzimas más cruciales para que este benéfico proceso ocurra. En razón de ello, tradicionalmente se han recomendado variedades de ajo añejado o macerado; al macerarlo en aceite o vinagre, este efecto se potencia. Tengamos en cuenta que, si cocinamos el ajo a un fuego suave menos de diez minutos después de picarlo, estos beneficiosos compuestos no se destruirán.

Otras propiedades del ajo

Y por supuesto, el ajo tiene muchas más propiedades, además de ayudarnos con el cáncer; aquí te dejo un vídeo que tiene unos años y acusa que hoy pinto unas cuantas canas, ¡pero el ajo tiene cada vez más propiedades!

¿Cómo tomar ajo?

Supositorios

Indicados para combatir los parásitos intestinales. Normalmente se utiliza el extracto seco a razón de 100 a 250 mg. por unidad; mucho más práctico y accesible, es la aplicación por el ano de un ajo crudo untado en aceite de oliva virgen extra.

Jugo

Se indica consumir 10 a 30 gotas por dosis, varias veces al día.

Puedes preparar el jugo en una procesadora con algo de agua; también, para hacerlo más concentrado, puedes utilizar un prensa ajos, extraer el jugo y utilizar el resto en alguna comida.

Tintura

Se sugiere consumir 30/40 gotas, 3 veces al día; el especialista puede aumentar o disminuir la cantidad.

Uso externo

Pomada compuesta por jugo de ajo y vaselina a partes iguales; se usa con fines antisépticos. ¡Excelente! Advertencia: no salgas a buscar amigos o pareja cuando la usas  🙂

Ajomiel

Se colocan 400 gramos de ajos machacados en una botella de cuello ancho, se añade igual cantidad de vinagre de manzana y agua hasta cubrirlos. Se cierra la botella y se deja macerar durante cuatro días, agitando vigorosamente tres veces diarias.

Finalmente se cuela el preparado, se agregan 250 grs. de miel, se agita bien y el preparado está listo para consumir; se toma a razón de una a dos cucharadas soperas antes de las principales comidas.

Se conserva por alrededor de un mes en lugar fresco o en el frigorífico.

Esta versión no sería la más apropiada para los diabéticos, al menos hasta que la enfermedad este controlada por una dieta desintoxicante y enzimática; luego, las cantidades insignificantes de azúcar por toma podrían permitir que sea una buena opción.

Ajoaceite

Se emulsionan varios ajos machacados con aceite de oliva virgen extra hasta formar un pasta tipo mayonesa, y se dejan  reposar dos o tres días.

Se puede consumir dos o tres cucharadas de postre con las comidas; o bien como ingrediente de las mismas.

Decocción

Se hierve una cabeza de ajo en un litro de agua durante cinco minutos y se beben tres tazas diarias.

Esta preparación pierde parte de las propiedades del ajo pero se evita el mal aliento  y el olor corporal.

Enemas

Se preparan a razón de dos o tres cucharadas de ajoaceite por  litro de agua.

Por supuesto, es importante utilizar un buen aceite de calidad orgánica y de primera prensada; esto aumentará las propiedades de la enema de manera sinérgica.

Crudo

Se mastican lentamente de uno a tres ajos, preferentemente en ayunas.

Inhalación

La inhalación de ajo triturado alivia la gripe, las anginas y catarros cuando recién se manifiestan; por supuesto, es un gran aliado en todo tipo de condiciones infecciosas.

Jarabe

Esta opción es ideal para la tos y la bronquitis.

Se prepara hirviendo medio litro de agua, se apaga el fuego y se agregan cincuenta gramos de ajo picado. Tapar, dejar reposar doce horas y colar. Agregar miel y batir hasta conseguir un jarabe del que tomará una o dos cucharaditas tres veces al día.

En este caso, estaría contraindicado para los diabéticos; no hay problema, hay otras opciones. ¿Verdad?

Complementos

En el mercado hay decenas de opciones y tú deberás investigar cual se adapta a tus necesidades y posibilidades; recomiendo la siguiente a modo orientativo para el mercado europeo:

Ajo desodorizado (Anastore)

El ajo como parte de una estrategia integral

Estimula tu inmunidad natural (Kepler)Por supuesto, ya sabes que no es mi idea vender soluciones mágicas y siempre recomiendo estos recursos en el marco de estrategias integrales; en el caso que padezcas cáncer, además de los consejos del profesional que te guíe, desde mis conocimientos te recomendaría la lectura y aplicación de los consejos en «Estimula tu Inmunidad natural» (Kepler); en nuestra tienda virtual te facilitamos algunos enlaces de vendedores en varios países. También puedes solicitarlo en librerías.

La importancia de la inmunidad natural

Convivimos con virus, bacterias, hongos y gran cantidad de sustancias nocivas para la salud; entre estos últimos mencionamos tóxicos químicos, drogas farmacéuticas, aditivos alimentarios,  polución ambiental, entre otros. La mayor parte del tiempo estos agentes potencialmente peligrosos no nos provocan enfermedad alguna; esto se debe a que el sistema inmunitario es un eficiente guardián de nuestro organismo aún cuando las condiciones de vida no sean idóneas para su óptimo funcionamiento.

Si el sistema inmunitario falla, permite el alojamiento y reproducción de microorganismos en nuestro cuerpo y este enferma; por suerte esto sucede muy pocas veces, menos del 1%. Esto es una demostración suficiente para admirar la eficiencia del organismo; con más razón cuando la mayoría de las personas no tienen un programa alimentario ni un estilo de vida que estimule las defensas.

Con frecuencia me pregunto que pasaría con la especie humana si no estuviéramos sometidos a la influencia de tantos tóxicos en el medio ambiente y en la alimentación. O si tuviéramos un generalizado conocimiento acerca de cómo pueden ayudarnos los remedios caseros como el ajo;»medicalimento» cuyas propiedades aquí apenas vislumbramos. Y ni hablar del resto de los complementos nutricionales basados en hierbas, vitaminas, minerales, oligoelementos, enzimas, etc.

Esta mirada es válida para incorporarla en el centro de nuestro estilo de vida; es así tanto para prevenir como para tratar el cáncer y otras enfermedades que comprometen la inmunidad. Con esa idea en mente, he escrito «Estimula tu inmunidad natural»; un libro sencillo con conocimientos que pueden traer bienestar a la humanidad. ¡Y por supuesto! Con el buen sabor de las recetas inmunoestimulantes de Pablo Martín.

¿Has hecho la «Puesta a Punto»?

"Puesta a punto" (Urano)Todo empieza con una actitud. Es necesario saber donde estamos y a donde queremos ir.

Ya sea que deseemos ganar una maratón o curarnos el cáncer. Toda estrategia necesita un reconocimiento del terreno y de nuestros recursos para su buen diseño.

Y para preparar mejor nuestro cuerpo, mi mejor recomendación es un programa alimentario detox, vivo y alcalino; como el que recomendamos con Patricia Robiano en «Puesta a Punto» (Urano).  Primero una actitud adecuada; naturalmente le sigue una buena alimentación.

Un consejo final

Mi último consejo a quienes padecen cáncer, es que no se dejen arrastrar por el miedo. Con una actitud positiva y abierta, utilizando los recursos naturales y siendo consistentes en nuestra estrategia, los resultados en el tratamiento del cáncer son muy buenos.

No hay soluciones mágicas, pero tampoco hay razones para bajar los brazos; una enfermedad como el cáncer puede ser un desafío para sacar la mejor versión de nosotros mismos.

¿Sabes a donde quieres llegar? Bien, ahora ocúpate únicamente del primer paso; y luego un paso a la vez. En este artículo tienes recursos más que suficientes para dar el primero y unos cuantos más.

 

Pablo de la Iglesia