Publicado el

Esclerodermia, tratamiento natural

ESCLERODERMIA, tratamiento natural

La esclerodermia, también escleroderma o esclerosis sistémica, es una enfermedad autoinmune cuyo pronóstico mejora mucho con el tratamiento natural.

He acumulado evidencias tan contundentes en relación al poder de la medicina natural y su enorme capacidad para contener y mejorar la esclerodermia, que no me acostumbro al triste panorama de ver a cientos de miles de personas condenadas inevitablemente a una vida llena de complicaciones.

Complicaciones que en buena medida podrían evitarse, simplemente porque no se difunden los conocimientos apropiados.

Una de nuestras lectoras nos escribió desde Guatemala y nos pidió recomendación:

Es un gusto saludarlos. Disculpen que moleste, pero es que ya estoy desesperada no sé que hacer con mi piel, tengo un problema que al principio pensé era una alergia severa por picazón en la cabeza, cara, cuello, pecho y espalda.

Sin embargo después de cuatro años de estar luchando contra esa alergia (con mucha medicina) me comenzaron a salir unas manchas negras en el estomago, en los brazos y piernas.

Manchas que van acompañadas de picazón y la piel se pone dura. Una doctora me hizo una biopsia y el resultado fue esclerodermia.

Los doctores me dicen que debo acostumbrarme a esta enfermedad, que para ellos es afortunado que sólo me haya tocado la piel y nada internamente, aunque en varias ocasiones cuando me estoy bañando con agua fría los dedos de las manos se me ponen blancos, como si no tuvieran sangre.

Me han dado algunas medicinas y yo sigo tomándolas, pero la picazón no se me quita y me da mucha pena porque mi piel cada vez se mira peor, tengo que escoger bien mi ropa para tapar las manchas.

Necesito que me ayuden, que me aconsejen que se puede hacer o que me digan si hay alguien que esté investigando sobre la esclerodermia con quien yo pueda comunicarme.

Muchas gracias desde la ciudad de Guatemala.

Alma Palma

Qué es la esclerodermia

La esclerodermia es una enfermedad autoinmune, es decir que nuestra inmunidad se confunde por alguna razón y ataca los tejidos propios.

En primera instancia esclerosa la piel, pero puede ir afectando los órganos internos y generar trastornos de mucha gravedad.

Las causas son desconocidas y suele afectar en mayor medida a las personas jóvenes.

Como en todas las enfermedades autoinmunes, el estrés y las infecciones predisponen a una mayor incidencia de crisis, por lo que deberían evitarse, o al menos procurar hacerlo en la mayor medida posible.

Algunos de los síntomas que ponen de manifiesto el inicio de esta enfermedad son palidez, dedos de las manos y pies azulados o enrojecidos por el frío o el calor, dolor, rigidez e inflamación de los dedos y articulaciones, la característica esclerosis de la piel, cara tensa con aspecto de máscara, problemas para tragar, trastornos digestivos, pérdida de peso, inconvenientes para respirar, ardor o picazón en los ojos, entre otros.

Cuando se diagnostica esclerodermia, la respuesta del médico suele ser la misma que le han dado a Alma Palma: ‘Tiene que acostumbrarse a esta enfermedad’, y se le brindan una serie de tratamientos sintomáticos que realmente sirven para muy poco.

¡Y esto considerando un exceso de generosidad de mi parte! Entre ellos:

  • Medicamentos antinflamatorios no esteroides (AINES) y corticosteroides.
  • Antiácido.
  • Medicamentos para la presión arterial (particularmente IECA) para problemas renales o de hipertensión arterial.
  • Medicamentos para mejorar la respiración.

Con frecuencia te dicen, como le sucedió a Alma Palma, que debes estar agradecido porque sólo afectó la piel… ¡pero ocultan que si sigues el tratamiento convencional seguramente la pasarás muy mal!

No solo por la enfermedad misma, sino por los efectos secundarios de los fármacos.

Propuestas de la medicina natural

La medicina natural ofrece una respuesta real y efectiva para esta enfermedad. A continuación brindamos algunas alternativas posibles:

Aceites Omega 3

Se trata de sustancias reguladoras de la inmunidad por excelencia.

Algunas investigaciones sostienen que diez gramos de aceite de pescado de mar o de Kril (fuente por excelencia de los Omega 3) pueden detener por completo una enfermedad autoinmune.

Una vez que alcanzamos este objetivo, una dosis de mantenimiento de tres gramos es suficiente.

Hay otras fuentes vegetales de Omega 3, tales como el lino o la chía, que si bien son muy deseables, deben administrarse en forma complementaria a los de origen marino, cuya calidad y biodisponibilidad de EPA (ácido eicosapentaenoico) es mayor.

Aceites Omega 6

Complemento ideal de los Omega 3; las fuentes por excelencia son el aceite de onagra y de borraja, ricas en ácido gamalinoleico (GLA).

Se aconseja suministrar seis cápsulas diarias de medio gramo, aunque es apropiado adaptar la dosis con el asesoramiento profesional; también puede utilizarse directamente sobre la piel.

Antioxidantes

Un completo suplemento antioxidante que incluya vitaminas C y E, betacaroteno, bioflavonoides, zinc, selenio y Coenzima Q10 es infaltable.

Esto tiene dos razones a considerar:

– En primer lugar, todos estos nutrientes aportan beneficio al curso de la enfermedad y ayudarán a volverla más benigna.

– Además, cuando se toman dosis complementarias de aceites Omega, impera su protección mediante el consumo de antioxidantes.

  • Antioxidante Piel Anastore (Anastore – UE) / fórmula balanceada y de calidad; muy buena relación costo beneficio.
  • Ubiquinol 300mg (AMZN ES)/ En forma de UBIQUINOL -mucho más asimilable que la ubiquinona más corriente- y de alta potencia, este es una de mis opciones preferidas para suplementar Co-Enzima Q10-
  • Ubiquinol Bluebonnet 200 mg (AMZN USA)

Cartílago de Tiburón

Los polisacáridos presentes en el cartílago de tiburón son un complemento ideal de los aceites omega para modular la inmunidad.

Aunque la dosis será indicada por un profesional, se suele recomendar un tratamiento de choque no inferior a los seis gramos diarios, consumidos en dos o tres tomas y siempre antes de las comidas; puesto que es un producto originado en un animal amenazado, soy partidario de dejarlo como último recurso.

MSM

Se trata de un compuesto natural azufrado cuyos beneficios para la salud general, para la piel en particular, y en especial para regular la inmunidad, son incontestables.

Se suelen recomendar dosis de choque de hasta dos gramos e ir disminuyendo hasta los 200 o 500 Mg. diarios.

Además del uso interno, es de gran valor como aplicación externa. Sus efectos terapéuticos propiamente dichos se potencian en sinergia con otros componentes ya que una de las virtudes del MSM es ayudar a los demás principios activos a penetrar a través de la barrera de la piel.

En este sentido el MSM es ideal en fórmulas que contengan aloe vera, antioxidantes o rosa mosqueta, sustancias todas de gran beneficio en la esclerodermia.

Entre los alimentos que aportan dosis interesantes de MSM podemos citar el ajo, la cebolla o los espárragos, más en caso de padecer esclerodermia sugerimos recurrir a una fuente complementaria.

Una buena alimentación que evite las grasas saturadas e hidrogenadas y privilegie los aceites de primera prensada es el primer paso vital, a partir del cual toda la estrategia de complementos cobra sentido; en ese sentido, la dieta debe ser similar a la que sugiero en mi libro ‘Esclerosis Múltiple, su tratamiento según una visión física, psicológica y espiritual’ (Ediciones Obelisco), ya que ambas enfermedades tienen características comunes

Pautas generales para complementos

En todos los casos siga las instrucciones del fabricante; si cree que necesita otras dosis en función de lo leído, acuda a un profesional.

En dietéticas y tiendas de salud puede encontrar líneas de complementos alternativas; estas solo reflejan mi preferencia general.

Consejos finales

De ningún modo hay que caer en la absurda trampa de la inmunosupresión ya que cualquier infección, por pequeña que sea, predispone a una nueva crisis.

Esto aplica tanto para la esclerodermia como para las enfermedades autoinmunes en general.

Las defensas tienen que ser fortalecidas de forma natural con sustancias que a su vez actúan como poderosos antiinflamatorios, tales como el propóleo, la uña de gato, ajo, limón o Pau d’arco o lapacho.

Mi último consejo a quienes padecen esta grave enfermedad, es que miren al monstruo de frente. Con una actitud positiva y abierta, utilizando los recursos naturales y siendo consistentes en nuestra estrategia, los resultados en el tratamiento de la esclerodermia son muy buenos.

Y, agreguemos, seguros y con efectos secundarios beneficiosos para crear salud general.

Antes de despedirme, te dejo un artículo que también es de interés cuando se padece escleroderma:

Cúrcuma, potente por donde la mires

¡Qué estés bien!

Pablo de la Iglesia

Publicado el

Cura de Limones, un aliado contra las toxinas

Cura de limones

Cura de limones, una poderosa técnica detox

Si estás pensando en hacer una cura de desintoxicación para mejorar tu salud, probablemente la cura de limones sea una buena opción para ti.

Hay muchas formas de aprovechar el limón para cuidar y mejorar la salud; en mi libro Súper Limón comparto muchas de ellas, pero esta es una de las más potentes.

Algunas de sus indicaciones

La cura de limones está indicada en casos de:Gota
Artritis
Cálculos renales
Efecto remineralizante
Pérdida de peso
Colesterol y triglicéridos
Aportar alcalinidad y oxigenación a tus tejidos

Es habitual que los especialistas en medicina natural recomienden al menos dos curas depurativas al año, normalmente en primavera y otoño, con objeto de mantener al cuerpo en las mejores condiciones, prevenir enfermedades y facilitar su curación.

También es efectiva para corregir trastornos circulatorios, especialmente en personas mayores; en este caso, siempre debe hacerse bajo supervisión médica.

Como advertencia general es importante resaltar que la cura de limones es muy poderosa y no debe repetirse sin una supervisión profesional; es muy poco habitual que un terapeuta recomiende otra cura sin dejar pasar al menos algunas semanas. Como indicación general, una cura de limones al año es suficiente.

Procedimiento

  • Primer día: se bebe en ayunas el zumo de un limón diluido en agua.
  • Segundo día: se bebe el zumo de un limón en ayunas y se incorpora otro antes de almorzar.
  • Tercer día: se hace lo propio y se incorpora el zumo de un limón por la tarde, siempre antes de comer
  • Cuarto día: repetimos el procedimiento, más el zumo de un limón antes de la cena.
  • Quinto día en adelante: continuamos aumentando con dos zumos en ayunas, en lugar de uno; y así sucesivamente hasta alcanzar 7 o 9 limones.
  • Una vez alcanzada esta cifra, comenzamos a descender inversamente con el mismo ritmo hasta alcanzar el consumo de un limón.

Cuando concluimos la cura, es imprescindible descansar antes de emprender otra.

Variantes a la cura de limones clásica

Una variante consiste en tomar el jugo de un limón los dos o tres primeros días de la cura depurativa, un rato antes de las comidas; durante los siguientes tres días, beber el jugo de dos limones en dos tomas; continuar aumentando la cantidad de limones cada dos o tres días con la misma lógica ascendente que en la cura original, mientras el organismo lo asimile bien.

En este último caso, al ser más los limones que consumimos con un enfoque gradual, puede que deseemos detenernos y retroceder al llegar a cinco, o incluso a tres la primera vez.

Otra variante es seguir esta lógica de repetir la dosis dos o tres días y a partir del cuarto retomar la lógica original de ir aumentando diariamente hasta siete o nueve limones; esto le da más tiempo al organismo para desprenderse de toxinas más superficiales.

Nunca debemos excedernos de nueve limones diarios sin supervisión y de acuerdo al procedimiento indicado. Tampoco debemos permanecer en esa cifra más de uno o dos días; debemos empezar a reducir paulatinamente su consumo rápidamente.

Normalmente se estila beber el jugo de hasta siete a nueve limones por día, y en adelante se comienza a disminuir la cantidad de limones hasta llegar nuevamente a uno por día; si embargo, si estamos muy intoxicados y no hemos cuidado la alimentación, es recomendable empezar una alimentación más sana y frugal bebiendo abundante agua unos días antes para eliminar el grueso de las toxinas más superficiales de nuestros tejidos y reducir las molestias que puede ocasionar una crisis curativa.

Otra opción es limitar la cantidad de limones a un total de tres o cinco y empezar a descender; luego de un tiempo, puede repetirse aumentando la cantidad.

Sin orientación de un profesional formado en medicina natural, la cura de limones no debería hacerse más de una o dos veces al año; aunque podría aumentarse en enfermedades que necesitan alcalinización, oxigenación y detox profundo de los tejidos como en el cáncer.

El profesional lo irá regulando en función de la vitalidad disponible para que el cuerpo reaccione a un estímulo fuertemente depurativo.

Advertencia:

Esta cura requiere precauciones adicionales en personas con insuficiencia renal, anemia, descalcificación, niños, embarazadas y ancianos; en estos casos también puede estar indicada pero puede requerir variantes y deben hacerla bajo supervisión.

Todos los días un limón

En todo caso, el consumo de uno o dos limones diarios, ya nos aportará beneficios para la salud. Por supuesto, no sirve de mucho utilizar este valioso recurso como un parche de un estilo de vida inadecuado; ante todo comer sano, hidratarse bien y hacer actividad física. ¿Vale?

Pablo de la Iglesia

Publicado el

Ocho usos asombrosos del vinagre de sidra de manzana

Vinagre de Sidra de Manzana

Si usted utiliza el vinagre de sidra de manzana solamente en su ensalada, está subestimando su verdadero potencial. El vinagre crudo, sin filtrar se puede usar de muchas maneras; al terminar de leer este artículo podrá guardar una botella en cada cuarto de su casa, no solamente en el refrigerador. Puede usar vinagre de sidra de manzana para el cabello, el cuidado de la piel, la limpieza del hogar, para sanar heridas y para cocinar.

¿Qué clase de vinagre debe ser?

Consiga uno de buena calidad. “Buena calidad” significa crudo, orgánico y sin pasteurizar. Nosotros somos grandes admiradores de la marca Braggs.

Si usted adquirió una botella de este tipo de vinagre, observará un sedimento en la base que parece hebras de hilos flotando. No, su vinagre no está dañado –ese material que parece suciedad en la base es ¡lo más importante! Se llama “la madre”, y contiene enzimas crudas y flora bacteriana buena para el intestino que promueven los procesos de curación.

En la foto animada a continuación, podrá observar que “la madre” aparece flotando alrededor de la base de la botella (hay que sacudir fuertemente primero para que se pueda ver mejor).

1. Comerlo y/o beberlo, ¡por supuesto!

Puesto que más que nada el vinagre de sidra de manzana es, primero y ante todo, un producto alimenticio, sería negligente de mi parte si no le informara primero de su valor nutritivo y de sus beneficios para la salud.

El vinagre de sidra de manzana baja los niveles de glucosa y puede ser de ayuda en caso de diabetes. También se ha dicho que ayuda a bajar de peso, a sentirse más lleno y así a comer menos. Las enzimas en este vinagre también promueven el crecimiento de flora bacteriana en los intestinos, y ayuda a regular los problemas relacionados con candidiasis.

¿Cómo usar el vinagre por vía oral? Mezclar una cucharada de vinagre en una taza de agua o de té de hierbas (el vinagre de manzana es bastante fuerte, y cuando se lo ingiere puro puede causar daño al esófago, de manera que se debe diluir).

También, este vinagre es un ingrediente clásico en aderezos para ensaladas, por lo que se puede ser muy creativo con él. Si bien el aceite de oliva -el más comúnmente utilizado para aderezos de ensaladas-, no está permitido en la terapia Gerson, usted puede mezclar este vinagre con aceite de linaza (o lino) y limón o jugo de naranja, y licuarlo con un diente de ajo fresco y un poco de cebolla. O simplemente puede rociarlo puro en la ensalada.

2. Alivia gases, hinchazón y acidez

El vinagre de sidra de manzana puede ayudar a reducir la flatulencia y la hinchazón estomacal. Solamente tome 1 cucharada de vinagre diluido en agua o té antes de la comida. También puede ayudar a aminorar los síntomas de acidez. Tome una dosis tan pronto sienta síntomas de acidez.

3. Promueve la alcalinidad

A pesar de su sabor ácido, este vinagre en realidad promueve la alcalinidad en el organismo. Como bien indica Charlotte Gerson, “el cáncer no puede sobrevivir en un organismo alcalino” y una de las formas fundamentales en que la Terapia Gerson lucha contra el cáncer y otras enfermedades es devolviendo al organismo a un estado alcalino, brindando así un medio inhóspito para el desarrollo de la enfermedad.

4. Producto de limpieza no-tóxico

La mayoría de los productos de limpieza están llenos de químicos peligrosos; este vinagre puede, de una manera sorprendente, proveer una alternativa excelente y barata para muchos productos de limpieza. Este absorbe olores y tiene propiedades antibacterianas.

Simplemente mezcle cantidades iguales de vinagre y de agua y coloque la mezclan en una botella con atomizador. Utilice la solución en superficies duras como ser pisos de madera, mosaicos de los baños, cajones y mesadas, luego limpie con un trapo.

5. Cuidado del cabello

Este vinagre, cuando se utiliza como enjuague, logrará que su cabello se vea suave y brilloso, y le brindará un poco más de claridad al remover suciedad y aceite. Promueve el balance del pH del cabello, lo cual ayuda a sellar la cutícula y lograr así un cabello más suave. También puede ayudar con la caspa, a deshacerse de grasa acumulada y aliviar el escozor y la irritación del cuero cabelludo.

Simplemente mezcle una cucharada o dos en un vaso de agua y enjuague su cabello con esta mezcla cuando haya finalizado de bañarse. Asegúrese de enjuagarlo muy bien o su cabello se sentirá algo reseco.

No se preocupe por el olor del vinagre; este se disipará una vez que su cabello se seque, y pierda cuidado que no olerá a ensalada todo el día (¡sin insinuar que esto sea algo malo!).

6. Cuidado de la piel

Mientras que los beneficios promisorios de la desintoxicación es una piel tersa, todo el que ha seguido la Terapia Gerson u otro tipo de desintoxicación intensa puede probablemente estar de acuerdo a que el camino hacia una piel limpia puede involucrar manchas. A medida que su cuerpo se libera de toxinas de la sangre y tejidos, algunas toxinas se liberan a través de la piel en forma de espinillas, barros, erupciones, sarpullidos y otras protuberancias rojas e inflamadas.

Puede utilizar este vinagre como astringente, remojando una toalla pequeña o un paño de algodón en vinagre de sidra de manzana diluido y aplicarlo sobre el rostro; o puede simplemente aplicar directamente en las manchas para secarlas y curarlas.

Es increíble lo suave que su piel se siente después de aplicar el vinagre, la hará más tersa e incluso puede ayudar a reducir o aminorar la aparición de arrugas y líneas del rostro.

7. Alivio de las quemaduras provocadas por el sol

Mientras que usted siempre debe tratar de evitar daños de la piel al exponerse a la intemperie y al sol sin protección por más de 15 minutos, si lo hace accidentalmente y su piel se encuentra muy enrojecida, puede utilizar este vinagre para neutralizar las quemaduras. Dilúyalo en agua y aplíquelo en la parte dañada de la piel, o añada una taza de vinagre al agua si toma un baño de inmersión.

8. Desodorante

La mayoría de los desodorantes comerciales y los antitranspirantes bloquean la habilidad de transpirar/sudar. Puesto que transpirar es una forma natural que tiene el cuerpo para desintoxicarse, bloquear la habilidad de transpirar también bloquea la capacidad de desintoxicación. Además, la mayoría de los desodorantes comerciales contienen aluminio y almacenan químicos impronunciables y fragancias sintéticas, de manera que recomendamos los evite de cualquier forma.

Podría parecer un poco extravagante, pero ¡puede en realidad utilizar este vinagre como un desodorante natural! El vinagre de sidra de manzana absorbe y neutraliza los olores desagradables. Simplemente frote un poco de vinagre sobre sus axilas y éste absorberá y disminuirá los olores corporales. El olor del vinagre se disipará una vez que se seca.

Si bien he enumerado 8 usos del vinagre de sidra de manzana aquí, he escuchado acerca de muchos otros usos creativos, incluyendo el uso de vinagre como agente anti-pulgas y para eliminar verrugas. Solamente he listado cosas que yo personalmente he utilizado en mí misma, ¡pero me puedo imaginar el gran número de otros usos que se encuentran rondando por ahí!

Ally Bacaj

Ally Bacaj es la Especialista en Comunicación del Instituto Gerson. Ally está a cargo del diseño y contenido de nuestro sitio web y escribe, edita y recolecta contribuciones a nuestro blog. Ella también comparte información sobre la Terapia Gerson a través de nuestras páginas de Facebook , Pinterest y Twitter.
Cortesía de The Gerson Institute
Publicado el

¡Benditos brotes de alfalfa!

Brotes de alfalfa

Los brotes de alfalfa aportan riqueza enzimática, fácil digestión y amplia variedad de valiosos nutrientes.

Pero parece que los de alfalfa son los que mejor reputación tienen y tienen fama de ser ¡El mejor amigo de los Huesos!

Por contener grandes cantidades de calcio y fósforo, se convierten en un reconstituyente y reparador de la estructura ósea, así evitan la debilidad y la tan temida osteosporosis.

Al igual que otros germinados verdes, al ser ricos en clorofila, tienen la capacidad de regenerar la células sanguíneas, por eso su importancia en el control de la anemia, favorecer la desintoxicación orgánica equilibrar el pH.

La riqueza de enzimática de la alfalfa germinada, mejora notablemente el funcionamiento digestivo.

Ayuda a detener el sangrado, por su alto contenido en vitamina K, ideal para aquellas personas que suelen tener hemorragias nasales.

Contienen también abundantes vitaminas del grupo B, especialmente niacina, folato y la tan buscada vitamina B12 que se encuentra en buenas cantidades en estos germinados.

De acuerdo al investigador, defensor de los alimentos crudos y escritor  Viktoras P Kulvinskas, afirma que 100 gramos de germinados de alfalfa aportarían 3 mcg de vitamina B12; con estos datos deducimos que se lograrían satisfacer buena parte de las necesidades de este nutriente incluso en los escenarios de mayor demanda que son durante el embarazo y cuando la madre está dando el pecho.

Estos datos son relativos y no hay un acuerdo generalizado al respecto, sin embargo, la alfalfa puede ser junto a la espirulina, la chlorella o los fermentados, una fuente adicional que brinde mayor margen de seguridad en dietas veganas.

La niacina es una vitamina fundamental para los procesos metabólicos de las grasas del cuerpo y el folato (forma natural del ácido fólico) es necesario para un correcto funcionamiento en el desarrollo de las células y en la protección neural del bebe en gestación.

¡¡Estas son entre tantas las bondades que estos diminutos brotecitos de ALFALFA nos regalan!!!

Pablo de la Iglesia

Publicado el

¿Vegetales? ¡Diez raciones al día!

Vegetales: diez raciones al día

Es necesario aumentar el consumo de vegetales.

En la actualidad, la OMS recomienda 5 raciones de frutas y hortalizas diarias, sin embargo un nuevo estudio del Imperial College de Londres concluye que duplicar esa cantidad sería mucho más efectivo en la prevención de enfermedades; se ha calculado que, si esto se lograra, se prevendrían 8 millones de muertes prematuras al año.

Sin lugar a dudas, más allá de cual sea nuestro estilo de vida alimentario, vegetarianizar la dieta incorporando más vegetales -con preferencia de crudos-, menos alimentos de origen animal y, sobre todo, evitando la manufactura industrial refinada, nuestra salud y la del planeta dirían ¡¡¡gracias!!!

¿Qué dicen las investigaciones actuales?

De acuerdo a un artículo publicado en la revista CuerpoMente en Julio del 2017, el consumo de vegetales en unos 800 g al día, permitiría reducir hasta un 24% la enfermedad cardíaca, 33% el infarto, 28% la enfermedad cardiovascular y 13% el cáncer.

Entre las frutas y hortalizas se destacan como beneficiosas citan especialmente las peras, las manzanas, las verduras de hojas verdes, las hortalizas amarillas y anaranjadas y las coles; por supuesto, como siempre afirmamos, mejor si son de cultivo orgánico y diversificamos su consumo.

Una alimentación vegetarianizada, no necesariamente tiene que excluir completamente los alimentos de origen animal, pero si reducirlos en relación a los consumos habituales; esto nos aportará los mayores beneficios de sus principios activos antioxidantes, antiinflamatorios, prebióticos presentes en los vegetales. Y, si los consumimos en crudo, nos beneficiaremos aún más con sus valiosas enzimas.

Vegetales: diez raciones al día

¿Cómo lograrlo?

No es tan difícil aumentar de manera saludable la cantidad de frutas y verduras. Los higienistas recomiendan comenzar el día comiendo fruta; como es sabido, con el estómago vacío esta se digiere y metaboliza mucho mejor.

Podemos repetir con una porción de fruta por la tarde, que puede ser entera, en un batido o una macedonia. Si a este le agregamos una ensalada de vegetales crujientes en el almuerzo y la cena, asegurándonos que esta constituya el 50% de nuestra comida, ¡lo lograremos fácilmente!

Agreguemos porciones de frutos oleaginosos como las nueces o las almendras, cereales integrales y legumbres, y ya habremos vegetarianizado fuertemente nuestra alimentación. Podemos consumir carnes, huevos o lácteos fermentados de buena calidad en pequeñas cantidades si no adherimos a una alimentación vegetariana; si nos lo proponemos, no tendremos inconvenientes en alcanzar un equilibrio nutricional razonable con la moderación y el sentido común como guías.

Más vegetales, menos ultraprocesados

La guía primaria es mayor consumo de vegetales y menos -¡o nada!- de ultraprocesados; para simplificar la ecuación, la recomendación que dice que el 80% de nuestros alimentos deberían ser vegetales y mayormente crudos, aunque no de manera absolutamente excluyente, sigue más vigente que nunca.