Publicado el

COVID-19: ¿cómo el miedo y el estrés afectan nuestra inmunidad?

COVID-19: ¿cómo el miedo y el estrés afectan nuestra inmunidad?

Las emociones afectan nuestra inmunidad

Las emociones afectan a nuestro sistema inmunitario, para bien o para mal; un hecho que se sabía desde siempre, por supuesto, pero que desde hace unas tres décadas o algo más, ha comenzado a cuantificarse de manera objetiva y con acumulación creciente de datos.

Uno de las asignaturas que estudia la interrelación entre las emociones y el organismo es la psiconeuroinmunología (PNI), encargada de facilitar el acceso a las evidencias mecanicistas de como los estresores impactan en la fisiología.

El estrés, en forma de miedo, ansiedad o incertidumbre, generan desequilibrios en el funcionamiento orgánico que nos afectan mucho más allá de nuestras emociones; si bien es importante señalar que no todos nos estresamos por lo mismo y los mismos escenarios nos afectan de manera diferente a cada uno, de acuerdo a como lo percibamos en función de creencias, valores y condicionamientos que conforman la respuesta mental de cada individuo.

Cuando el estrés es continuado y desborda nuestra capacidad orgánica para sobrellevarlo, uno de los primeros en verse afectado es el sistema inmunitario, como consecuencia de un proceso de ida y vuelta entre la mente y el cuerpo afectándose mutuamente.

Adrenalina y cortisol

El estrés percibido genera un impacto en el sistema nervioso que responde produciendo hormonas y neurotransmisores, para las cuales el sistema inmune tiene receptores; por ejemplo, para entender uno de los procesos, la pituitaria, al percibir estrés, segrega ACTH que le indica a las suprarrenales que liberen cortisol y adrenalina, hormonas que nos preparan para responder adaptativamente con mayor eficiencia.

Si este escenario se mantiene durante un tiempo prolongado, el exceso de adrenalina y cortisol puede afectar la producción y el comportamiento de las citoquinas, pequeñas proteínas secretadas, entre otras, por los macrófagos y las células T durante las respuestas inmunes natural y específica; las citoquinas se unen a receptores específicos de la membrana celular donde van a iniciar respuestas biológicas como la activación de macrófagos, células asesinas o eosinófilos, acorde a la presencia del agente extraño y durante periodos pequeños de tiempo. El estrés crónico -en la forma emocional que se manifieste-, va a producir un estímulo permanente y la respuesta termina agotando recursos y alterando la respuesta eficiente de la inmunidad.

El cortisol y la adrenalina cumplen la importante función de preparar al cuerpo adaptativamente para la lucha o la huida, escenarios que en el estado natural en el que nuestras respuestas orgánicas fueron configuradas, tienen un comienzo y un fin, en cambio, en la sociedad actual pueden durar días, semanas, meses o volverse permanentes. Escribo esto durante la pandemia del coronavirus, un desafío que ha involucrado a toda la humanidad como nunca antes; sin trivializar en absoluto la situación, podemos observar que la población ha estado siendo bombardeada con el tema durante meses desde su inicio y de manera creciente hasta que la noticia ha tomado protagonismo absoluto.

Por ejemplo, las autoridades sanitarias y el periodismo han recurrido a la “guerra” como metáfora, algo que, en mi opinión, es muy exagerado. Como consecuencia, dado que lo que nos decimos configura nuestra percepción, mucha gente lo interpreta de manera literal, empieza a encontrar enemigos en todos lados, se produce una histeria social de larga duración y una secreción permanente de las hormonas del estrés; llegado a un punto, estas crean desequilibrios que afectan al metabolismo, a los sistemas reproductor, cardiovascular y gastrointestinal o el cerebro. En cuanto a la inmunidad, el exceso de hormonas de estrés, en este caso en forma de miedo, baja y altera las defensas, predisponiendo a enfermedades respiratorias, alergias, enfermedades autoinmunes e infecciones en general. De alguna manera, aquello que las autoridades buscan evitar, también lo están estimulando.

Empoderarse en lugar de aterrorizarse

¿Y cómo podría evitarse y mitigarse este estado de cosas? El escenario es real, no caben dudas, y las medidas preventivas son razonables -aunque no sabemos su efectividad real al momento de escribir esto y, mucho menos, su utilidad más allá de las cuarentenas obligatorias, confinamientos y aislamiento social-.

Sin embargo, con la comunicación basada exclusivamente en el miedo con la propia OMS a la cabeza, no se le proporcionó a la gente herramientas para tomar acción y hacerle frente al desafío. De alguna manera, recurriendo a la metáfora de la guerra como configurador de la consciencia colectiva, es como si nos enviaran al medio de un combate entre dos frentes, completamente desarmados y sin una trinchera en la que guarecerse.

Las primeras líneas de defensa de nuestro organismo son la prevención y nuestra inmunidad natural. Las medidas tomadas apuntan a la prevención, y eso, está claro, debe apoyarse. Sin embargo, ni las autoridades sanitarias, ni la mayoría de los médicos, ni los medios de comunicación, han hablado prácticamente nada de la importancia de nuestro sistema inmunitario en la labor preventiva o curativa.

Sabemos que no es lo mismo comer de una manera u otra para garantizarle a nuestro organismo las proteínas, los ácidos grasos, las vitaminas, los minerales y los fitoquímicos necesarios para que el sistema inmunológico funcione adecuadamente; quien está verdaderamente ocupado en contener una pandemia se ocupa mínimamente de enseñarle a la gente que no es lo mismo comer azúcar refinado que unas frutas, un embutido industrializado con pan blanco que una carne al horno con papas, un panificado industrial que un porridge de avena o un licuado de banana. ¡Y la diferencia no es menor en la práctica!

Podríamos sumarle la comunicación de recursos baratos que ayudan a prevenir o mitigar infecciones respiratorias por estímulo de la inmunidad natural, tales como plantas medicinales (equinácea, llantén, eucalipto, gordolobo, ambay, tomillo…), alimentos específicos (ajo, cebolla, jengibre, limón), complementos nutricionales (vitamina C, zinc, selenio…). En ningún caso se trata de sustancias milagrosas, pero sin ninguna duda, en todos los casos se trata de sustancias que crean auspicios positivos para sostener nuestro bienestar ante esta o cualquier amenaza infecciosa y, además, le brinda a la gente el registro de poder hacer algo más por su salud, más allá de quedarse encerrada aterrorizándose con las noticias que pasan en la TV.

Pasar de ser pasivos espectadores desinformados de nuestras posibilidades a participantes activos en aprendizaje permanente, haría una gran diferencia aquí y ahora y nos empoderaría con recursos que tendríamos disponibles para siempre. Y por supuesto, canalizaríamos el estrés en acciones productivas: hacer ejercicio, comer bien, descansar adecuadamente, meditar, prepararnos una infusión, y de esta manera saber que efectivamente estamos haciendo lo mejor por nosotros mismos. ¡La diferencia es enorme!

Pablo de la Iglesia

Publicado el

Propiedades del Espino blanco

Propiedades del Espino Blanco

Hay muchas plantas medicinales que bien utilizadas pueden ser de gran utilidad para cuidar el corazón, una de las más utilizadas y entre mis preferidas está el espino blanco. Por supuesto, insisto una y otra vez, en el marco de un estilo de vida equilibrado que elimine el tabaco, nos procure una alimentación saludable, actividad física moderada y el estrés bajo control.

Conocido también como espino albar, espino majuelo o espinera brava, y cuyo nombre en latín es Crataegus distinguiéndose las variedades oxyacantha y monogyna -esta última con algo menos de poder medicinal-, es un arbusto originario de Europa, norte de África y del occidente asiático; en fitoterapia se utiliza principalmente como cardiotónico, vasodilatador y sedante suave.

La parte más activa medicinalmente son las flores, las cuales se cosechan en primavera y hay que secar rápidamente; pero también son eficaces las hojas y los frutos en las diferentes presentaciones medicinales: infusión, cápsulas, comprimidos o tinturas madres.

Destacan en su composición los flavonoides que son complementados por ácidos triterpénicos, aceite esencial, purinas que conforman la composición de los ácidos nucleicos, aminas, pectina, amigdalina, vitamina C y presencia de minerales, brindándonos una planta medicinal prácticamente inocua y que es ampliamente utilizada en el mundo para prevenir y aliviar las enfermedades cardiovasculares.

Entre sus efectos positivos destaca su acción cardiotónica que favorece la circulación y nutrición del músculo cardíaco; esto se complementa con una actividad antiespasmódica y vasodilatadora que, al mejorar la oxigenación del miocardio ayuda a controlar arritmias, angina de pecho y coronaritis.

Para concluir un excelente perfil cardiovascular, agreguemos qué por su actividad antioxidante, tiene una fuerte capacidad para neutralizar los radicales libres y prevenir procesos ateromatosos.

El uso más estudiado para el espino blanco es la insuficiencia cardíaca congestiva, una condición en la cual el corazón no puede bombear sangre rica en oxígeno al resto del cuerpo de forma eficiente provocando síntomas en todo el organismo y se manifiesta con tos, fatiga, debilidad, desmayos, inapetencia, palpitaciones, dificultad respiratoria, hinchazón de pies y tobillos, aumento de peso, etc. En diferentes ensayos se pudo verificar que esta planta mejora significativamente la función del corazón, la capacidad para la actividad física y un alivio general en síntomas como la falta de aliento y la fatiga.

La ateroesclerosis por acumulación de placa, cuya principal causa es la oxidación de los lípidos que circulan en la sangre, puede afectar negativamente la salud impidiendo una buena oxigenación del músculo cardíaco predisponiendo a la angina de pecho y ataques al corazón, así como a la acumulación de placa ateromatosa en las arterias que suministran sangre al cerebro predisponiendo a un derrame cerebral; también, al menos en estudios sobre animales, el espino blanco se ha mostrado útil para prevenir estos trastornos y aliviar la condición del que ya los padece. Hay otras plantas como el ginkgo biloba o el hamamelis, así como el consumo de aceites Omega 3 en forma complementaria que también pueden contribuir a mejorar este escenario.

Aunque todo lo que creíamos saber acerca del metabolismo del colesterol está siendo cuestionado en los últimos años, podemos afirmar que el espino blanco es eficaz para controlar el colesterol LDL -habitualmente conocido como “malo”- en el torrente sanguíneo así como regular su producción hepática; mientras los expertos no se terminan de poner de acuerdo en cuales son los niveles adecuados de lípidos en la sangre, nosotros enfatizamos en los alimentos saludables, las hierbas medicinales que han probado ser eficaces a lo largo de cientos de años y la sabiduría que emerge de la observación de las leyes de la naturaleza. ¿No le parece lógico?

Sugerencias para complementos

Aunque antes de consumir plantas medicinales es conveniente consultar a un profesional especializado, la indicación general -a modo de referencia- suele ser de la siguiente manera:

  • Infusión al 1%: se dejan reposar 10 g por litro de agua hirviendo durante 15 minutos y se toman dos o tres tazas al día.
  • Polvo: 200 – 500 mg dos o tres veces al día.
  • Tintura hidroalcohólica: según indicación, como norma se sugieren 10 a 30 gotas en un vaso de agua tibia dos o tres veces al día; se realizan tratamientos de tres semanas a un mes, se toman unos días de descanso y se retoma si es necesario y sugerido por un profesional médico o naturópata.

Me encanta investigar, detectar, consumir y recomendar complementos de calidad; a continuación algunos de los que he detectado en Amazon:

Pablo de la Iglesia

Publicado el

Propiedades del CARDAMOMO

Propiedades del Cardamomo

El cardamomo es de uso común en diversas culturas culinarias con el propósito de brindar aroma y sabor a diferentes platos y bebidas, aunque también destacamos sus propiedades medicinales.

A modo de curiosidad, junto con la vainilla y el azafrán, está catalogada como una de las especies más caras del mundo aunque en realidad es fácil de encontrar y dadas las pequeñas cantidades que se usan en la cocina, no lo es tanto.

El cardamomo pertenece a la familia de las zingiberáceas, algunas de las cuales son reconocidas como especias o por su valor curativo en las medicinas tradicionales; entre ellas destacamos el jengibre (Zingiber officinale) y la cúrcuma (Curcuma longa). 

Indicaciones

  • Tonifica el sistema digestivo.
    Se ha observado que aumenta la actividad de la tripsina, una enzima importante en los correctos procesos de digestión de los alimentos; en los países árabes, con este propósito, existe la tradición de servir unas pocas semillas de cardamomo con los postres o el café.
  • Ayuda a controlar los gases intestinales y los eructos.
    Entre los aceites esenciales que presenta, mencionamos el camfor con acción carminativa y que actúa sinérgicamente con otros compuestos aromáticos con propiedades antiespasmódicas.
  • Alivio respiratorio.
    En la Medicina Ayurveda tradicional de la India se indica para aliviar la bronquitis, el asma y trastornos respiratorios en general. Incluso se ha indicado como un refuerzo de los mix herbales indicados para aliviar el EPOC (eucalipto, malva, cúrcuma, jengibre, equinácea, entre otras).
  • Estimulante.
    Al ser ingerido en bebidas y comidas, actúa como un energizante suave.
  • Reduce la acidez estomacal y ayuda a curar úlceras.
    Contiene un aceite esencial, el cineol, que actúa como protector del estómago y tónico hepático.
  • Antihelmíntico
    Algunos médicos lo indican como parte de sus estrategias para combatir los parásitos intestinales.
  • Antiséptico bucal.
    Una tradición que proviene del antiguo Egipto es mascar las semillas de cardamomo para proporcionar un buen aliento e higienizar las encías y los dientes; hoy es sabido que ayuda a eliminar los gérmenes patógenos de la cavidad bucal debido también a la presencia del cineol que brinda además de las potencialidades anteriormente mencionadas, capacidad como antiséptico natural. Puesto que también ayuda a combatir las bacterias que causan caries, algunas presentaciones dentífricas de manufactura natural llevan en su composición el citado aceite esencial.
  • Antifúngico.
    La candidiasis es sin duda uno de los trastornos infecciosos más extendidos de la actualidad y puede generar una gran variedad de trastornos que afectan la piel, las mucosas, el aparato de reproductor, etc. Se ha observado que el aceite esencial de cardamomo, indicado por un especialista, a dosis terapéuticas y en el marco de un estrategia de salud adecuada, ayuda a controlar la candida albicans.

Formas de uso

En infusión: se utilizan las semillas, las cuales debemos extraer de su vaina, se prepara a razón de 40 gramos por litro y se beben tres tazas al día. Una infusión carminativa para preparar en casa consiste en la mezcla a partes iguales de hinojo, anís y cardamomo, administrando una cucharada sopera por taza de agua hirviendo.

Otra forma de indicarlo, especialmente para la flatulencia o los espasmos intestinales, es consumir media cucharada de semillas molidas en un vaso de agua, tres veces al día.

La leche de alpiste, cardamomo y canela, cuya receta compartimos aquí, es un eficaz coadyuvante en el tratamiento de la diabetes, condición para la cual se requiere un enfoque integral y puedes referenciarte para ello en el libro “Detené la diabetes” (Grijalbo) de mi autoría junto con Pablito Martín.

Ingredientes:

  • 5 a 8 cucharadas de alpiste apto para consumo humano
  • 1 o 2 vainas de cardamomo
  • 1/2 cucharada de canela
  • 1/2 l de agua

Preparación:

  • Remojar el alpiste por 12 horas. En otro recipiente, dejamos unos granos de cardamomo en remojo durante 8 horas.
  • Lavar y colar el alpiste; colocar en la licuadora con 1/2 litro de agua limpia  junto con el cardamomo y 1/2 cucharadita de canela. Procesar bien y colar con una maya bien fina.
  • Beber un vaso en ayunas y otro antes del almuerzo.

En la gastronomía

Su aroma intenso y característico, entre menta, cítrico, eucalipto, dulce y picante es inconfundible; su uso gastronómico varía según las regiones y sus costumbres. En India esta muy presente en la preparación de currys, arroces y algunos postres. En los países escandinavos, junto clavo, jengibre y canela, está en muchas recetas de la repostería tradicional. En los países árabes, un café de cardamomo es un omnipresente símbolo de hospitalidad. En Guatemala, país reconocido como el de mejor producción y mayor exportador de cardamomo, se utiliza en la elaboración de una goma de mascar con intenso sabor característico.

Recetas

Licuado de banana y cacao

Ingredientes para tres vasos:

  • 2 bananas
  • 1 cucharada de cacao amargo
  • 2 vasos de leche de almendras
  • 1 vaina de semillas de cardamomo

Preparación:

Primero preparamos la leche de almendras que es muy fácil de hacer: lavamos y dejamos en remojo 25 gr de almendras entre dos y ocho horas, las colamos y las llevamos a la licuadora con dos vasos de agua pura, procesamos y listo; según la consistencia deseada, podemos colarla o no.

Luego volvemos a procesar con las bananas, el cacao y las semillas del interior de la vaina de cardamomo. ¡Listo! En invierno podemos preparar con agua caliente y en verano incluso podemos congelar las bananas previamente para tener una bebida muy refrescante; podemos endulzar optativamente con miel, stevia o azúcar mascabo.

Arroz integral al cardamomo

Ingredientes:

  • 1 taza de arroz integral
  • 2 ajos picados
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 vaina de cardamomo
  • 1/2 cucharadita de jengibre
  • 1 cucharada de levadura de cerveza
  • 1 cucharada de semillas de sésamo

Preparación:

  • Cocinar el arroz integral como es habitual con los ajos picados para darle un sabor picante y una cucharadita de cúrcuma.
  • Colar e incorporar las semillas de la vaina de cardamomo y el jengibre
  • Emplatar y espolvorear la levadura de cerveza y las semillas de sésamo.
  • Servir bien calentito acompañado de unas verduras al vapor.

Pablo de la Iglesia

Publicado el

HIPÉRICO, alivio natural para la depresión

HIPÉRICO, alivio natural para la depresión

HIPÉRICO, alivio natural para la depresión

HIPÉRICO, alivio natural para la depresión, tónico nervioso, antiestrés y balance emocional de forma natural.

El consumo de antidepresivos farmacológicos aumenta en todo el mundo; con demasiada frecuencia estos no están correctamente indicados o incluso son automedicados. Ante este escenario, profesionales y consumidores conscientes buscan alternativas naturales que no sean adictivas ni tengan efectos secundarios; el hipérico y otros complementos naturales han demostrado ser efectivos como alivio natural para la depresión en muchos casos.

En el marco de un estilo de vida saludable, por supuesto.

Aumenta el consumo de antidepresivos en España

España triplicó el consumo de antidepresivos entre el 2005 y el 2015, según la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS); la agencia analiza el consumo desde el 2000, cuando el número de dosis por cada mil habitantes y día (DHD) consumidas fue de 26,5, hasta el año 2013 cuando registran 79,5.

El mismo informe afirma que «En España el consumo de antidepresivos fue similar a la media europea entre 2000 y 2007», señalando un statu quo que se globaliza.

Por otra parte, desde hace 11 años el SUICIDIO es la primera causa de muerte no natural en España; es decir esta causa sega el triple de vidas al año que los accidentes de tráfico.

No pretendo sacar conclusiones, simplemente establezco relaciones.

EEUU: consumo de antidepresivos a niveles escandalosos

En EE UU la situación también refleja estas preocupantes estadísticas en un liderazgo negativo que asusta. Los estadounidenses que afirman que han tomado un antidepresivo a lo largo del último mes aumentó en un 65 por ciento entre 1999 y 2014, según una publicación del CDC (Centro de Control y Prevención de Enfermedades) del año 2017; aproximadamente 1 de cada 8 estadounidenses mayores de 12 años de edad reportaron un uso reciente de antidepresivos.

Las mujeres tienes casi el doble de probabilidades que los hombres de tomar antidepresivos; la cifra asciende al el 16.5 por ciento de las mujeres frente a un poco menos del 9 por ciento de los hombres.

Argentina: se dispara el consumo de antidepresivos

De acuerdo a una publicación reciente del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, el 10% de los argentinos, unos cuatro millones, toman antidepresivos para combatir la tristeza y la ansiedad.

Marcelo Peretta,  doctor en farmacia y bioquímica y secretario general de la entidad, aconseja “reflexionar sobre la medicación psiquiátrica, que masiva y livianamente consumimos, cuyos efectos son difusos y sus riesgos cada vez más claros, ya que los suicidios son más frecuentes de lo que imaginamos”.

“Desde 2006 todos los prospectos de antidepresivos incluyen la advertencia de que pueden producir ideas y actos suicidas. Los antidepresivos están entre los psicofármacos más recetados (y automedicados) dado que la ansiedad y depresión son enfermedades actuales, muy de moda», reafirmó.

Agregó que “antes que tomar medicamentos para la depresión hay que iniciar con psicoterapia, individual o grupal, y con una dieta sana y equilibrada que evite los agentes estresantes. El pistacho, la vitamina B, el potasio y el magnesio son reguladores nerviosos naturales, que deben consumirse antes que los fármacos; que además de ideas suicidas, engordan, quitan el sueño, causan migrañas y reducen el deseo sexual”. 

Personalmente sumaría otros nutrientes con potenciales reguladores del funcionamiento del sistema nervioso; la lista es amplia pero incluye el hipérico, el ginkgo biloba, la valeriana, la pasiflora, los aceites Omega 3, entre otros.

HIPÉRICO, alivio natural para la depresión

La planta medicinal por excelencia que puede considerarse para el alivio de la depresión es el hipérico; también conocida como hierba de San Juan, la cantidad de estudios que confirman su utilidad es contundente.

Se ha verificado que tiene como mínimo la misma eficacia que los antidepresivos más usados en los últimos años, tales como el Prozac o el Seroxat. ¡Pero sin sus efectos secundarios!

Eficacia comprobada de la hierba de San Juan

En un informe de la revista Discovery Salud de Noviembre del 2008, puede leerse:

«Así lo ha constatado de nuevo un equipo de investigadores alemanes dirigido por el doctor Klaus Linde después de trabajar con 5.500 personas que sufrían depresión en distintos grados. Tras dividir a los enfermos en tres grupos a uno de ellos se les dio hipérico, al otro los antidepresivos convencionales más usados y al tercero un placebo.

Bien, pues los datos son claros: quienes tomaron el hipérico consiguieron mejores resultados que los del placebo e iguales que los que ingirieron antidepresivos pero con la ventaja de que los efectos secundarios fueron notablemente menores.

Los investigadores piensan que es porque la Hierba de San Juan mantiene durante más tiempo la serotonina en el cerebro. Bueno, pues algunos expertos y las autoridades sanitarias británicas han alegado que no hay aún suficientes ensayos con esta planta para sustituirlos por los antidepresivos sintéticos.

Y para colmo dicen que además habría que estudiar antes sus efectos en los menores de edad. ¡Como si no estuviese ya claro que los efectos iatrogénicos de los fármacos son también en ellos mucho mayores! Claro que hay gente que tiene “memoria selectiva” y sólo se acuerda de lo que le interesa.»

Sinergia natural

En el mismo artículo también menciona algunas de las hierbas sinérgicas a explorar; podemos leer:

«Un estudio recientemente publicado en la revista Psychiatric Services confirma la eficacia de cuatro hierbas medicinales para tratar diversos problemas psiquiátricos. Se trata del hipérico, el kava, el ginkgo biloba y la valeriana.»

«El estudio demostró que el hipérico es cinco veces más eficaz que el placebo para tratar la depresión. Y cuatro más que los antidepresivos convencionales.»

Reconocimientos de la OMS y la Comisión E

La Comisión E de Alemania (organismo similar a la FDA en EE UU o, salvando enormes distancias, el ANMAT en Argentina), reconoce el uso medicinal de la Hierba de San Juan; está indicada para el tratamiento de los trastornos psicosomáticos, de los estados depresivos, de la ansiedad, así como de la agitación nerviosa.

La OMS reconoce esta planta para el tratamiento de la depresión que abarca desde el episodio depresivo más leve hasta el más moderado.  La Comisión E también señala la eficacia  del aceite de hipérico para tratar los trastornos digestivos (dispepsia).

En muchos casos, es una alternativa al consumo de antidepresivos para el alivio natural de la depresión; un buen profesional de la salud sabrá guiarnos en estas opciones.

¿Cómo consumir el hipérico?

Oferta en el mercado europeo

Hipérico o Hierba de San JuanEl hipérico puede consumirse en infusión de la planta fresca o seca, tintura madre, cápsulas o comprimidos; podrán ver que también tiene otros usos, aunque aquí destacamos les dejo algunas de mis referencias preferidas disponibles en el mercado europeo:

Hipérico (extracto titulado de hipericina / Anastore): https://bit.ly/2FvG06v

Hipérico orgánico (polvo de sumidades floridas en cápsulas vegetalesNature et Plantes): https://amzn.to/2KjVaKT

Oferta en Argentina

En Argentina, de donde provienen gran parte de mis lectores, las opciones son reducidas y la información comercial publicada es de baja calidad. Mi consejo primario es adquirir el hipérico en una herboristería y consumirla en forma de infusión.

Para prepararla,  poner una cucharadita de flores secas en una taza y añadir agua hirviendo, tapar y reposar 5 minutos. Después se cuela y se bebe poco a poco según se va enfriando; suele indicarse dos o tres tazas al día, siguiendo indicación profesional o del prospecto.

Para uso interno también el mercado argentino ofrece alguna tintura madre que es una buena opción. Se deben diluir unas gotas en un vaso de agua; normalmente se recomiendan 20/30 gotas dos o tres veces al día.

Sin embargo es apropiado seguir los consejos de un especialista en el marco de un tratamiento integral; pequeños ajustes hacen la diferencia que facilitará el alivio natural para la depresión y evitar el consumo de antidepresivos.

¡Y aliméntate bien!

Para el buen funcionamiento del sistema nervioso, el primer paso es una correcta alimentación. Cuatro o cinco comidas diarias, buena hidratación, actividad física y contacto con la naturaleza; esto no puede faltar si buscamos el alivio natural para la depresión con seriedad.

Un grupo de alimentos que no puede faltar son los frutos secos; aportan lípidos y minerales que ayudarán a prevenir y, cuando sea necesario, a encontrar alivio natural para la depresión. Puedes leer Beneficios de los frutos secos para saber un poquito más.

Y si deseas ir más a fondo con la alimentación, «Puesta a Punto» (Ediciones Urano) que escribimos junto a Patricia Robiano, será tu gran aliado.

Pablo de la Iglesia

Publicado el

Cura del sirope de savia y zumo de limón

La cura del sirope de savia y jugo de limón

La cura del sirope de savia y zumo de limón

La cura del sirope de savia y zumo de limón, también conocida como cura del sirope de arce, es una de las mejores alternativas para desintoxicar el organismo.

Cura del sirope de savia y zumo de limón. Cura del sirope de arce. Dieta del sirope de savia y zumo de limón. Dieta del sirope de arce. Ayuno del sirope de savia y jugo de limón… Estos son algunos de los nombres que identifican a esta eficaz alternativa para desintoxicar el organismo.

En primavera preparándonos para el verano y en otoño como la última posibilidad de hacerlo antes que llegue el invierno, son momentos ideales para hacer una cura depurativa. Estas épocas no son excluyentes y en cualquier momento que estemos predispuestos podemos hacerlo.

Hay muchas opciones y en esta ocasión quiero hablarte de una de las más eficaces y fáciles de hacer: la cura del sirope de savia y zumo de limón.

¡Desintoxicar el organismo de forma sencilla!

La cura del sirope de savia consiste en una preparación basada en agua, jugo de limón, pimienta cayena y el propio sirope; este preparado nos ayuda a hacer ayunos o semiayunos sin casi notarlo.

¡Desintoxicar el organismo sin apelar fuertemente a la fuerza de voluntad! ¿Qué más puedes pedir?  😉

Además nos conecta con el hábito de brindarnos una buena hidratación mineralizante.

Algunas personas le agregan un poco de canela, lo cual potencia sus propiedades inmunoestimulantes, depurativas y antioxidantes.

Un punto fuerte de la cura del sirope de savia es el aporte de minerales; entre ellos destacan potasio, sodio, calcio, zinc, magnesio, manganeso y hierro.

La razón por la cual esta propuesta para desintoxicar el organismo es más fácil de hacer es por su aporte de hidratos de carbono simples: fructosa y glucosa; los iremos suministrando poco a poco para satisfacer las necesidades energéticas del cuerpo mientras eliminamos toxinas.

Metodología de la cura del sirope de savia y el jugo de limón

La duración de la cura de sirope de savia puede ir desde los tres a los diez días, tiempo en los que esta bebida será nuestro único alimento.

Por supuesto entendamos que hablamos de un ayuno y el propósito no es aportar nutrientes ni lo que llamaríamos una dieta equilibrada, sino eliminar toxinas y preparar nuestro cuerpo para recibir una dieta equilibrada, ¿vale?

La cura del sirope de arce y jugo de limón aporta los mínimos energéticos. Además suma un plus de micronutrientes que facilitan que nuestro organismo ponga en marcha un sistema de autodigestión y recurra a sus reservas; así se eliminan residuos enquistados en capas profundas normalmente inaccesibles y posibilita desintoxicar el organismo.

La cura depurativa del sirope de savia y jugo de limón puede repetirse dos o tres veces al año si fuera necesario. Personalmente suelo sugerir acudir a una clínica de hidroterapia colónica y hacerse uno o dos lavados al comenzar y terminar el ciclo con un tercero; lo recomiendo especialmente cuando la hacemos por primera vez. Esto garantiza una profunda desintoxicación que nos dejará como nuevos.

Por supuesto, la regularidad, intensidad y combinación de estrategias estará mejor diseñada si acudimos a un naturópata y dejamos que nos oriente.

Consideraciones especiales

En casos de candidiasis o parasitosis, esta cura puede ser insuficiente por si misma, dado que la presencia de glucosa y fructosa constituye el alimento de hongos y parásitos; sin embargo puede ser una excelente preparación para la posterior incorporación de una dieta y suplementación específica que apunte a su control definitivo.

Por supuesto, por su riqueza en azúcares, en principio no pueden seguirla los diabéticos y, eventualmente, su uso debería ser evaluado por un profesional.

Convengamos que esta es una de las curas depurativas más extendidas en todo el mundo y millones de personas han recurrido a ellas para desintoxicarse, adelgazar y tonificar el metabolismo; su nivel de seguridad es elevado y realmente no es una prueba rigurosa para nuestra voluntad.

Además del preparado sugerido, podemos beber infusiones y agua. Si le agregamos una actividad física suave, tomar sol con inteligencia y contacto con la naturaleza, estaremos dándole a nuestro organismo el descanso perfecto.

También podemos utilizar la bebida sugerida para acompañar una dieta frugal o una monodieta; esto nos brinda muchas posibilidades para elaborar estrategias que fomenten el bienestar y la calidad de vida de la mano de un detox nutricionalmente equilibrado.

Su uso como edulcorante, en el marco de una alimentación saludable, merece las mismas consideraciones y precauciones que el azúcar integral o la miel: si se consume, en cantidades pequeñas.

En cualquier caso, con esta u otra metodología, siempre insistiremos en la importancia de desintoxicar el organismo. Es el punto de partida de cualquier estrategia seria de salud natural.

¡Manos a la obra!

Compartimos las indicaciones del naturópata Stanley Burrougs, que son las que se han utilizado de manera masiva.

Ingredientes y preparación

La mezcla contiene, de forma equilibrada, la mayor parte de las vitaminas, minerales (potasio, sodio, calcio, magnesio, zinc, manganeso y hierro), enzimas y demás oligoelementos que el organismo necesita.

Las grasas, se sacarán de los depósitos acumulados en el cuerpo, quemándolos.

Los hidratos de carbono del sirope de savia son naturales; cumplirán esta función de manera suficiente, siendo el secreto que hace que esta cura sea más sencilla.

El limón, fuente de minerales y vitaminas, especialmente de la C, es un antioxidante natural que ayuda en la eliminación de los depósitos grasos y mejora la actividad del metabolismo.

La cayena, además de contrarrestar el fuerte sabor dulzón del sirope de savia, es una buena fuente de vitaminas del complejo B, disuelve flemas y ayuda a regenerar la sangre.

Preparación de un vaso grande

• Dos cucharadas soperas de zumo de limón.
• Dos cucharadas soperas de sirope de savia.
• Una pizca de pimienta de cayena en polvo.
• Estos ingredientes se mezclan en un vaso con agua tibia o fría.
• Mezclar bien los ingredientes con una cuchara.

Preparación de un litro y medio para todo un día

• Zumo de cinco limones frescos.
• Dieciséis cucharadas de sirope de savia.
• La puntita de una cucharita de cayena en polvo.
• Estos ingredientes se mezclan en una botella de libro y medio con agua tibia o fría.
• Agitar la botella para mezclar bien los ingredientes.

Ayuno completo

Como hemos dicho, hay muchas formas de utilizar el sirope de savia, aunque básicamente podemos hablas de ayuno completo y semiayuno.

El espíritu original y que le da fuerza terapéutica a este enfoque, sin dudas, es el ayuno.

La cura completa tal como la propone Stanley Burrougs dura de siete a diez días: en este tiempo ingerimos entre ocho a diez vasos grandes del preparado señalado a razón de uno cada dos horas aproximadamente, complementando con agua e infusiones a gusto.

Al finalizar la cura haremos una transición alimentaria correcta de 2 a 3 días manteniendo la frugalidad y la incorporación gradual de alimentos con fruta, caldos vegetales, etc.

Luego procuraremos continuar con una alimentación saludable del tipo que junto a Patricia Robiano recomendamos en el libro «Puesta a Punto» (Grijalbo).

Se suele recomendar además el aporte reconstituyente de polen durante un mes, que provee al cuerpo de todos los minerales y oligoelementos que necesita nuestro cuerpo.

Semiayuno

Cada noche,  ayunamos durante las horas de sueño y son los momentos en que nuestro cuerpo se repara y desintoxica, de allí también la importancia de un buen descanso para la salud. Con el desayuno rompemos este proceso de recuperación y autolimpieza del ayuno nocturno.

Con una estrategia de semiayuno prolongamos el periodo de ayuno nocturno, sustituyendo el desayuno y/o  la cena por la bebida a base de sirope de savia y jugo de limón; esto nos brinda en el día a día mayor tiempo para el descanso y la regeneración del organismo.

Con una o dos comidas frugales y bien equilibradas en el día podemos prolongar la cura del sirope de savia durante varias semanas; para ello suelo recomendar complementar con espirulina, chlorella y/o polen para mejores márgenes de seguridad y efectividad.

Y el consejo de un naturópata, médico o nutricionista especializado; esto nos brindaría mayor seguridad y, seguramente, consejos personalizados que nos garantizarían desintoxicar el organismo aún mejor.

Al terminar la cura del sirope de savia

Al terminar la cura del sirope de savia, continúa la desintoxicación del organismo; tan solo debemos ser cuidadosos en nuestra alimentación

Finalizando el proceso que se ha propuesto no debemos empezar a comer de forma normal, sino de manera gradual; de esta forma nuestro metabolismo volverá a adaptar mejor y continuará la desintoxicación del organismo.

Aquí las propuestas del libro «Puesta a punto» son apropiadas tanto para la vuelta a la «normalidad» como para el mantenimiento.

Veamos las recomendaciones de Stanley Burrougs:

Primer día

• Desayuno: un vaso grande de sirope de savia y zumo de limón. Una pieza de fruta: manzana, naranja o pera.
• Media mañana: un vaso grande de zumo de naranja o piña.
• Mediodía: un vaso grande de sirope de savia y zumo de limón. Una pieza de fruta: manzana, naranja o pera.
• Merienda: un vaso grande de zumo de naranja, manzana o piña.
• Cena: un vaso grande de sirope de savia y zumo de limón.

Segundo día

• Desayuno: un vaso grande de zumo de naranja, manzana o piña. Dos piezas de fruta: manzana o plátano.
• Media mañana: una pieza de fruta: manzana, pera, naranja o mandarina.
• Mediodía: un vaso grande de sirope de savia y zumo de limón, caldo de verduras y fruta.
• Merienda: un vaso grande de zumo de naranja, mandarina, manzana o piña.
• Cena: una ensalada de frutas y un vaso grande de sirope de savia y zumo de limón.

Tercer día

• Desayuno: una rebanada de pan integral y una naranja.
• Media mañana: un vaso grande de zumo de naranja, mandarina, manzana o piña.
• Mediodía: un caldo de verduras frescas.
• Merienda: un vaso grande de zumo de naranja, mandarina, manzana o piña.
• Cena: un caldo de verduras frescas con arroz integral.

A partir del tercer día se pueden incorporar poco a poco nuevos alimentos. En los tres días siguientes no consumir carne, pescado graso, embutidos, queso, pan blanco, bollería, leche, café y alcohol.

Cuarto día en adelante

A partir del cuarto día, empiece a comer normalmente; eso sí, de forma equilibrada y atendiendo las normas de una dieta correcta. Es vital optar frugalmente por alimentos biológicos e integrales para desintoxicar el organismo más profundamente.

Adaptaciones para un enfoque más natural

Luego de la cura del sirope de savia basada en una alimentación en base a carbohidratos simples, yo preferiría los zumos de hortalizas o directamente unas ensaladas crudas. Algo muy importante: masticar y ensalivar muy bien.

Buena parte de la energía ya la incorporamos con la bebida de sirope de savia y a partir del segundo día eliminaría los zumos de frutas y optaría por la fruta integral.

Por supuesto, el pan blanco, la bollería o los embutidos los evitaría; no solo en la fase de transición, sino siempre. No vale la pena comer alimentos procesados después de esforzarnos en desintoxicar el organismo.

¿Dónde comprar?

En muchas dietéticas y tiendas de salud no tendrás inconvenientes en adquirir este producto; también te facilito algunos enlaces de referencia para adquirirlas por Internet: Argentina / Amazon España

Además de Madal Bal, hay otras marcas con prestaciones similares; enfatizo esta porque simplemente es la que yo más he utilizado casi siempre hasta el momento.

Otra opción muy buena es la de Maple Farm que brinda buenas opciones certificadas o no.

También puedes comprar el libro de  K. A. Beyer que se explaya sobre el tema: La cura de savia y zumo de limón

Otra versión es la de Stanley BurroughsLa dieta del sirope de arce y zumo de limón

Te aliento a desintoxicar tu cuerpo con la dieta del sirope de savia y el zumo de limón. ¡Y por favor comparte tus experiencias para el provecho de más personas!

¡SALUDos!

Pablo de la Iglesia