Publicado el

La confusión vegana

En los últimos tiempos, en un mundo polarizado por el fanatismo, hemos visto la exacerbación de una manifestación de una subcultura vegana que ha apelado a metodologías de escrache a quienes eligen un churrasco, un huevo o una pizza, pero que si analizamos en detalle los hábitos de estas personas, en general no son auténticos veganos sino meros creyentes en un ídolo que no conocen y al cual le rinden culto con oraciones y tributos de leche de soja ADES, galletitas OREO y otros desechos de la industria alimentaria.

Pensando en la confusión vegana, se me ocurre una pregunta para los comedores de milanesas de soja transgénica y mayonesa Hellman’s “sin ingredientes animales”:

¿Cual es el propósito de salvar una vaca, un pollo, incluso el embrión de un pollo, si con vuestros hábitos destruyen la Madre Tierra que es la forma de vida que nos sustenta a todos?

¿Esto es vegano? Yo diría que aquí no te comes directamente un animal, pero si incluimos al veganismo dentro de las corrientes naturistas y su espíritu armonioso con la naturaleza, definitivamente no lo es.

Comerte una ensalada de vegetales frescos producidos por ti o adquiridos en la verdulería, es naturista y vegano.

Comerte un churrasco o un huevo de gallina feliz, es naturista y constituyen alimentos que definitivamente pueden entrar o no en un enfoque terapéutico de naturopatía alimentaria.

Comerte una Hellmann’s de la refinería industrial que no le aporta nada a tu organismo y cuyos desechos van a contaminar la naturaleza dañando la integridad de -por ejemplo- animales marinos, no tiene nada que ver con el veganismo, el espíritu naturista, la conciencia ambiental y el respeto a la naturaleza -la madre de todos los animales que los veganos dicen proteger-.

Este posteo tuvo más de 1100 “me gusta”, lo que indica que la percepción distorsionada está muy extendida, no es un hecho aislado y debe ocuparnos seriamente a los que trabajamos por el equilibrio mancomunado de la salud y el medio ambiente.

Hace un tiempo el Dalai Lama mencionó que comía carne. Más allá de sus razones, al parecer el creyó que era lo correcto por indicación de sus médicos, mucha gente me preguntó que me parecía está actitud de Su Santidad.

¡Honestamente me pareció genial! ¿Comer carne? No, ser honesto consigo mismo y con los demás. El primer paso en el camino espiritual es la INTEGRIDAD y no posar bien para una foto o el que dirán.

Por otra parte, mucha gente enojada y que cree de corazón que el consumo de carne, aún en pequeñas cantidades, es nocivo para la salud y una abominación espiritual, podría estar en lo cierto verdaderamente. Pero hay un veneno para el cuerpo, la mente y el alma que es mucho peor, un hábito insano y violento -hacia los demás y hacia nosotros mismos- que deberíamos hacer un esfuerzo consciente por erradicarlo de nuestras vidas siendo guardianes severos a las puertas de nuestra mente: JUZGAR… no hay mayor veneno para el cuerpo y el alma que juzgar.

Y cuando nos creemos con autoridad para juzgar a un ser con aportes maravillosos a la evolución humana como lo ha sido SS Dalai Lama, algo no está funcionando bien y prueba una sola cosa: el veganismo, el vegetarianismo, el budismo o cualquier ismo desde el cual nos sintamos autorizados para criticar las elecciones de alguien, evidentemente no son suficientes para transformarnos en seres más evolucionados.

Si has elegido un camino, transítalo en paz. Es parte de la vida, dar pasos adelante y dar pasos para atrás, se gana y se pierde, se avanza y se retrocede; lo verdaderamente triste es cuando no toleramos la frustración de nuestros momentos de impotencia y nos reinventamos una filosofía que adecúe sus estándares a la versión más mediocre de nosotros mismos, nos evaluamos según nuestros nuevos criterios y nos dedicamos a mirar en el plato o el corazón de los demás pretendiendo que se comporten como nosotros creemos que lo harían los discípulos directos de Jesús.
Mirá, te voy a contar un secreto. Las victorias son hermosas, te dan confianza, te fortalecen, te muestran potenciales; las derrotas son aún mejores, pues allí radica la reserva de tus capacidades dormidas; si eres de los que buscan el lado oscuro de tu ser con ansias y determinación, eres de los míos, seguramente haz descubierto que en el fango de tu vida se alimenta la energía de tus más brillantes victorias.

La referencia es interna. La comparación es con uno mismo. La competencia es contra y a favor tuyo. La enseñanza es siempre para ti. Cosechas tus victorias. Capitalizas tus derrotas. El éxito y el fracaso son las dos caras de la misma ilusión, persiste el aprendizaje, el crecimiento, la evolución y la aceptación total del fruto de nuestros mejores esfuerzos.

Comas lo que comas, aprende y haz lo mejor que puedas. Pero no te definas si no es necesario y mucho menos lo intestes como una imposición a los demás.

¡Universos de Bendiciones para aquella expresión de ti que manifiesta la mejor expresión que hoy eres capaz de brindar!

Pablo de la Iglesia

Publicado el

¿Alergias? ¿Asma? ¿Dolores? ¡¡¡Agua!!!

¡AGUA! Mínimo 8 vasos cuándo estamos bien; pero cuando padecemos alguno de estos problemas vinculados con el exceso de histamina, aumentamos hasta que notemos mejoría hasta incluso el doble; salvo una contraindicación específica como insuficiencia renal, nadie tendrá problemas por una sobrehidratación durante uno o dos días.

Una vez que experimentamos la diferencia entre lo que sentimos al estar correctamente hidratados y lo contrastamos con un estado de deshidratación, naturalmente desarrollaremos la sensibilidad para reaccionar y prevenir otros episodios; por supuesto, si al cabo de unos días, no podemos controlar la situación normalizando la hidratación de nuestro cuerpo, el tema puede deberse a otro problema que requiera atención profesional. ¡Pero primero lo primero!

Ten en cuenta que la mayoría de los problemas de salud se previenen, mejoran e incluso se curan, simplemente tomando más agua. ¡Agua! ¡AGUA!

Nos vemos después de unos cuantos vasos de agua 🙂

Pablo de la Iglesia

 

Publicado el

Un poco más que mate…

Cuando tomamos mate no solo nos hidratamos y aprovechamos sus beneficios, sino que además podemos sumarle propiedades utilizando valiosas hierbas medicinales, frutas, especias, las cuales suman valor nutricional y terapéutico; además, no tenemos porque esperar a enfermar para valernos de ellas y podemos incorporarlas a nuestras estrategias preventivas.

En este ejemplo utilizo harpagofito que es un poderoso antiinflamatorio y diurético suave; de esta manera mantengo fuerte mi estrategia inmunomoduladora y antiinflamatoria para seguir manteniendo alejados los brotes de la esclerosis múltiple que padezco hace 30 años; por supuesto, esto es un pequeño refuerzo en el marco de una estrategia amplia, completa, consistente y sostenida y que incluye alimentación saludable -¡lo más importante!- hidratación, control del estrés, actividad física, complementos nutricionales…, en fin, los recursos que describo en los libros “Esclerosis múltiple” (Kier), “Puesta a punto” (Urano) o “Estimula ti inmunidad natural” (Kepler).

También menciono el llantén, que contribuye a contener los procesos inflamatorios y a regular la inmunidad, me ayuda con la salud de las vías respiratorias, a mantener la regularidad intestinal…

Si me vas a preguntar si hay que tomar precauciones para tomar estas hierbas medicinales en cualquier forma, te voy a responder que en un mundo en el que se beben gaseosas azucaradas a lo tonto, se utilizan edulcorantes artificiales con supuestos beneficios esotéricos, se beben extractos vegetales industrializados como aperitivos bajo el rótulo de bebidas saludables, se toman antiinflamatorios como caramelos y la gente toma poderosos fármacos para dormirse y para despertarse, la pregunta no tiene ninguna proporcionalidad ni razón de ser; en cualquier caso, cuando adquieres estas hierbas de proveedores confiables, verás que son de venta libre y tienen unas indicaciones que orientan su uso. Simplemente síguelas.

¿Vale? La seguimos en la próxima…

Pablo de la Iglesia

Publicado el

Beneficios de los frutos secos

Se los llama frutos secos porque en su composición natural tienen menos de un 50% de agua; sin embargo, en la naturopatía alimentaria solemos recomendar activarlos unas horas en remojo, lo cual mantiene sus beneficiosas propiedades nutricionales y le agrega agua, enzimas y los vuelve más fáciles de digerir. Como sea, sin activar o no, son un alimentos saludable si no se procesan con calor o frituras; naturalmente, en el primer caso, las porciones deberán ser más pequeñas para no exceder calorías que pudieran tornarlos pesados para la digestión. ¡Cuestión de equilibrio!

Nueces, almendras, avellanas … constituyen un verdadero caballito de batalla de la alimentación sana; se definen como tales a los frutos de las plantas que están recubiertos por una cáscara seca y dura y tienen una semilla en su interior. Sin embargo la definición gastronómica práctica amplía el espectro a otras con propiedades alimentarias sinérgicas como el sésamo, el maní, el lino, la chía o el girasol que no cumplen los requisitos de esta definición.

Perfectamente podrían reemplazar a muchos picoteos que no son saludables y nos tientan en la rutina cotidiana; algunos -erróneamente- afirman que son más caros, pero gramo por gramo, la mayoría de las opciones saludables resultan más económicas; nutritivamente, por supuesto, la diferencia es abismal.

Con ellas obtenemos grasas saludables, vitaminas, minerales, aminoácidos, fitoquímicos y fibras; son un ingrediente ideal para macedonias, ensaladas, cremas, batidos y postres, permitiéndonos enriquecer la dieta y mejorar sabores.

Podemos utilizarlos en platos dulces o salados, en ensaladas, batidos, rellenos, para hacer patés o quesos veganos, decorar tortas o hacer todo tipo de snacks saludables; incorporar al menos un puñado de frutos secos diariamente puede traernos muchos beneficios para la salud.

Pablo de la Iglesia

Publicado el

¿La yerba mate previene el mal de Parkinson?

Una investigación cuyos resultados se conocieron en el año 2016, establece una relación inversamente proporcional entre el consumo de yerba mate y el mal de Parkinson.

El conocimiento sobre la enfermedad de Parkinson ha crecido enormemente. Hoy se sabe que además de los síntomas motores como rigidez, lentitud en los movimientos y/o temblor, pueden aparecer manifestaciones no motoras. Estas últimas pueden manifestarse como alteraciones en el sueño, humor, olfato, cognición, tracto digestivo y urinario, entre otras, y podrían presentarse incluso muchos años antes de la aparición de los síntomas motores”, explicó en su momento la Dra. Emilia Gatto, Jefa del Departamento de Enfermedades de Parkinson y Trastornos del Movimiento del Ineba (Instituto Neurológico de Buenos Aires).i

El mal de Parkinson en cifras:

– en Argentina afecta a cerca del 1,5% de las personas mayores de 65 años.
– en España afecta al 2% de las personas mayores de 65 años, similar a la media europea.
– en el resto del mundo, para la misma edad se calcula una incidencia promedio del 3%.

De acuerdo a la Federación Española de Parkinson, “algunos estudios citan como factor de riesgo el consumo continuado a lo largo de los años de agua de pozo o haber estado expuesto a pesticidas y herbicidas”ii; es necesario hacer esta aclaración porque en todo el mundo se vive una constante degradación de los alimentos y el medio ambiente por el uso extensivo de agroquímicos, lo cual -aunque es difícil establecer una relación exacta- impacta en la calidad de la yerba mate y otros alimentos. El sistema alimentario requiere una revisión completa a la luz de la ciencia y haciendo foco en la nutrición y la disposición de los alimentos de calidad sin el condicionamiento de los intereses especulativos que ponen por encima de todo la cantidad.

La Dra. Emilia Gato amplía: “Si bien los efectos saludables de la yerba mate son un tema de discusión, varios estudios han demostrado que puede estimular el sistema nervioso central debido a su contenido de cafeína. También cuenta con componentes antioxidantes y tiene cualidades hepatoprotectoras, diuréticas, antireumáticas, antitrombóticas y antiinflamatorias, entre otras”.

Sabemos lo importante que es mantener el equilibrio de la glucosa en la sangre para el buen funcionamiento del sistema nervioso en una persona saludable, mucho más aún en una persona que padece una enfermedad neurológica; digo esto porque es costumbre para muchas personas tomar mate con azúcar, lo cual sin lugar a dudas desbarata el potencial saludable que la infusión pueda tener. Para que la protección y el auspicio beneficioso no se limiten, no solo deberíamos tomar el mate sin azúcar sino también evitar los productos con azúcar añadido, jugos industriales, golosinas y toda la manufactura alimentaria refinada, optando por fuentes de hidratos de carbono integrales como los granos, los vegetales y las frutas.

También es frecuente que las personas reemplacen de buena fe el azúcar por edulcorantes artificiales, lo cual potencialmente es tanto o más nocivo que el azúcar. Hay evidencias que los edulcorantes alteran la microbiota intestinal generando desequilibrios en el metabolismo de la glucosa y predisponiendo a la diabetesiii; además, hay estudios que establecen un vínculo entre el mal estado de la microbiota y el desarrollo de mal de Parkinson y otras enfermedades neurológicas, del mismo modo que otros determinan el vínculo inverso entre la salud de la microbiota y los edulcorantes artificialesiv.

Finalmente, agregar que es muy común en las personas mayores “olvidarse” de tomar agua y padecer distintos grados de deshidratación; en estos casos, la costumbre de “matear” les ayudaría a rehidratarse al menos de manera parcial. También es conocida la relación entre la buena hidratación y el funcionamiento óptimo del sistema nervioso; es difícil cuantificar de manera objetiva hasta que punto la infusión de yerba mate ayuda por sus principios activos y cuando lo hace gracias al consumo de líquido. En todo caso, y visto lo dicho hasta aquí, tomar mate amargo o endulzado con hojas de stevia puede ser un buen hábito que idealmente debe acompañarse con tener presente beber una buena cantidad de vasos de agua pura.

Ver Mate verde ecológico (Anastore-UE) 

Ver Yerba mate orgánica (La esquina de las flores-Arg)

Ver Yerba orgánica con palo (La esquina de las flores-Arg)

Pablo de la Iglesia

Bibliografía
iParkinson: confirman los beneficios del mate. https://www.clarin.com/buena-vida/salud/Parkinson-confirman-beneficios-mate_0_Eyh_-FhRe.html. Clarín (06/04/2016)
ii¿Qué es el Parkinson? http://www.esparkinson.es/espacio-parkinson/conocer-la-enfermedad/
iiiLos edulcorantes artificiales podrían fomentar la diabetes, según un nuevo y polémico estudio. http://www.gutmicrobiotaforhealth.com/es/los-edulcorantes-artificiales-podrian-fomentar-la-diabetes-segun-un-nuevo-y-polemico-estudio/
ivArtificial sweeteners induce glucose intolerance by altering the gut microbiota. http://www.nature.com/nature/journal/vaop/ncurrent/full/nature13793.html